25 enero, 2008

Leyendo el Anuario 2008 de Vinos de El País


Yo no he sido nunca muy aficionado a comentar los resultados que, cada año, sacan las guías, anuarios, selecciones de vinos españoles. Y aunque veo que en algunos foros de opinión nuestros, surgen comentarios, tampoco lo percibo como una gran ocupación de los que aquí escribimos en internet. En Italia, por el contrario, una de las grandes épocas de blogs y páginas web empieza con la llegada de las guías, de los premios, de las estrellas o los "tre bichieri", y todo el mundo comenta y critica todo. La única guía que compro periódicamente, por lo menos desde hace cuatro años, es el Anuario de El País. No es que lo considere mejor o peor que otras guías y hay cosas de él que no me gustan: por ejemplo, que concentre mucho el máximo reconocimiento (cinco racimos) en tintos de Rioja o la Ribera de corte muy o bastante parkerizado; por ejemplo, que no aporte los precios de muchos vinos; por ejemplo, que incluya no pocos vinos y bodegas de los que no da valoración alguna.

De las cosas buenas, en cambio, me quedo con que ofrece un panorama amplio y completo de tota la producción española (4000 referencias) que me permite tener una idea bastante rápida de lo que estará en el mercado (o está ya) en 2008; y me quedo con la sensación de que coincidimos en no pocos de los racimos que otorgan. Ello me da una cierta confianza en sus consejos, por decirlo fácil.
De mi primera lectura completa del Anuario 2008 he hecho un listado de compra, un listado que ha tenido en cuenta sólo los vinos valorados (hay otros muchos que me encantan, pero ellos sólo los citan, no los valoran) por el comité de cata y que, salvo un par de excepciones, no superan los 20 euros por botella. Digamos que si entrara ahora mismo en una tienda de vinos que tuviera toda la producción del mercado español (¿os imagináis qué felicidad...?), me gustaría salir con alguno de estos vinos (sigo mi orden de lectura, que es el alfabético por DOs del Anuario; entre paréntesis, pongo el precio):

El Rocallís 2002 (20); Palacio de Bornos vendimia seleccionada 2004 (15); Pintia 2005 (22); Don PX de añada 2005 de Toro-Albalá (13); Lavia 2005 (8); Jorge Ordóñez y Co., nº2 Victoria 2005 (12); Can Blau 2005 (11); Pago de Cirsus moscatel 2004 (16,5); Nekeas Chardonnay Cuvée Allier 2005 (7,8); Albet i Noya La Milana 2005 (15); Clos Martinet 2005 (38); Quinta do Couselo 2006 (8,5); Nora da Neve 2005 (8,5); Montebaco 2005 (13); Enate Syrah 2005 (19,95); Barbara Forés El Quintà 2005 (12); El Rincón 2004 (20); Pago Florentino 2005 (11); Guelbenzu Graciano 2006 (5).

No engaño a nadie: no los he probado todos y mi selección, en parte, se guía por los comentarios de El Anuario. Es probable, incluso posible, que cuando abra alguna de estas botellas discrepe del Anuario, pero ésa es la gracia de nuestras cosas: suele haber tantas cabezas como opiniones...Completan los criterios, como decía, la búsqueda de un equilibrio entre la calidad y el precio y, también, una cierta variedad en tipos de uva, en zonas vitivinícolas españolas y en vinificaciones distintas.

4 comentarios:

Carlos Palahí dijo...

Amic Joan.
Em dones idees per quan vagi a la meva botiga de ví. Tens tota la raó en el que dius i al cap i la fi el que val es anar picant una mica de totes les guies i recomanacions publicades.
Al final el que compta a la vida diaria es la desapareguda pela.
Per cert he fet un copy&paste d'aquesta relació de vins; alguns ja els conec.
Potser qualsevol dia ens animem a publicar una nova guia parlant del que coneixem bé.
Salutacions.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Carlos, te contesto en castellano para que pueda seguirnos más gente!
En realidad lo que he hecho es una lectura muy detallada de la guía, pero sólo he tenido en cuenta para esta selección los vinos que ellos han puntuado, los precios y la variedad de zonas y uvas. Es una selección de cosas que me han hecho ilusión, por así decir y no pocas las he probado ya en añadas anteriores. Es como una modesta "carta a los reyes" postnavideña: yo me compraría esto, tras la lectura del Anuario, e iría probando y contrastando su información con lo que me diera mi cata.
Intentaré hacerlo, por supuesto, y si vosotros hacéis otros listados, pues mejor, porque al ser sensibilidades distintas, habrá variedad.
No he olvidado lo de la cuesta de enero y la supercuesta de febrero: en tiempos como los presentes...hay que tenerlo en cuenta, y casi todo lo que selecciono aquí está por debajo de los 20 euros, que ya es una pasta!!!
Salutacions, company!
Joan

Anónimo dijo...

Sólo con ánimo de indicar una dirección distinta, yo pienso que no da suficiente información, porque la gran mayoría de los vinos que relaciona no están catados. Por lo menos en dos de cada cuatro intentos de búsqueda que he realizado yo no he obtenido respuesta porque el vino no está catado; y eso la convierte en un directorio de bodegas y teléfonos con valoraciones aleatorias, nada previsibles.
No obstante, todo suma, y si sirve para que los consumidores hablen, valoren y compren, su aportación es incalculable. Echo de menos más sencillez en la actitud y en las notas de cata, pero eso es deformación profesional, nunca vinculante por supuesto.
Hablando con un productor me dijo que no enviaba a ninguna guia nacional por que no dan garantías de igualdad de condiciones al aceptar publicidad y catar a botella vista; y que él no está dispuesto a colaborar en eso. Otra bodega de las más renombradas me confirmó esta sensación.

Hace unos años era LA guia de vinos de España; estoy completamente de acuerdo en eso. Pero la publicidad y la consiquiente necesidad de salir a la calle con la edición vendida le resta crédito, a mi juicio, año tras año. La prueba de ello es que cada año está más vacía de racimos; los bodegueros no envían las muestras, vaya... Y el podio es muy parecido cada año,invariablemente están los mismos intocables de siempre; el precio de cada botella, además, está fuera del criterio de nota.

De todos modos a nivel nacional español es la más fiable, eso está muy claro. Pero creo que debe recuperar terreno, ni más ni menos el que ha perdido por avaricia.

Un abrazo fuerte, Joan
Jordi Alcover

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola de nuevo, Jordi!
El Anuario sigue teniendo una parte buena para mí, que es la que ponderaba en mi nota: coincido con ellos en no pocas preferencias. La parte mala es que, en efecto, faltan muchas otras referencias.
Sobre los intrígulis de confección del Anuario, sobre la desconfianza de parte del sector y varios etc., puedo intuir cosas, pero no sé nada de ptrimera mano ni seguro. Así que, en esas circunstancias, prefiero no opinar.
Mi criterio, en casos como éste, es leer y ver, en los vinos donde tengo una opinión formada mía de primera mano, si coincidimos o no. Si sucede lo primero, la guía sigue mereciendo mi crédito. Si no, pues ya no la compro más. Y si leo tonterías, pues también lo digo.
Veremos cómo evoluciona ésta y cómo nos la presentan este año.
Un abrazo!
Joan

Publicar un comentario