06 diciembre, 2007

Slow Vitis '07: una crónica


No pretende esta nota ser un comentario exhaustivo de la espléndida y excitante jornada que vivimos anteayer en el Convent dels Àngels, ni tan siquiera pretende ser la única. Al estar plenamente involucrado en la organización desde el principio hasta el final (y quiero agradecer al staff de Slow Food, Daniele, Rosa, Chiarina, Albert, Víctor, Marco, Jazz..., que me permitieran aportar mi grano de arena), me es muy difícil despegarme de las sensaciones vividas y hacer un comentario desapasionado del asunto. Creo que Slow Vitis es un acontecimiento bien pensado, con unos objetivos claros (pequeñas bodegas que privilegien uvas autóctonas en sus productos) y con un público fiel, pero potencialmente mucho más amplio. Creo que estuvimos a la altura de la calidad, tesón y empeño de las bodegas que nos acompañaron y creo que, entre todos, bodegueros, fad food (Giovanni Zanzi a la cabeza) y organización, supimos dar una buena tarde de conocimientos, de conversación, de buen vino y buena comida, a los amigos que se acercaron al Convent dels Àngels. No me gusta medir el éxito por la cantidad, sino por la calidad: fueron, más o menos, unas 140 personas las que estuvieron con nosotros y de la charla con ellos, me llevo la impresión clara de que estuvieron muy cómodos y conocieron cosas que no habían probado antes. Lo más importante, quizás: se empaparon de un cierto "slow food and wine way of life", que sé bién qué es (¡porque lo practico!) pero no me atrevo a definir, pues puede haber muchas interpretaciones y variantes del mismo. Los que estuvieron saben bién a qué me refiero y los que (muchos por desgracia) quisieron venir pero no pudieron, saben que tendrán una tercera oportunidad el año que viene. Ese fue el compromiso de Slow Food ante los asistentes; ¡¡¡tendremos Slow Vitis'08!!!


Estuvimos arropados por unas excelentes tapas / platillos (la relación la podéis leer a vuestra derecha), en las que creo que también intervinieron los amigos de Tacabanda, de las que destacaría el chupito de calçots, sabroso y delicado; un dadito de "trinxat" de la Cerdaña y el montadito de queso mallorquín con mermelada de cebolla. Se me hace muy complicado, por lo demás, empezar a destacar algunos vinos y espumosos de la amplia oferta que nos presentaron nuestos bodegueros. Por desgracia, no tuve ni tiempo de probar todo, tanta charla medió entre cata y cata. Pero de lo que pude probar en conciencia, destacaría algunas cosas: el espumoso rosado de merlot de Sergi Colet, mucho más asentado tras cinco meses de botella, con aromas de zarza y frutillos rojos y una burbuja más integrada, muy cremoso en boca; el espumoso de crianza del celler Carles Andreu, con una nariz de tostados, mantequilla y pastelería muy rica; la malvasía vinificada en seco del Celler "La Serra", de la Vega de Ribes (Sant Pere de Ribes), un blanco con aromas de pino y de Mediterráneo (muy a tener en cuenta);


el prioratino Triumvirat 2005, de Terra de Verema, un casi monovarietal de cariñena con barricas de segundo año, que avanza lo que será, creo, una nueva tendencia en mi DOC de referencia; el ecológico sin madera de Bodegas Cueva, del que hablaré con más calma otro día; un siempre redondo y satisfactorio Les Alcusses; el ecológico de Genium, más delicado que en añadas anteriores; los explosivos, frutosos, impresionantes Mas Doix y Salanques 2005, recién embotellados (años de botella para el primero); y el gran descubrimiento para mí de la noche: el monovarietal de trepat del Celler Carles Andreu (DO Conca de Barberà), un vino casi borgoñón, prodigio de fineza, de acidez y volumen en boca, que dará que hablar, por calidad y por precio. Intentaré, por supuesto, seguir comentando cosas de los otros vinos y bodegas presentes, pero mi noche no dió ya para más. Y casi pediría a los amigos, críticos y escritores de vinos, que estuvieron presentes (¡muchas gracias por vuestro apoyo y presencia!), que amplien y comenten, al hilo de esta presentación, lo que les parezca oportuno.

Yo me retiré cansado, exhausto, tras siete horas en pie (con dos breves pausas de 10 minutos), pero también satisfecho. Creo que entre todos conseguimos pasar un buen rato, presentamos a grandes "pequeños" bodegueros con sus mejores ilusiones y productos, cenamos bien y la gente supo captar e interpretar a la perfección el ritmo y aire que tienen que impregnar acontecimientos como éste. Me dio, a ratos, casi la sensación de que angelotes como los de la última fotografía, habían estanto pisando el mosto para nosotros y que su manera alegre y distendida había sido transmitida, a través del vino por supuesto, a los huéspedes que estuvimos en su convento el anochecer del 4 de diciembre del año de gracia de 2007. Por muchos años. Así sea.

24 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Hoy tenia pensado publicar alguna cosa pero he esperado que uno de los grandes anfitriones fuese el primero en comentar la jornada, una vez sucedido esto, espero poder tener unos minutos para comentar la jornada aunque ya adelanto que mis impresiones son coincidentes en muchos vinos que comentas y otros que omites.

Una jornada interesante que permitió a algunos de nosotros conocernos.

Ya me como están ese par de cosas de "Navarra".

Un saludo

elbaranda dijo...

Lástima que nos pille tan lejos.
Excelente iniciativa que me ha puesto los dientes de sable.
De lo que comentas conozco los cavas de Sergi y Les Alcusses. El resto me es desconocido, pero anotados quedan, sobre todo el vino de Celler Carles Andreu.
¡A la busca y captura!
Y tú Joan, a descansar ;-
Saludos,
Mario.

J. Gómez Pallarès dijo...

Será un placer, David, completar mis impresiones con las tuyas. Y llevas razón: una de las cosas bonitas de la jornada, aún no siendo un propósito mío, fue que casi se convirtió en un pequeño encuentro de "wine bloggers". Algún día tendremos que montar una convocatoria, quizás alrededor de una buena cata, como hacen los gastrónomos gallegos alrededor de sus ya famosas Xantanzas.
Dejaré descansar unos días lo de Navarra: marcho mañana a Francia por unos días y a la vuelta, me pongo a ello.
Gracias por venir y por todo, David!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Amigo Mario, cuando hable en exclusiva del vino de trepat del celler Andreu (tengo una botella ya preparada para ello), daré los datos de compra porque esta bodega vende sólo por correo o a travéd de sus ventas a las visitas de la bodega. Quedando su bello pueblo, Pira, un poco a trasmano, su canal ideal (¡y les funciona muy bien, comentaban) es la venta por correo y mensajería.
Y ya ves, de descansar nada: mañana voy a Montpéllier por unos días. A ver si pillo algo interesante que contar!
Saludos cordiales!
Joan

encantadisimo dijo...

Joan, me disgustan las ferias de vinos pero coincido contigo en que esta estuvo bastante bien. Un lugar con encanto y la ausencia de aglomeraciones tuvieron bastante que ver en ello.

Probé más vinos de lo que se entiende como razonable en una tarde y, desde luego, no tantos como para hacer el pleno (eso hubiera sido una exageración). En cualquier caso coincido contigo en la bondad del monovarietal tinto de Trepat de Carles Andreu y en la excelencia de la malvasía de Celler La Serra, por mencionar los que más me gustaron entre los que desconocía.

La propuesta sólida no me gustó nada. Me pareció errática en el tiro y deficiente en resultados, pero no entraré en detalles para no dinamitar el post. Quédate con la copla de que pasé un rato ameno y que el tema organizativo me pareció bien resuelto.

La Guarda de Navarra dijo...

Cualquier esfuerzo y sacrificio es poco si practicas lo que tu comentas del VINO COMO MODO DE VIDA.
Acabo de alegrarme en el blog de O´Baba por que los bloggers se conozcan y ahora me repito en mis sensaciones y afirmaciones.
Felicidades por la experiencia, y que se repita.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues muchas gracias por el comentario positivo y por el negativo, Encantadísimo. No es literatura y, aunque no nos conzcamos demasiado personalmente, ya sabes que aprendo de lo que hago bien y de lo que hago mal. Y como miembro de la organización de Slow Vitis'07 tomo buena nota del tema sólido. Yo creo que, en el plato en su conjunto, hubo cosas interesantes (las que he señalado me gustarom como individualidades), pero creo también que no había una trabazón entre los platillos / tapas. Habrá que meditar sobre eso en el futuro, sin duda.
Sobre las ferias, mis compañeros habituales de cata saben que me saturo también con rapidez. Ya lo he dicho más de una vez. En nuestro caso, me parece que un hilo conductor bien resuelto en la selección de las bodegas y un número de entre 12 y 15 como máximo, pueden dar una buena medida de una propuesta "diferente",que tenga aceptación en el público especializado (sabe que va a buscar cosas no fáciles de encontrar en una feria convencional) y en el que va a pasar un buen rato, sin más pretensión que eso (como si fuera poco). Creo que eso estamos camino de conseguirlo.
Por lo demás, me alegra constatar esa coincidencia en algunas de las cosas que más nos gustaron y, por supuesto, me alegra que aceptarais la invitación de Sergi y nos acompañarais.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias por tus palabras, La Guarda. Creo que, en la línea de lo que dices, una cosa muy interesante fue poder comentar personalmente con algunos de los que solemos encontrarnos telemáticamente aquellos vinos que más nos llamaban la atención, contrastar opiniones en un ambiente agradable y distendido. Como amante del vino, sin más, y ya al margen de la organización, éste fue un elemento claramente positivo para mí.
Y sobre ese modo "lento" de ver y vivir la vida, el vino y la comida, creo que muchos de los que estamos ene sto por pasión, lo vemos sustancialmente igual. Esto nos hace algo más próximos,a pesar de las geografías, de las culturas y de los gustos necesariamente diversos.
Ya sabes, ahora toca pensar en un encuentro de escritores de cuadernos de vinos más ambicioso.
Saludos
Joan
PS. Por cierto, un amigo común me ha pasado un par de botellas de Zubiola 2005. Un buen reposo y pronto pasearán por aquí!

javi... dijo...

Efectivamente, los "dientes de sable", como dice Mario. Qué hambre y qué sed me han entrado de repente. Lo bueno para los que se lo perdieron es que habrá próximas ediciones.
un saludo.
www.vinogusto.com/blog/es

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Hola Joan,

En primer lugar felicitarte a ti y a todos los que participasteis en la organización del evento, que para mí fue impecable. Estamos de acuerdo en que todo se puede mejorar, pero esta ha sido de lejos la mejor presentación de vinos a la que he asistido.

Personalmente no le presté demasiada atención a la "parte sólida" por que, entusiasmada con la conversación que emanaba de cada copa de vino, lo fui dejando para lo último cuando ya casi cerraban.

El entorno me pareció magnífico (amén de que está al lado de casa), con espacio para moverse, charlar, descansar, reflexionar...

Sobre las bodegas; el número justo para no llegar a la saturación, aunque yo tampoco alcancé a probarlo todo; la elección muy acertada, tanto por las que ya conocía, Colet, Doix, Celler del Roure, como por las que me distéis la oportunidad de conocer ese día, Carles Andreu, Terra de Verema y La Serra. En los nuevos para mí, veo que la voz es más o menos unánime.

El trepat tranquilo de Carles Andreu es un magnífico contrapunto a los tintos que el mercado nos tiene acostumbrados y, a la vez, sometidos. Sin entrar a valorar calidades, ni de este (que sin duda la tiene) ni de los demás tintos “opuestos” (para entendernos), creo que tiene que haber tintos para cada momento y ocasión, y este vendrá a rellenar un hueco que cada vez se me hacía más ancho.

Sobre la carinyena prioratina de Terra de Verema, felicitar a Ramón por esta primera añada, promete mucho.

Por último, recién aterrizada de Canarias, me sorprendió gratamente la malvasía de Vega de Ribes. Tengo todavía muy frescos en la memoria los blancos de Lanzarote, aromáticos, pero parcos en la boca, con poco cuerpo, y esta malvasía me la llenó completamente.

Felicidades de nuevo y a mejorarlo si se puede.

Salut!
Pilar.

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Por cierto,

Sólo lamentar un hecho. El de no haber llegado algo antes para conocer y saludar a otros bloggers que también estuvieron presentes y que, sin embargo, no pude coincidir con ellos. Espero y deseo que hayan nuevas ocasiones.

Saludos,
Pilar.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues en efecto, Javi, esperemos que la voluntad de los organizadores se una a la de los que aportaron patrocinio o financiación y todos veamos, como ya manifestamos, necesario y bonito realizar una tercera edición de Slow Vitis.
Creo que la "marca" y lo que significa ya está lanzada y vale la pena mimarla.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya sabía yo, por tus comentarios, que en cuanto llegases a la malvasía de Sant Pere de Ribes, te sorprenderías, sobre todo por venir de donde veníais. Esa malvasía tiene algo especial, en efecto, y vale la pena conoverla. por algo es un Baluarte de Slow Food.
Por lo demás, creo que coincidimos en los comentarios básicos: número de bodegas, valor de la selección y del lugar (problema: ¿crecemos, cómo, dónde?) y vinos nuevos que la gente quiere conocer.
A ver si algún otro colega, de los que no llegaste a conocer, apunta alguna otra novedad interesante. De los que comentas no creo que haya mayor discrepancia!
Gracias por venir!
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y sobre lo de los bloggers, pues la idea ya está lanzada: a ver quién la recoge y la materializa!!!
saludos
Joan

albertobilbao dijo...

Joan, el otro día se celebró en Bilbao un certamen llamado "Algusto", con la filosofía del Slow food, probé el malvasía del Garraf, que en efecto es baluarte y me gustó muy poco, me pareció un vino poco elegante, muy plano
Saludos

Carlos Rodriguez dijo...

Joan, simplemente felicitarte por estar en la organizacion y por los comentarios que leo creo que habeis aprobado con nota.
Un pena no poder coincidir en estos eventos.
Saludos
Carlos

Víctor C. dijo...

Hola Joan, sólo comentar que fué un placer encontrarnos por ahí unos cuantos.

De lo probado confirmarnosotros el Trepat de Carles Andreu, y la Malvasía fueron también para mí sopresas francamente positivas...

Sobre la filosofía explicada me parece acertada, así como la comodidad en sí de la cata, con zonas con sofà, y quizás también influyó la suerte en que la afluencia de gente rayó la justa medida...

Enhorabuena, y satisfecho de haber acudido.

Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas grqcias, Victor. Tu presencia fue un plqcer y poder co,entar las cosas contigo, una garantia para mi. Hoy en Frqncia ando; bien desde hace dos dias. Por la noche ya en Barcelona.
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Alberto, no tengo ahora tiempo de contestar con calma tu comentario.
Lo hare por la noche
Joqn

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, Carlos, por tus palabras, y espero que en el futuro poda,os coincidir; sea en casquerias; sea en ferias!!!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y perdonan las faltas tipográficas en las tres últimas respuestas: estaba escribiendo desde Francia y los teclados franceses son, literalmente, incomprensibles para mi cabeza y mis manos.
En fin, Víctor, que el placer fue mío de poder degustar y comentar sentados cómodamente algunos de los vinos interesantes de la noche!
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y ya con más calma, Albertobilbao, me temo que en esto no coincidimos. Esta malvasía me desconcertó, lo confieso, pero no porque no tuviera volumen en boca sino por sus aromas: parecía que saliera de debajo de un matorral del Garraf, entre pinos y resinas!!! Unos aromas muy curiosos para una malvasía vinificada en seco y que NO ha tocado la madera en su vinificación.
En boca tenía volumen, la botella que caté, una buena estructura y un posgusto bastante en la línea de lo olido a copa parada. Eso sí, NADA que ver con las malvasías en seco buenas de lanzarote, que también las hay (pronto hablaré de una de ellas, de la que hoy he abierto una botella para unos langostinos...hummm!!!).
saludos
Joan

chiarina dijo...

hola joan
intervinieron en la comida los amigo del mamiteca, no del tacabanda. aunque fabrizio pasó por allí, fue para catar no para cocinar! al tacabanda vamos a cenar el proximo lunes, te apuntas? chiara

J. Gómez Pallarès dijo...

Vaya, vi a Fabrizio y oensé "Tacabanda"!!! Corregido queda gracias a tu intervención, Chiara.
Por desgracia, los lunes es dia NEFAS para mí, en cuanto a vida personal y particular y gourmand: me debo a temas de transporte familiar hasta casi las 10 de la noche. Me sabe muy mal pero no podré acompañaros, y eso que Tacabanda es de mis sitios italianos de preferencia!
Un abrazo
Joan

Publicar un comentario