30 enero, 2008

Herdade do Esporâo touriga nacional 2003


La Torre do Esporâo es el símbolo de la Herdade do Esporâo (en Reguengos de Monsaraz, un poco al norte de Beja, en la zona sur del Alentejo), una de las bodegas más importantes del sur de Portugal y, casi me atrevo a decir, de Portugal. Con una historia un poco convulsa, que pasa incluso por la revolución de 1975, la Herdade se ha consolidado como una marca que aúna gran producción y, al mismo tiempo, diversidad y calidad. Puede que el vino que he elegido no sea uno de los más alabados de la casa (quizás el que más, el Esporaô private selection Garrafeira), pero a mí me atrae ir probando, ya lo sabéis, monovarietales de distintos países e ir comprobando sus características. Y la Herdade ofrece una atractiva colección de algunas de las variedades más populares en la querida Portugal: entre las tintas, la alicante bouschet, la trincadeira, la aragonês y la nuestra, la touriga nacional, algunas de ellas presentes, también, en las viñas españolas.

La touriga nacional es una de las uvas más populares del país vecino, aunque quizás, hasta hace relativamente poco (hasta la aparición de los últimos clones, vaya) no de las más plantadas. Mis amigos portugueses aportarán el dato seguro, pero creo que la causa estaba en su bajo rendimiento por cepa (es uva muy prolífica y vigorosa, cierto, pero muy sensible también a los cambios climáticos y prefiere, sea en el Douro o en el Alentejo, las zonas más soleadas). Para "compensar" el asunto, esta uva siempre ha sido muy rica en sustancias fenólicas y aporta poderoso colorido y buenos taninos allí donde aparece. A veces, el riesgo de hacer monocastas con ella, como se les llama en Portugal a los monovarietales, es que se "escape" un poco la mano y más que beber, acabe uno masticando el vino y su madera. No sucede así con este Touriga Nacional 2003 de Esporâo. Se trata de un vino cuyas uvas crecen en suelos graníticos y de estrato volcánico, ricos en minerales, en cepas de 25 años de edad media, vendimiadas el 23 de septiembre de 2003. La fermentación se ha realizado en inoxidable a temperatura controlada no muy fría (sobre los 22ºC).


Seis meses en una mezcla de robles francesa y americana y otros seis de reposo mínimo en bodega con la botella completan el proceso: 13,5 %. Conviene abrir la botella por lo menos media hora antes y servirlo "fresco" (sobre los 15ºC-16ºC).
He usado, para beber este vino, la copa Breathable Glass, tipo Burdeos, que me dejó mi amigo Ramon y creo que eso, junto con la media hora, le han sentado de maravilla. Tiene un color muy bello y vivo, casi joven, rubí granatoso de capa media tirando a alta. En nariz y a copa parada todavía, sorprende (¡es un 2003!) una explosión de fruta, con mucha mora, primero, y después la nota de la madera (marcada por un cuero noble de fondo) y, con el vino ya aireado, una gran sensación de aromas secundarios, capitaneada por un bizcocho de frutas del bosque. En boca gana todavía más este vino: sabroso y largo, muy largo, con unos taninos algo secantes (en la parte delantera del paladar) pero redondos y sin aristas. Me parece claro que, aunque no es necesaria la decantación, la copa y el aireado que le da le sientan de maravilla. La poca madera que lleva también está muy bien puesta y no le pesa nada ni en nariz ni en boca. Me reafirma en lo que llevo pensando desde hace tiempo: a este tipo de tintos, si quieres disfrutar de su frutosidad y su vinosidad, dales poca madera y muy equilibrada. Si no lo haces, los años acabarán pasando factura al vino. Apuntalan a este sólido conjunto unos bellos matices de ciruelas pasas, de fondo de cazuela de pipa y de pétalos desecados de rosa y de violeta. Con la copa y algo de temperatura, los aromas terciarios se apoderan del vino y de la nariz, pero lo hacen sin girar la cara a la fruta, de forma elegante. Se trata de un vino que he disfrutado de veras, que me ha devuelto los buenos aires y matices alentejanos y que he comprado por 15 euros en Pura Cepa. Vinos-Delicatessen, una tienda que tiene una buena selección de vinos portugueses y que acaba de trasladarse: ahora les encontraréis en Avda. Mistral 31 (telf. 9332541798), de Barcelona.

La foto del racimo es de Catavino; las otras dos, de la página web de la bodega.

8 comentarios:

Lysios dijo...

Confieso que no he probado este Touriga Nacional 2003, pero sí he podido hacerlo con el Esporao Tinto Reserva 2002 y 2004, y la verdad es que me gustó bastante. Esporao hace vinos fáciles de beber y bien trabajados, lo que sí que es complicado es mantener la calidad que mantienen año tras año, haciendo la cantidad de botellas(unos 5 millones)y vino que hacen: 600Has. dan para mucho, creo yo. De cualquier forma sus vinos siendo profundamente lusos, por las castas utilizadas, tienen el estilo "nuevo mundo" muy marcado, no en balde tienen de enólogo al australiano David Baverstock. Lo que está claro es que Portugal está ahí y su vino, siendo tan cercano, es un gran desconocido para la mayoría de la gente. Una pena, en fin. A ver si con un poco de suerte me hago con el Garrafeira de la Herdade y podemos comentarlo.

Saludos

Roger

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Roger! El Garrafeira, me comentaba ayer mismo Joao de Copo de 3, está a 35 euros aprox. en Portugal, y aquí me temo que si se encuentrá, habrá que echarle no menos de diez euros más. Este TN 2003 está en Portugal sobre los 10 euros, que es un gran precio para este vino, creo.
Y llevas razón, los datos de la Herdade son para echarse a temblar, pero su calidad, ahí está también, y claro está que su enólogo tiene mucha parte de "culpa" en el asunto.
Ahora, que sea australiano o no, ya no sé si tiene mucho que ver con el tema, aunque a grandes extensiones sí están acostumbrados!
Saludos
Joan

Copo de 3 dijo...

Hola

Este Touriga de Esporão consigue tener un perfil muy diferente de el Touriga de Dão o de Douro, te encuentras un vino mas cálido con menos frescor e donde en gran parte la fruta se sobrepone a las flores(violetas).

Esporão tiene en el Touriga Nacional 2001 su mejor Touriga de siempre, e uno de los mejores de Portugal. Este 2003 no es tan bueno como el 2001, pero el 2004 es mejor que este 2003 e casi tan bueno como el 2001.
Otro varietal que me gusta de Esporão es el Alicante Bouschet, intenta el 2004 que es una maravilla.

Sobre la copo de cata, en Portugal la Revista de Vinhos, recomienda para la cata de Touriga Nacional en Extreme, esta copa
http://www.crystalclassics.com/tritan/topten/0010109890.htm

Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

Absolutamente de acuerdo, Joao. De hecho, las violetas tan característica de la TN, apenas se notan en este vino alentejano, más que tras mucha copa y copa. El sol y el clima del Alentejo le dan un "aire" especial a la variedad, sin duda.
Y es un lujazo tener tus consejos sobre los vinos de Esporao. Intentaré, en efecto, que mi próximo sea un alicante bouschet 2004, a ver si lo consigo!
Y miraré la copa, aunque la verdad, para estos vinos confieso que la Btreathable glass que me prestó Ramon ha funcionado muy bien.
Saludos!
Joan

Copo de 3 dijo...

Algo que me gusta e que no lo avía hablado, es que los Esporão Reserva Branco son vinos que te dan una buena cata cuando de su debut en el mercado, pero les viene bien un tiempo de siesta por nuestra bodega.
Ganan una muy interesante complexidad en nariz e boca.

Saludo

J. Gómez Pallarès dijo...

Estaré atento al Private selecion Garrafeira blanco, que parece ser muy interesante, aunque por desgracia no lo he visto en esa tienda ni en Barcelona.
Saludos
Joan

manuel dijo...

¡Horreur!

Amigo Joan, ¿tengo que recordarte esto?

http://blogs.larioja.com/otrabotella/2007/11/23/iberoamerica-cata-6-increible-y-triste-historia-icaro-

El caso es que tu nota positiva de este touriga no dista tanto de mis notas negativas de otros vinos de Esporão elaborados por el australiano o neozelandés en cuestión.

Vamos, que es que trato de ver el vaso medio lleno y no me dan las matemáticas...:-)

Acabo de llegar de Santo Domingo. Una pena que hayamos perdido a Encantadísimo. Me estoy leyendo una semana de entradas en diez minutos.

M.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hombre, Manuel, claroq eu recuerdo tu comentario y el avión en la papelera. Pero creo que para la touriga nacional tienen mejor mano que para la garnacha tintorera. Es cierto que son vinos cubiertos, en que dominan los aromas terciarios, pero este TN 2003 no me pareció malo, la verdad. Ya sabes que lo que pienso lo digo pues somos insobornables!!! Aunque da que pensar otra cosa que apuntas: muchas de las cosas que anoté yo y anotaste tú para la alicante bouschet coinciden, pero mi valoración ha sido una y la tuya, otra y bien distinta.
Seguiremos explorando esos límites!
Joan

Publicar un comentario