15 diciembre, 2007

Lentejas y vino para una resurrección


Noches de mal dormir, días de mucho trabajo, viajes arriba y abajo, dolor corporal y, a ratos, anímico, han hecho que me levantara (es un decir) hoy con ganas de resucitar. Y me he dicho "a las penas, puñaladas" o, mejor, ¡¡¡lentejas!!! Y a la hora de comer, me he preparado unas sencillas pero sabrosas lentejas vegetarianas. Lentejas verdes del Puy quedaban unas pocas. He hecho un sofrito con cebolla y, al cabo de un rato, zanahoria. Cuando ha estado casi en su punto, he añadido un par de dientes de ajo y una hoja de laurel, agua mineral y cuando todo ha tomado ya un gusto amalgamado, he lavado las lentejas, y a la cazuela. Cuando han estado en su punto, el resultado ha sido un buen plato de lentejas que empezaban, sí, pero no definían por completo mi resurrección.

Claro, faltaba algo muy importante: un vinazo que me devolviera directamente al tiempo de los apóstoles. Y mi vista se ha dirigido, sin más, al Carles Andreu trepat 2006, que causó un buen revuelo entre los especialistas en la pasada feria Slow Vitis '07. El Celler Carles Andreu se encuentra en el corazón de la DO Conca de Barberà, en el pueblo de Pira. Se trata de un monovarietal de trepat, la variedad autóctona de la DO, casi denostada para un uso de este tipo, aunque ahora vuelve a estar de moda, pero más por los cavas rosados que se hacen con ella. Este Carles Andreu trepat 2006 se hace con vides de más de cincuenta años de los viñedos "Les alzinetes" y "Les parades" y, además de la habitual fermentación en inox, pasa seis meses en barricas bordelesas de roble francés de primer año. Con 13,5%, conviene servirlo a 16ºC.

Capa media-baja para un vino de un brillante y muy limpio color a medias entre un rubí de baja intensidad y una grosella a medio madurar. A ratos, parece un clarete. De gran aunque sutil fragancia en sus aromas, ya a copa parada asombra por su expresión y su sencillez: frutillos rojos de bosque y todos los aromas de la pimienta (sobre todo las más dulzonas, tipo cayena). En boca es suave y delicado, con unos taninos muy redondos y pulidos, cuerpo medio y estructura de paso delicado, elegante. En posgusto, asoman aromas de cereza en alcohol y un algo de regaliz. La madera está tan bien puesta que ni se nota y la sensación general es la de una delicadeza y expresividad casi borgoñonas.

La mejor noticia es que esta maravilla, que me ha resucitado directamente (a lo Lázaro, vaya), sale por 7,95 euros y que si se quiere comprar, lo más sencillo (lo tienen muy bien montado) es mandar un mail a info@cavandreu.com (telf. 977 887 404; mis amigos de Cepavinis también distribuyen los productos de Carles Andreu allí donde se les pida). Recuerdo, por lo demás, de la feria, que su cava de barrica estaba pero que muy rico (¡a 10,20 euros la botella!). Sin duda, es una bodega a tener en cuenta y un monovarietal de trepat a conocer.


Y así, tal y como muestra el mosaico y gracias a las lentejas y a este impresionante vino, voy mejorando de mi general prostración...(yo soy el que sale del sepulcro, !embalsamado!).

16 comentarios:

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Joan,

Coincidimos en todo, hasta en el tema laboral y de cansancio físico-mental. Realmente ha sido una semana durísima, aunque más para Jose que para mí.

Coincidimos en las lentejas vegetarianas, uno de mis platos más socorridos para el día a día.

Y por supuesto, en el vino. Este trepat fue de lejos el vino que más me sorprendió de todos los que probé en Show Vitis’07 y así se lo transmitimos a Carles Andreu. Le dije “un vino especial” y él con modestia nos respondió que “diferente”, pero yo insistí en que sí, era diferente, pero especial. Algo que, sin desmerecerlos, no podía decir de los demás vinos.
En seguida me di cuenta de que me encontraba ante un tinto singular, donde la variedad, la trepat, no era la única responsable. Este vino ha fermentado a 17ºC (no sé durante cuantos días, pero deduzco que habrá ido lenta) y ha tenido una maceración corta. Creo que esto le ha dado este carácter especial y diferente y que, a mí también (cuarta coincidencia), me ha recordado enormemente a los borgoña. Tanto que ha hecho que esta semana me decidiera a ir a La Part dels Angels a comprar un par de ellos.
La visita a Carles Andreu será el siguiente paso (aunque Jose ya se ha adelantado y se ha hecho mandar una caja de este trepat a Valladolid, entre cavas y demás).

Solo añadir que casualmente hoy en el Blog de Jordi Melendo, he leído que Carles Andreu es el presidente del Consejo Regulador de la D.O. Conca de Barberà. No sé si lo sabías, pero ya verás, mira en la primera foto.

Saludos y ánimos,
Pilar.

J. Gómez Pallarès dijo...

Sí, Pilar, he visto la foto y le he visto a él, aunque no lo sabía cuando le conocí en Slow Vitis.
He pensado mucho en Jose estos días. No hace falta que digamos por qué en público pero su situación y la del lugar donde trabaja ha sido tremenda, estoy seguro. Sólo espero que las cosas vayan volviendo a su ritmo.
No pregunté detalles a Carles Andreu, la verdad, pero en efecto la coloración de este vino hace pensar en una maceración corta; sobre la fermentación y su duración, no deduzco nada especial de lo catado.
Y bien por Jose y ese envío providencial a Valladolid: las fiestas sabrán mejor con ese vino y si ha caído algún cava de los de barrica, mejor aún!
Ánimos y un abrazo para Jose
Joan

Olaf dijo...

La verdad es que tiene pinta ese vino de trepat. He visto que los venden en Valencia, así que pienso ir a investigar.

J. Gómez Pallarès dijo...

No tenía ni idea, Olaf, que su distribución llegara a Valencia. Carles Andreu me dijo que lo fiaba todo a la venta por correo y en bodega, pero ciertamente algo de distribución tendrán.
Pues ya dirás si lo encuentras. Por aquí hubo cierta unanimidad en la bondad del producto, teniendo en cuenta que estamos en el rango de precios en que estamos, eh. Ahí, por debajo de los 10 euros, se me antoja de lo mejor probado en 2007 (aunque nunca hago rànquings de lo degustado).
Saludos
Joan

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

HOLA, SOY JOSE

Nos has dado una buena idea, me refiero a lo de las lentejas con trepat para resucitar de lo sucedido este miércoles. Hoy ya tengo el menú montado y el vino decidido.
Pues sí, espero pasar buenos momentos estas fiestas en compañía de cavas y vinos catalanes en medio de la meseta castellana.
Gracias por acordarte de mí.

Jose.

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Hola Joan,

(Ahora soy Pilar.)

Pues cuando nosotros catamos este trepat, pensé que sus cualidades distintivas no podían venir solamente de la variedad. Así que pregunté por la temperatura de fermentación, por que se me antojó que era más parecida a la de los blancos que a la de los tintos que estamos acostumbrados ya que salen a destacar mucho más las frutas y los aromas primarios y no tanto los polifenoles. Y resultó ser que sí, que había fermentado a 17ºC con una maceración corta (de cinco días puede ser, pero no estoy segura por que ya lo he ido olvidando).

Bueno, pues ya lo ha dicho Jose, a ver si la botellita que tenemos en casa nos hace resucitar!!!

Saludos,
Pilar.

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Ah! Por cierto!!

Felicidades por la entrevista.

J. Gómez Pallarès dijo...

José, la verdad es que no he llamado ni molestado particularmente porque ya suponía el nivel de nervios y cansancio que llevarías al llegar a casa.
Por suerte, las cosas se van poniendo en su sitio y estoy seguro que ese trepa que has encargado ayudará a ello.
Ánimos y un abrazo
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Lo de la temperatura, Pilar, es un buen dato, claro porque aporta aromas de la variedad pero no (por lo baja que es) materia colorante abundante.
Tengo un amigo en el Alto Adige que hace algo parecido pero al final de la alcohólica hace subir de golpe la temperatura para buscar esa extracción.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y acabo de llegar de un partido de básket de un niño y no he visto nada de nada. Jordi me lo comenta en un mail. Ahora mismo voy a verlo.
Gracias por avisar!
Un abrazo
Joan
PS. Divertido como comentaba Jordi? O cómo lo has visto?

Els vins de Pilar Vi i Jose Tinto dijo...

Joan,
Has quedado muy bien y muy natural, tal cual creo conocerte. Y además de divertida, me alegra ver que coincidimos en más de un punto.

Salut!
Pilar.

javi... dijo...

pero no tenéis telefono?? Jajaja
yo prefiero las lentejas con chorizo y morcilla, sinceramente... es más, casi prefiero chorizo y morcilla con lentejas. En cuanto al vino, me has dado una buena idea para una de estas cenas de navidad que nos invaden.

un saludo!

ps: y muchas gracias por incluir a vinogusto en tus links. Es un honor.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, tenenos algunos gustos coincidentes!!!
Ya se sabe...lo de las afinidades electivas funciona y la genet acaba encontrándose!!!
saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Hombre, Javi, lo cortés no quita lo valiente. El cuerpo, algo maltrecho todavía, me pedía ayer lentejas vegetarianas, pero yo soy del club de los amantes del cerdo, vaya si lo soy, y cuando procede a la fase final de la cocción le añade uno su buen chorizo y, si es el caso, unas costillitas a la mitad de la misma. Y lo que haga falta, para darle vidilla y sabor a la lenteja. Pero ayer me apetecían así.
Y de nada: es un placer.
Joan

Olaf dijo...

Joan, muchas gracias por la recomendación. Acabamos de bebernos una botella y el lunes iré a por mas (el de la tienda se ha sorprendido de que preguntase por este vino, así que hemos hablado de ti y todo). A toda mi familia ha gustado, un vino con una bonita nariz y un paso por boca muy elegante, tanino suave y pulido, se bebe solo.

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues ha sido un placer, Olaf. En efecto, se trata de un vino que "se bebe solo", que es discreto pero fragante, con cuerpo pero liviano, elegante y bonito. Una gozada a buen precio!!!
salut!
Joan

Publicar un comentario