12 enero, 2008

Copas y catas


Cuando vas a una cata organizada por profesionales en un ámbito profesional, esperas encontrar las copas adecuadas para los vinos que tienes que catar. Cuando no sucede así, suele ser habitual encontrar modelos, de distintas marcas, de lo que llamamos "catavinos": una copa estándar, que tiene que ser fabricada siguiendo unas normas precisas en cuanto a sus medidas, que tenéis relacionadas en la columna de la derecha de este cuaderno ("Vinos de los que hablar..."). Pero todos, buenos "amateurs" del vino que en este mundo somos, hemos hecho y hacemos muchas catas entre amigos o en grupos de cata más o menos estables, para las que casi siempre llevamos nuestras copas. Eso suele ser un problema. Y os hablo, claro, de mi experiencia personal. Un problema porque hay que transportar las copas: uno es "manazas" (mis amigos lo saben bien) y hasta que no encontré la maleta adecuada para transportar las copas con seguridad, no paré tranquilo. Y un problema mayor, el principal porque las copas catavinos (las más fáciles de transportar y de las que siempre llevo algún ejemplar) no pueden ni saben oxigenar adecuadamente los vinos. Y no es inhabitual, en las catas informales, que un vino X haya sido abierto muy tarde porque el amigo Z que lo traía llegó también tarde...

o que el vino Y haya sido decantado una hora cuando, a lo mejor, le convenían tres. Tras mucho mirar y comprobar, y tras hacer no pocas pruebas (la última, en la noche del viernes, con unos amigos en una cata de rieslings, uva delicada donde las haya para el tema del decantado y la oxigenación), lo que más me convence de cuanto conozco son las copas de la casa Mikasa. Su serie Open up incluye distintos modelos, pero los que tenéis en el collage superior son ideales para este tipo de encuentros, en que las necesidades de servicio se multiplican por "culpa" de la variedad de vinos y de oxigenaciones requeridas: el modelo "tasting" y el modelo que ellos presentan para blancos con madera son, para mí, ideales como comodines para catar cualquier tipo de vino en las condiciones mínimas exigibles, sobre todo si sé que no voy a poder llevar o no voy a encontrar todas las copas ad hoc. Están hechos con Kwarx (marca registrada), un material que tiene una característica fundamental: es acromático, transparente absoluto. Hicimos la prueba con algún amigo y alucinábamos al ver cómo "cambiaba" el color de un riesling en su copa o en la mía. Además, la forma de la serie Open up favorece una mayor y más rápida oxigenación. Es evidente que soy partidario de hacer las cosas bien y con tiempo, pero en este tipo de catas no siempre es posible y todos lo sabemos. Estas copas te permiten (¡y volvimos a comprobarlo con los rieslings!) que los vinos, incluso con las decantaciones preceptivas, se "abran" antes y emitan sus aromas y sabores con mayor nitidez.


Quede claro, además, que si una cosa me apasiona en este mundo del vino, además del vino mismo, son las copas en que lo bebemos y los decantadores en que a veces lo servimos. Es una cosa casi compulsiva: me atraen, me apasionan, me gusta ver cómo sus diseños se adaptan a aquello que tomo y me transmiten sus mejores cualidades. Si no fuera por el dinero y por el espacio, tendría la casa llena de miles de copas y de decantadores. Así es que no me considero "sospechoso" de hacer las cosas a la tuntún ni de menospreciar el valor intrínseco que tiene el poder tomar un vino en la copa más adecuada par él. Pero a la espera de poder hacer pruebas con las nuevas series de Breathable Glass (ya tengo localizada la tienda en Barcelona que las vende), cuando voy a catas del tipo de las descritas, un par de catavinos y un par de Mikasa de la serie Open up siempre van en mi maleta.

28 comentarios:

VadeBacus dijo...

Hola Joan, no tuve oportunidad y lo hago ahora de preguntarte dónde las compras, esas mikasa para blancos con barrica o con necesidad de rápida oxigenación.
Un abrazo
CarlosGonzalez

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues creo que las tienen en varios comercios, pero éstas (y estuve allí durante las fiestas y tenían) las compré en Vinçon, en el Paseo de Gràcia de Barcelona.
Saludos!
Joan

Olaf dijo...

Yo las probé en una cata y tambien me gustaron mucho. Quiza la forma no sea la mas bonita, pero realmente abren muy bien los vinos. Las tengo en la lista de espera para cuando quiera darme un capricho. Ademas son muy resistentes.
Saludos

Olaf

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues to incluso te diría, Olaf, que la forma también me gusta: atrevida, nueva y pensada para llevar a cabo aquello que se busca. Además, como tú dices, el Kwarx es un material muy resistente y que se lava de fábula, sin dejar marcas. A las pruebas me remito: en mi última cata, entre en la casa lloviendo a cántaros, llevaba zapatos con suelas de goma, bajé unas escaleras, resbalé, me pegué un buen trompazo y, lo peor, caí (188cm + 85 kg) sobre la maleta de las copas. Las Mikasa salieron de la maleta tan campantes!!! mientras que una catavinos de Schott (que me gustan mucho también) se rompío.
Saludos
Joan

Gildas dijo...

Hola de Francia Juan,
Para la catas, utilizo quasi todo el tiempo los Spiegelau "Expert" que son adaptados para todo tipos de vinos. Ademas, no estan caros.
Los Mikasa "Open Up" son buenas copas para los vinos jovenes. Y el design es simpatico.

Saludos, y feliz ano nuevo !

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Gildas, saludos y feliz año también a ti y a los amigos y colegas franceses!!!
Las Mikasa open up, como yú dices, tienen un diseño que me gusta, la verdad, por algo rompedor y que está en línea, además, con el de otras marcas recientemente.
La ventaja que les veo sobre las Expert es que si bien ambas se adaptan a muchos tipos de vino, las open up, cuando es necesario, ayudan a abrir antes un vino.
Tengo que encontrar un rato para ir a comprara lgunas "Breathable Glass" y hacer pruebas, a ver qué resulta. Tengo gran curiosidad por ellas y veo que nadie, por ahora, comenta nada de ellas.
Saludos!!!
Joan

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Hola Joan,
Vaya por delante que no soy ninguna experta en geometría de copas, aunque soy consciente de la importancia que tiene, y que nunca he catado con unas Mikasa Open Up.

De lo poco que sé sobre el tema, he deducido que la parte más importante o la que más influye es la obertura superior de la copa. También la altura del fuste y de la tulipa. En cuanto a que tengan una base más o menos ancha, creo que hay vinos que la necesitan más ancha, como los borgoña o los riesling que dices tú, y otros que la necesitarán más estrecha, los espumosos son el ejemplo más evidente, pero quizá también otros vinos que una fuerte oxigenación los pueda echar a perder.

Seguramente, el hecho que la base de las Open up sea convexa nos choque y nos sorprenda, pero al mismo tiempo, puede que en realidad no se perciba diferencia alguna entre una copa con base cóncava y otra con base convexa si al final la obertura es la misma.

Yo como tú, ni por espacio ni por dinero puedo permitirme tener una cristalería muy extensa, y lo que hago es experimentar. Por ejemplo, con los tempanillos de la Ribera de no más de 7 u 8 años, la copa que mejor le va de las que tengo es una Spiegelau para blancos alta y cerrada de arriba, por que concentra mucho mejor la fruta. Sin embargo, ayer con un Petrea blanco, le sentó mejor una para los tintos, la Riedel Borgoña, que la de blancos.

Por otra parte, mi experiencia en el diseño de páginas web, me dice que el diseño en sí mismo no sirve nada y que, si no está bien planteado, muchas veces no hace más que entorpecer. La finalidad del diseño debe ser la de facilitar o mejorar el acceso a los contenidos y si luego resulta que además es atractivo, pues mucho mejor.

Salut!
Pilar.

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Ah! En cuanto a copas y resbalones...

La nochevieja del 2004, bajaba yo por unas escaleras con una copa de cava en una mano y una botella de Juve Camps en la otra, cuando me caí escaleras abajo. Adivina qué fue la única cosa que se rompió…

¿Lo has adivinado????

Mi cóccix!!!!!!!! Vamos, la rabadilla, el hueso sacro...

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Pilar, a mí en primer lugar, lo que le pidoa una copa de vino o a un decantador, es que me guste, que me atraiga, casi que me emocione...si consigue esto, tiene mucho ganado para que siga con los otros elementos del asunto. Y a mí, la forma de las Mikasa me va. me guta y me atrae, desde la primera foto que vi.
En segundo lugar, coincido contigo en que la forma, sin más y per se, no tiene sentido en el mundo del vino. No voy a poner ejemplos, pero aquí la forma tienen que estar supeditada a un uso determinado. En el caso de las open up, como su nombre indica (y por eso suelo llevar alguna cuando voy de catas por ahí), la forma facilita la aireación y el que los vinos algo cerrados se abran antes.
No hay más. Cuando estoy en casa o cuando estoy en sitios con copería abundante, mi tendencia es, siempre, a intentar utilizar la copa adecuada para el vino que quiero beber o que se me propone beber.
Y finalmente, de tus experiencias recientes se deduce otra cosa clara: que una copa esté diseñada para burdeos, no quiere decir que no pueda servir para ciertos blancos con madera, por ejemplo. En esto, como en todo, vaya, no hay como experimentar. Es verdad que el métyodo científico de "ensayo-error-acierto" puede ser doloroso si te "cargas" la degustación de un vino, pero es necesario a veces para saber hasta dónde puedes llegar.
Y yo, en catas "viajeras", ya digo, he llegado a la conclusión que he escrito.
Por supuesto, estoy hablando de catas con distintos tipos de variedades y de añadas y zonas. En una cata vertical de prioratos, pues llevaré sólo copas de un tipo, ya se entiende, vamos.
Saludos de nuevo, también a tu santo...
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y sobre mi caída, la verdad es que tras el susto inicial de la tropa, no tanto mío porque ya vi que no me había roto nada, el cachondeo se adueñó de la mesa, y cada subida y bajada mía por las escaleras sin tropezón era celebrada con alborozo por unos que se dicen "amigos"!!!
En fin...no cayó el coxis, pero sí un codo inflamado, un tobillo maltrecho y un buen ratillo en la cata (ya lo notaron mis amigos, ya) en que estaba muy, pero que muy patoso!!!
En fin...que no podemos hacernos viejos, Pilar!
Joan

Oscar Gallifa dijo...

Que grande eres Joan, aunque a veces no haga falta tanta longuitud!! :-))))

Me alegro que al día siguiente pudieras levantarte de la cama sin ningún problema debido a la caida.

Ya es mala suerte, para un día que llueve...


Saludos y hasta pronto!


Oscar G. (Vadebacus)

Calamar dijo...

Una caida muy digna Joan, pero que muy digna!!! ;-))

Las catas serían muy aburridas sin esas animaciones previas. En fin, veo que la cosa no ha provocado lesiones graves y eso es lo principal.

En cuanto a las copas, yo suelo llevar para las catas unas Riedel Restaurant, valen relativamente poco dinero, y a pesar que no son muy finas (el vidrio y el tallo son gruesos) van muy bien para todo tipo de vinos. Esa versatilidad es la que busco para llevar en la maleta de cata.

Pilar, vaya mala suerte tienes tu por Navidades, chica, recueradme que no me acerque a tí por esas fechas ;-))

Un abrazo,

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Hola Joan,

Debo reconocer que a mí las cosas me entran por la vista. Para mí es muy importante que las cosas sean bonitas, atractivas, llamativas, rompedoras... pero cuando me pongo en plan racional, como en el trabajo, debo primar la funcionalidad.
Hablo en genérico y no me refiero a las Open Up, que si están concebidas para una función concreta, seguro que la cumplen.

En cuanto al resbalón, me alegra saber que no te rompiste nada y que te permitiera disfrutar de la cata.
Ahora ya han pasado las fiestas navideñas, pero como bien dice Calamar, tengo el gafe durante estos días. No es la primera vez que me quedo sin nochevieja, pero este año además me he quedado sin celebración de cumpleaños.
Sin embargo, no creo que sea contagioso, el gafe me refiero, la gripe intesninal sí lo es, y de hecho fue un regalito de Jose ;-))

Salut (que no falte)!!!
Pilar.

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, Oscar: entiendo que te refieres a la talla!!!
Del resto, todo perfecto salvo ese castañazo que me dejó algo descolocado como quedó bien patente en mi descoordinación física: no me cargué nada de milagro!!!
Hasta pronto y gracias por la hospitalidad!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Sí, Calamar, aunque quizás esas Riedl no abran tanto el vino como las open up. pero en fin...lo importante es que cada cual se sienta cómodo con el "instrumental" que lleve!
Un abrazo y para adelante!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

No entendí bien, Pilar! ¿Así que esta caída y demás ha sido en estas Navodades? Si es así, lo siento mucho y quizás sea ésa la explicación de por qué has estado algo alejada de los foros...
En cualquier caso, y con más fuerza, que tengas un mejor año, desde ya!!!
Y en cuanto a buen diseño y funcionalidad, creo que estas copas que llevo son una buena combinación de ambas cosas. Para los espumosos, en cambio, no sería tan tajante: mis experiencias previas con las Mikasa de espumoso son algo desconcertantes y no siempre estoy seguro de su buen resultado. Aquí, temo que el diseño es mejor que su función.
Saludos y aúpa!
Joan

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Hola Joan,
Creo que lo entendiste bien a la primera... este Calamar lo ha liado.
La caída fue hace años, esta vez ha sido la gripe intestinal, pero otras resfriados o demás. En fin, de todo menos la lotería!!!!
Salut!
Pilar.

Por cierto, supongo que tardaremos en leer notas más detalladas sobre el encuentro, los vinos lo merecen.

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Perdón, quería decir que "no tardaremos"... espero.

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya me parecía a mí...en fin, no es menos cierto que la gripe intestinal te habrá dejado a dieta y sin poder probar vinos no pocos días. A ver si recuperas el tiempo perdido!!!
Sobre las notas y los vinos catados: confieso que venía de una semana muy cansada para mí, con un viernes de gran tensión (por temas particulares, no de trabajo) y que me tomé la cata con un gran relajo. Apenas tomé notas, no hice ni una foto...en fin, un desastre que arreglarán Calamar, estoy seguro, y los anfitriones presentes, que de hecho ya han puesto (em Vadebacus) un sumario de lo tratado.
Yo quizás hablé de uno o dos vinos, pero vaya, me relajé (castañazo incluido) y apenas escribí. Me lo pasé bien, sin más!!!
Saludos
Joan

Isabel Yaiza dijo...

Pues Joan, es cierto que la estética es importante para todo y sobre todo para disfrutar de un vino con todo los sentidos, así que tomo nota del material y modelos. Enhorabuena por las fotos, ese bodegón de decantadores me encanta.
Saludos
Isabel

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias por tus palabras, Isabel, y estamos de acuerdo: allí donde se unen funcionalidad y buen diseño, el vino se disfruta más! Cuantos tragos tomados por esos mundos lo han sido más a disgusto por culpa de las copas...
Muchas de las fotos del blog son mías, pero cuando cito a una casa comercial (como es el caso de Mikasa Oenology) y pincho su enlace, suelo usar sus propias fotos. Para ser honestos, pues, el collage superiro es mío, pero el bodegón con los decantadores es de la casa Mikasa.
Saludos
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

¿Que tal Joan?
De acuerdo contigo sobre estas copas de diseño tan peculiar y que si te atreves las puedes golpear, pues no se rompen.
Las tenemos en Cella Vinarium, de hecho el modelo tasting es el que regalamos en el Salón del Vino que se organiza cada año.
Son excelentes para la cata y muy atractivas. No te pierdas los modelos de espumosos.
Un saludo.

Herr Direktor dijo...

Hola,

yo hace tiempo, motivado por Michael Wöhr, a su vez motivado por Andrés de La Cigaleña, ya probé estas copas y realmente cumplen con los efectos prometidos.

Creo que el importador es Casa Delfín pero es cierto que a nivel de venta al detall las compré en Vinçon.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola La Guarda!
me alehra per que compartimos gustos y preferencias con Cella Vinarium! Y tengo también las copas para espumosos, pero sobre éstas no estoy tan seguro que vayan tan bien como las otras mencionadas. Me queda alguna duda, sobre todo en nariz, ante espumosos con mucha crianza... Y mira que las he probado ya veces, pero todavía tengo dudas sobre se diseño en concreto.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

También las tenían, Herr, en una tienda de la C/ Roselló de Barcelona, cuyo nombre no diré porque ya ha cerrado: tenían todo para la cocina y también multitud de cosas para el servicio del vino.
Joan

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Hola Joan,

Para redundar un poco más en el tema de las copas.

He visto que la casa austríaca Riedel tiene una serie llamada Vitis (en otras partes he visto que la llaman "Nova"), que son muy parecidas a tus Open Up.

Saludos,
Pilar.

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, Pilar, a eso se le llama "bench marking", o pilla lo que puedas de los que lo hacen mejor que tú!!!
Gracias por el comentario.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Por cierto, acabo de comprar dos copas "catavinos" de Breathabel Glass!!! A ver qué tal se dan!!!
Joan

Publicar un comentario