14 diciembre, 2007

Pétalos sobre Pétalos 2006


En una cadena de acción-reacción absolutamente inusual y que habla a las claras del creciente peso que este medio de comunicación (el "blog" sobre nuestros temas) tiene, el comentario que hice en su momento sobre Pétalos del Bierzo 2006 ha tenido una "guinda" que no puedo dejar de compartir con vosotros. Yo he tomado ya mis tres botellas de Pétalos 2006 y me ratifico en la sensación que me produjo la primera catada, que fue la que motivó la nota. A esta nota siguieron no pocas reacciones de lectores, muchos de ellos también escritores de "blogs", que habían tenido más bien frustrantes relaciones con añadas anteriores de Pétalos. No pocos decidieron comprar, a partir de lo aquí leído, la versión 2006 y ha habido, como es habitual, comentarios y reacciones para todos los gustos. La que motiva, con todo, esta nota mía de hoy, es el de Manuel Camblor quien, en La Otra Botella, y dentro de la relación de botellas consumidas en su casa durante el mes de noviembre (Manuel!!! Quiero alquilar una habitación ya!!!), aportaba su punto de vista a Pétalos 2006.


Hasta aquí todo normal, pues es buena costumbre de los que nos dedicamos a esto, leer lo que escriben los demás y si es menester, opinar. Lo extraordinario es que, por una vez, se ha roto la falta de transparencia de una bodega, ante su sistema de trabajo, ante su método de vinificación, etc. Y es extraordinario porque Oscar Alegre, comercial de la bodega, ingeniero técnico agrícola, enólogo y sumiller por la AIS y, por encima de otras cosas, enófilo, reaccionó a los comentarios y aportó información veraz y de primera mano. Voy a transcribir algunas de las informaciones que aporta Óscar porque son de dominio público ahora y porque ayudan a entender de verdad qué hay detrás de este vino (más allá, por supuesto, de que todos sigamos opinando lo que sea sobre si nos gusta más o menos y por qué), pero la reflexión general está ya hecha, por lo menos para mí: deseo que las bodegas entiendan que la mejor forma de acercarse a su consumidor, sea cual sea su nivel de apreciación, es ser transparentes y ofrecer información (no digo toda, tampoco soy ingenuo y sé bien que cada maestrillo tiene su librillo...) para que la gente entienda, si así le apetece hacerlo, un vino.

"Ricardo (Pérez) es el viticultor que hace los vinos del Bierzo y efectivamente Pétalos puede que sea el vino más de bodega de los 7 que se elaboran allí. Bueno 7 se comercializan aunque elabora más de 40 vinos diferentes todos con mencía 100 provenientes de casi 200 pequeñas parcelas que apenas suman 30 Has. Todo el trabajo que se lleva a cabo en estos vinos es biodinámico. Supongo que esto deja bien claro que en ninguno de ellos se usan, no sólo levaduras, enzimas o bacterias, sino ni siquiera herbicidas o tratamiento químico alguno en la viticultura."

"Pétalos del Bierzo es el único vino en el que parte de las uvas son compradas y por lo tanto no es biodinámico. Ricardo acaba de hacer la semana pasada un curso de biodinámica para los proveedores de uva (y para muchos enólogos y bodegueros que desde toda España han ido) e intenta inculcar los valores de esa pureza a los proveedores."

"Si somos capaces de pagar más cara la uva a aquellos a los que nos nos las venden, trabajando en orgánico y biodinámico, ¿cómo vamos a arruinar esta inversión utilizando posteriormente enzimas o levaduras que modifiquen las cualidades por las que pagamos y trabajamos?"

"Un 50% de las uvas son compradas y un 50% vienen de sus propios viñedos. Mayoritariamente fermentados en INOX, con maceraciones bastante largas. Maloláctica en INOX, sólo se le añade SO2 para sulfurosos totales de unos 50-60 mg por litro y es el único vino comercializado en esta bodega que se clarifica (con clara de huevo)."

Óscar matiza, finalmente, que sus opiniones e información lo son a título estrictamente personal, pues cree que Ricardo y Álvaro ni están interesados en opinar ni en dar información ni en leer cuanto se escribe sobre sus vinos. Yo creo, en primer lugar, que es muy de agradecer la actitud de Óscar y, en segundo lugar, creo también que lo que más interesa a Ricardo y a Álvaro es vender sus vinos bercianos. En este sentido, por lo menos para quien esto escribe, la información es un valor añadido y a mí me gustaría, en efecto, que las bodegas, en general, tuvieran una política de mayor transparencia. Y por supuesto, todo lo dicho no tiene nada que ver con que te guste más o menos el vino.

La metáfora visual sobre la bicha de la "información y el poder" By Clarín.

20 comentarios:

Jose-Luis dijo...

Desde mi punto de vista es fantástico que las bodegas utilicen también este medio de comunicación con los consumidores; al fin y al cabo destinatarios últimos de su trabajo, convirtiendo este medio en una comunicación multidireccional. Es de agradecer la participación de Oscar Alegre, pues indudablemente no pueden estar saliendo al quite de todos los comentarios que pueda haber de sus vinos en cada rincón de Internet. Saludos. Jose.

VadeBacus dijo...

Fantástica entrada Joan. Me la he leído del tirón, interesantísima y totalmente de acuerdo con tu conclusión. Aunque a veces cierto halo de misticismo también le "va bien" a un vino determinado.
Felicidades por tu información.
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, José-Luis, estoy de acuerdo contigo. Ya dice Óscar que es imposible estar al quite y opinar de cuanto se dice en el mundo de los vinos de una bodega con repercusión como ésta, pero que haya dado ese paso es un detallazo. Yo no sabía de fuente cierta, por ejemplo, que el 50% de la uva es comprada, para el Pétalos. Es práctica habitual en no pocas grandes bodegas, pero en una biodinámica esto es especialmente importante y destacado pues muchos viticultores no serán biodinámicos todavía y los Pérez Palacios les compran la uva. Solución: cursos de formación y precio más caro para la uva que cumpla los requiisitos.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Un placer, Carlos, como siempre! Sí, no hay duda de que el oscurantismo atrae, por así decir, y poner las botellas a no sé cuantos euros, también, aunque nadie las compre ni beba, o muy pocos.
Pero yo prefiero que las cartas estén encima de la mesa y en este caso concreto, más todavía, pues se habían escrito muchas opiniones sobre Pétalos y su vinificación. Algo más de información sí tenemos ahora. Gracias a Manuel, también, claro, porque sin su caja de resonancia igual no tendríamos ahora esos datos.
Saludos
Joan

encantadisimo dijo...

Joan, me parece muy interesante tu reivindicación de transparencia por parte de las bodegas. En este caso se trata de un comercial y -en mi opinión- no ha desvelado ningún secreto; simplemente ha mostrado aspectos comerciales del vino de su empresa. No está mal y el haberlo hecho le honra pero tampoco aporta mucho más de lo que ya sepamos o intuimos. Y si de lo que se trata es de mostrar transparencia y comunicación con sus consumidores, porqué los verdaderos artífices (Ricardo y Álvaro) se desentienden totalmente de ello? (no les interesa leo por ahí arriba).

Para mí la verdadera transparencia y comunicación con los consumidores no es pasar un folleto comercial por la puerta trasera, sino que sus artífices se impliquen con comentarios on-line en blogs y foros debatiendo y defendiendo sus vinos. Pero eso no sucede nunca, ellos parecen estar en un nivel superior.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues no sé si superior o inferior, Encantadísimo, pero que muchos bodegueros están a un nivel distinto es seguro.
En este caso, comenta Óscar que les da igual lo que comenten de sus vinos, que van a la suya y listos.
Yo creo que eso es un error, no tanto porque teman ser condicionados por las opiniones que lean (bueno, si furean las de Parker quizás sí condicionarían su modo de hacer), sino porque muchos clientes fieles (no todos llegan a según qué vinos, esto es así) agradecerían esa transparencia.
Y aunque no les importe leer opiniones, sí les importará, digo yo, que se vinos se vendan y gusten. Una política informativa más completa por parte de algunas bodegas ayudaría a comercializar mejor sus productos, estoy seguro.
Hay en Italia, en Francia y en los EUA, no pocos ejemplos de bodegueros que han hecho crecer sus empresas gracias a páginas web y a blogs personales.
En España, en este tema, estamos en la baja Edad Media.
Joan

Anónimo dijo...

Disculpa el cross-bloggin Joan, es que hasta ahora no había leido tu recomendación de maridaje para el 'A Posteriori'. Gracias por la orientación y saludos. Jose.

Olaf dijo...

Realmente sería una actitud de agradecer por parte de las bodegas y estaría bien que se repitiese algo así de cuando en cuando. Coincido contigo en que es un error dar la espalda a los consumidores (sobretodo a los enfermizos como nosotros). Alvaro Cerrada habla en verema sobre el marketing en el mundo del vino, gestos así no costarían un duro a los bodegueros y serían muy bien acogidos. Muchas veces tratas de buscar información sobre bodegas y es como estamparte como una pared, paginas webs no actualizadas desde hace años, e-mails que ya no estan en uso o a los que nadie contesta...

J. Gómez Pallarès dijo...

caramba, me gusta esto del "cross-blogging", Jose: esto de los blogs es una maravilla, la verdad, de Barcelona a Nueva York, así sin más y en tiempo real, siempre que los de allí, o los de aquí coincidamos en las horas de vigilia.
Ya verás como si te apuntas al capipota o a los pies de cerdo o a la tripa o a los callos con ese A posteriori merlot de Colet, no te arrepentirás!
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Llevas mucha razón, Olaf. Yo la verdad no entiendo cómo a estas altutas desprecian o desconocen o les da tanta pereza el tema informático como para no meterse a fondo en ello.
Veo, incluso, que bodegas que apostaron por ese medio para difundir sus productos, tardan dos años en actualizar los datos de su web, cuando la tienen.
Podríamos hacer un concurso, en la enoblogosfera: ¿cuál es tu página web de bodega preferida? ¿Cuál es tu blog de bodeguero preferido?
A ver si así, mostrando las buenas prácticas de algunos, otros se apuntan al carro.
Saludos
Joan

Jose-Luis dijo...

Iba a escribir crossposting, pero caí en que esto no era un foro... supuse que sería más adecuado cross-bloging ;)
Lo de capipota me ha costado unos cuantos clicks averiguar lo que es. Nunca lo había leido/oido.
Y en efecto, de NYC a Barna, con alguna parada intermedia no hay ná. Antes de habernos terminado la botella ya hemos llegado :) Saludos, Jose.

J. Gómez Pallarès dijo...

Lo siento, Jose, tenía que haberte dado por lo menos este enlace queno sé si has encontrado. Se trata de mi artículo en ETB sobre el tema con una buena foto de un platillo de capipota:
http://www.estintobasico.com/2007/05/el-espritu-de-carvalho-cap-i-pota-con.html
Digamos que es la sublimación de la casquería catalana, mezcla de texturas y de sabores entre las partes más altas (la cabeza) y las más bajas (las patas) de la ternera. A mí me vuelve loco esa tradición.
Saludos
Joan

Jose-Luis dijo...

Nada que perdonar todo lo contrario! Muchas gracias por la info y yo encantado de aprender.
Estoy yéndome ya a la cama, pero con el plato y el vino en cuestión me ha vuelto a entrar hambre :) Saludos. Jose.

manuel dijo...

Antes de leerme todas las respuestas, un comentarito, y perdonen si redundo en algo ya dicho en el intercambio al que llego tarde.

Agradezco la entrada de Oscar Alegre en La otra botella. Me pareció un buen inicio de diálogo. Lo que pasa es que en eso nos quedamos y, francamente, yo tengo muchas más preguntas que hacer ne base a lo que me dice. Tengo ubicadas en un par de tiendas las seis botellas de este vino que ofrecí comprar para guardar hasta cuando me indicara Oscar que debía hacerlo para presenciar la "integración" de la madera y el florecimeinto (perdón por el obvio juego de palabras, pero no pude resistirme) de este vino, que me resultó agradable, pero que me siento motivado a cuestionar (puede ocurrir).

No me han dicho nada, cosa que lamento, pues yo soy de los que, como se dice acá, "put my money where my mouth is" y lo de guardar las botellas iba en serio (ojo, a los que no se den cuenta del tipo de oferta que hago, el metro cuadrado de propiedad en Manhattan cuesta una fortuna y yo estoy dispuesot a dedicar una buena fracción de uno a un vino para curarme de dudas). Oscar, si lees esto, pues, ya sabes, estoy a la espera.

Bueno, ahoraa leer los comentarios.

Ah, y Joan, lo del cuarto te lo voy a quedar debiendo. Ya con los bebés estamos algo justillos en lo que para una pareja libre y despreocupada era un piso muy cómodo y chic. El vino ha tenido que ir a un almacén climatizado para hacer lugar. Claro, como te he dicho en varias ocasiones, si te das un salto ya procuraré entretenerte como mereces, con lubricación de primera...

M.

manuel dijo...

Tengo a la siempre sabia Josie leyendo por encima e mi hombro, ya que ella compartió mis opiniones originales sobre el Pétalos 2006 y fue aún más lejos con ese sablazo de "No está mal para un pinot noir californiano" (¡Tiene tantas capas tal pronunciamiento!) Mi esposa es una periodista bastante reconocida del mundo de la farándula y el entretenimiento. ¿Su valoración de la actitud de Pérez y Palacios como la explicó su representante? Pues, que a ella le pasa todos lso días, teniendo que hablar con los publicistas de las estrellas antes de poder llegar a las mismas, si llega. "¿Estos son de esos enólogos superstar que tú dices?", me pregunta. Respondo en afirmativo.

Estoy con Encantadísimo, me parece. Yo he tenido la suerte y la desgracia de poder compartir copas y mesa con muchos elaboradores de vino. En las ocasiones que consideré esos encuentros un verdadero privilegio, conversé largo y tendido con esta gente, a veces sentado a cenar en mi casa o en la suya. Me hablaron de sus vinos abiertamente, revelándolo todo, incluso alguno que otro detallito embarazoso. Y con ello me ganaron de por vida. Por cierto, no creo que ninguno de ellos jamás hubiese pensado en llamarse a sí mismo "enólogo". El que más me hizo gracia fue uno que se autodescribía como "paysan vigneron", aunque portaba un par de doctorados que no se los brinca un chivo.

Artesanos. Que entran en contacto con sus clientes como algo natural, pensando en el consumidor final como cliente igual que el importador, el distribuidor, el de la tienda, etc. on todos so nellos mismos y no vacilan en responder una pregunta. Así el difunto André Iché. O Giacinto Brovia. O los Mascarello. O Thierry Puzelat, o Jean-Paul Brun, o François Pinon, o Chus Madrazo, o Marc Ollivier, o...

Me hace pensar en algunas de mis bandas favoritas, a las que he ido a ver en las Midnight Groove Sessions del Blue Note o hasta en algún sito más grande. Claro, y quedarme hablando con ellos hasta la madrugada con una botella de algo... No es utopía, es realidad.

Lamentablemente, no creo que de parte de muchos enólogos de renombre hoy día sea posible tal apertura, tal disposición a seguir el vino hasta la otra intimidad.

J. Gómez Pallarès dijo...

Bueno, Manuel, sobre tu primer comentario, en efecto, sería bueno que lo de Óscar no se quedara en flor de primavera y tuviera el seguimiento que aquí reclamas ahora.
Y sobre lo del cuarto, no te preocupes, amigo, que con la hospitalidad espiritual y tus sabias introducciones a los sanca sanctorum del vino en la península, me doy por muy recompensado!!!
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Dicen que es bueno irse a la cama con un poco de hambre, Jose...
Buenos días!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Sobre tu segunda intervención, amigo Manuel: estoy por completo de acuerdo contigo. Yo nunca, hasta hace bien poco, he tenido un papel activo en el mundo del vino, más allá del consumo anónimo y por lo tanto no he comido ni cenado con buenos hacedores de vino, viticultores del tipo que describes. Pero sí me he pateado mucho territorio en plan anónimo y he sabido distinguir quién te recibe, cómo lo hace y qué actitud tiene.
A mí tampoco me interesan los superstar, me interesan los humildes anclados a su viñedo que sacan vinos dignos o estratosféricos con sus manos, me interesan gente como los amigos que forman parte de la etiqueta "Mis bodegas amigas", o gente como la que hace este vino que acabo de comentar en el post siguiente a éste: un hombre como Carles Andreu, humilde, sencillo, que sabe qué tiene que hacer con su trepat para convertirlo en un vino "diferemte" (en relación a lo que se hace por su tierra, claro).
En fin...que el día que pueda compartir copas y comentarios con Josie y contigo seré feliz, ya lo veo.
Saludos!
Joan

manuel dijo...

Que sea pronto, hombre... Mira a ver, que en abril cumplo 40 y las festividades prometen.

M.

J. Gómez Pallarès dijo...

Caramba, amigo, un Jubileo con motivo de los 40 años en tu caso será algo muy digno de ser visto y BEBIDO!!!
En septiembre tengo que estar en Argentina pero no será fácil que en abril pueda estar en NYC. De todas formas, tú dame un rendez-vous y si pillo un vuelo barato, para allá que me voy: que 40 años son 40 años caramba!!!
Saludos
Joan

Publicar un comentario