09 diciembre, 2007

Málaga y Barcelona


Málaga y Barcelona son dos ciudades que amo y que tienen no pocos puntos en común: viven frente al mar y lo gozan plenamente; poseen bellos paseos que lo bordean; una poderosa montaña les protege frente a enemigos que vengan de él y, al mismo tiempo, otra les guarda las espaldas, por si los indeseables vinieran del interior. Son dos ciudades amables, con puerto, clima benigno, sabiduría en el buen vivir y en el saber estar. ¿Qué otra cosa podría hermanar a ambas ciudades? Pues el famoso salchichón de Málaga, por supuesto. Este salchichón, hecho con carne de cerdo troceada o triturada, sal y especias, de forma curva y unos 30 cm de largo, tiene como especial característica su cortísima curación. Se trata, pues, de un salchichón difícil de encontrar fuera de la ciudad (hay que comerlo rápidamente), que unos queridos amigos trajeron hace poco a Barcelona, envasado al vacío.


Es un producto muy fresco, en este caso producido por la afamada casa Prolongo, de Guadalhorce (una de las más antiguas de España, ¡de 1820!), que no puede ser guardado. Entiendo que no guste a todo el mundo, pero precisamente ese carácter de la mínima curación, que hace que el salchichón se corte casi deshaciéndose, potencia los sabores de la carne y de las especias y le da un toque muy especial. En casa encanta y mis hijos ya han decidido que una nueva forma de hermanamiento entre Málaga y Barcelona (de ahí el título del comentario) está en los bocadillos del desayuno. Les preparé un delicioso pan con tomate y aceite con abundantes rodajas de salchichón de Málaga Prolongo (¡no hay que ser cicatero en esos asuntos!) y cuando volvieron de la escuela, cantaron maravillas del "invento".

A estas alturas de la nota, el avispado lector se habrá ya preguntado a cuento de qué viene la portada del insuperable álbum (uno de mis favoritos), Astérix en Córcega. Pues resulta que en su página 20 (edición en catalán de 1982: dioses, ¡cómo envejecemos!), el aguerrido, orgulloso y altivo jefe corso secuestrado por los Romanos mientras dormía la siesta, Ocatarinetabellatchitchitx, se emociona ante la visión del salchichón que el tabernero le propone como aperitivo ("el que se sirve a los clientes, no" advierte a su esposa). Está tan fresco que parece, casi, que se "vaya a poner a hociquear" de un momento a otro. Pues eso es lo que pensé, exactamente, cuando probé el salchichón de Málaga. Delicioso, fresco, casi sin curar, apetitoso, especiado y especial.

22 comentarios:

javi... dijo...

Gran álbum el de Astérix.
Me permitirá, RAE mediante, corregirle: es salchichón, no salsichón; a no ser que en el campo de la gastronomía esté admitido así. En todo caso, el desliz ortográfico no disminuye un ápice el sabor y el olor que emanan de la descripción. Casi he ido corriendo a la cocina en su búsqueda aunque he contenido el gesto inútil.
un saludo.
www.vinogusto.com/blog/es

J. Gómez Pallarès dijo...

caramba, Javi, a eso se le llama estar al loro!!! Y por supuesto, lleva razón: comprensible, pero no por ello menos imperdonable "catalanada" la del "salsichón" rampante, que ha sido debidamente corregida.
Y sí, a no ser que uno viva en Maága o en alguna provincia donde su salchichón se importe a diario, es producto difícil de encontrar en la despensa habitual.
Saludos
Joan

Oscar Gallifa dijo...

Joan!!

A tu teclado le falta la L de Málaga!! :-))
Estas cosas suelen ocurrir mas a menudo de lo que deseamos, eh Joan?? jejeje, el tiempo es oro!


Saludos, y bonito post, recordándome ese Asterix que guardo en mi librería.


Oscar G. (Vadebacus)

J. Gómez Pallarès dijo...

¿Cómo que le falta la L de Málaga? Pero si la he escrito docenas de veces!!!
Bueno, amigo Óscar, ha sido un comentario algo especial, sí, por los amigos que trajeron al extinto salchichón y por lo bien que me lo paso con ese álbum corso!
Por cierto, que tengo un amigo enólogo que está haciendo vino en Córcega: a ver cuando puedo hablar de él!
Saludos
Joan

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Joanix, mon amie... SPQR!!!

Sono pazzi questi romani!!!

Ave!
Pilarix.

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Perdón, sólo quería ser un guño a mi cómic preferido!!!

Herr Direktor dijo...

Joan,

¿sería mucho pedir que nos dijeras donde conseguirlos en Málaga? Tengo pendiente una "importación" de dulces malagueños y quizás podría aprovechar el viaje.

J. Gómez Pallarès dijo...

Delirant isti Romani, dicit Obelix Gallus!!! Que és la traducció al llatí del "són bojos aquestas Romans!!!".
Vale et te!
Iohannes

J. Gómez Pallarès dijo...

Y no hace falta que diga que también es mi cómico favorito, Pilar, desde pequeño pequeño. A veces pienso que me lo sé tant de memoria que si se hiciera un concurso sobre le tema, haría el primer euro serio!!!
Osea que de disculpas. NADA!!!
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Ahora hago la consulta a mi proveedor habitual en Málaga y en Sevilla, Herr, y digo algo.
Saludos
Joan

La proveedora dijo...

Me encanta oír hablar bien de mi salchichón favorito y de mi Málaga natal. En cualquier tienda de comestibles malagueña se encontrará este salchichón de Prolongo, e incluso uno aún mejor, el de García Aguas (imposible de encontrar fuera de Málaga), pero hay una especialmente buena, llamada La Cubana, en Puerta del Mar, muy en el centro, al final de la calle Nueva, con los mejore embutidos de la zona. Pero el mismísimo Corte Inglés lo tiene, tanto en Málaga como en Sevilla, aunque no sé si más allá de Despeñaperros llegará...
¡Que aproveche!

J. Gómez Pallarès dijo...

Hombre, la Proveedora, con mayúsculas, amigo Herr, acaba de aparacer en escena. Ya ves que desde ECI hasta La Cubana, el salchichón de Málaga es algo accesible. Este de García Aguas, si ella lo dice, seguro que es el mejor: a por él!!! Aunque el de Prolongo, lo confirmo, está (perdón, estaba) muy rico!!!
Gracias por la información y por el salchichón!!!
Ocatarineta

Herr Direktor dijo...

Muchas gracias a "La Proveedora"!

A mi de momento lo que me tiene robado el corazón son los dulces tan auténticos que vendeis por ahí: los roscos de vino auténticos, los borrachuelos y tantas otras cosas que ayudan a dar crianza a mis lorzas pero que tan buenos momentos me reportan!

J. Gómez Pallarès dijo...

Ahí le han dado, que diría un amigo mío: Andalucía es muchas cosas, pero yo destacaría dos por encima de otras, en el mundo enogastronómico: los dulces y los vinos de Jerez y de Montilla-Moriles. De ahí al cielo!!!
Joan

Iesus dijo...

Aunque veo que no hace falta, nunca está de más otra opinión a favor del salchichón: también me gusta más el de García Aguas. ¡ Y también lo compré en La Cubana. Si pienso que llevo apenas tres meses en Málaga (concretamente en Arroyo de la miel) y que ya coincido en asuntos tan importantes, como son los gastronómicos, gustos con gente de aquí "de toda la vida", ¡me lleno de orgullo!
Disfrutad del salchichón malagueño cuando podáis.
Un gran abrazo, Joan.

J. Gómez Pallarès dijo...

No, si que tú eres de buen comer y de mejor beber es ya VOX POPVLI en la zona!!! No has caído en mal sitio, amigo mío, no... Ahora sólo falta que te pongas a fondo en el tema de los vinos y tu felicidad será ya completa!!!
Un abrazo
Joan
PS. Por cierto, qué topónimo tan horaciano y bonito, ¿no; éste de "Arroyo de la miel"?

Iesus dijo...

Sí, "nomen erat omen". Demasiado difícil el mundo de los vinos, la senda de los pocos sabios que en el mundo han sido. Pero ya llegará, ya...
Fuerte abrazo.

Proveedora malacitana dijo...

Bien, pues ya que veo que sois gente de buen paladar, resuelvo otra cuestión ya introducida por Herr: la de los borrachuelos; yo los tomo melados y hechos por las monjas del Císter (junto a la Catedral), sólo por encargo ¡inenarrable! Y en cuanto a los roscos de vino, nada comparable en ningún punto de nuestra geografía; los mejores los de La Predilecta, sin papelillos individuales, en cajas... ¡que aproveche!

J. Gómez Pallarès dijo...

Sed tu, Iesu, perdura!!! Porfía, que acabarás uniendo a los manjares, los vinos, ya verás, en esa tierra que, sin más, es de promisión y por la que corren, en efecto, ríos de leche y miel...
Un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Bueno, Herr, la Proveedora malacitana sí que acaba de "despeinarse": vaya par de secretos impresionantes ha puesto encima de la "mesa".
Aprovecha, amigo, aprovecha!!!
Gracias, amiga, anónima Proveedora!!!
Joan

pabloSVQ dijo...

En mi nevera de Barcelona tampoco falta el salchichón de Málaga, aunque creo que ya casi se me ha acabado.
Suerte que en dos semanas voy a Sevilla y Málaga y le pediré a nuestra común proveedora que me compre más y me lo envase al vacío, jeje.
Un abrazo!!!

J. Gómez Pallarès dijo...

Hombre, Pablo SVQ (por qué te gusta tanto ese aeropuerto!!!???), bienvenido a este blog. Tú sí que te la sabes larga, eh!!!, envasado al vacío y para Barcelona.
Bueno, espero que podamos compartir algún "pa amb tomàquet" con ese fantástico salchichón, aunque la Proveedora ya ha indicada la marca de lujo: a ver si cae en la próxima tanda!!!
Un abrazo
Joan

Publicar un comentario