21 noviembre, 2007

Le Clos des Fées Hervé Bizeul 2005


Perdido entre desiertos de matorral y bosque bajo mediterráneo, al norte de Perpignan, allí donde moran las hadas de mágicos poderes sobre el vino ("fée", en francés, significa más o menos eso), en el valle de Agly (municipio de Vingrau), se encuentra el "Clos des Fées" de Hervé Bizeul (Appellation Côtes de Rousillon Villages Controlée). Sobre pendientes calcáreas, las arcillas ofrecen un terruño tan pobre en nutrientes como rico para la supervivencia de la mejor y más fuerte cepa. Clima extremadamente mediterráneo, que favorece una gran concentración de la fruta.

Cuando tú entras en una tienda como la de Quim Vila y la gente que te conoce y trabaja allí, tras mirar, buscar y rebuscar, tras preguntar por vinos del Ródano que me apetecían, te dice "¿conoces esto"?, y sus ojillos denotan entusiasmo y recomendación sin fisuras, tienes que coger la botella de inmediato. Esto es lo que me pasó con Clos des Fées el otro día, cuando andaba buscando algo para combinar con un risotto de boletus y tomate deshidratado. No conocía la bodega, pero mi confianza en los consejos de la gente de Vila es muy grande. Y abrí la botella, dejé que se ventilara casi una hora antes del servicio (sin decantación, y a unos 16 grados), y el resultado fue espectacular. Impresiona el color de este vino, de un violeta purísimo, intenso y brillante, de gran coloración en copa. Es un color que hacía tiempo no encontraba en una botella. Enamora. Impresionan sus aromas, de una nitidez enorme: confitura de fresa, fruta madura, arándano negro en compota. Ya en nariz y, después, en boca, te asalta uno de los adjetivos preferidos de los franceses para definir a un vino como éste: "charnu", carnoso, con cuerpo. Pero al mismo tiempo, "velouté", suave como la seda en boca, casi voluptuoso, con unos taninos largos y suaves. Orégano, dulzor de la oliva negra muerta (aromas francos de fermentación), mirtilo. Y finalmente, "charpenté", un vino que ensambla de maravilla el poder y fragancia de la fruta, absoluta protagonista aquí, con la presencia de una discreta, muy bien pensada, madera.


Este "Clos des Fées Hervé Bizeul" procede de viñas viejas arcilloso-calcáreas y tiene un ensamblaje, a partes iguales, de garnacha, cariñena, syrah y monastrell. Intenso trabajo en verde en la viña, preselección en la planta, transporte en frío a la bodega, fermentación en toneles seminuevos de 5 hl, maloláctica y afinamiento en barricas de roble nuevo de la casa Saury, con lías. El resultado es un vino extraordinario, de 15%, por el que uno paga sobre los 40 euros. Bien pagados, os lo aseguro, aunque suenen a mucho. La casa tiene, también, un vino "inferior" (por decir algo, a nivel de precio, sobre los 14 euros), que de las hadas pasa a las brujas (¿a qué me sonará eso?: "Les Sorcières", Côtes de Rousillon), del que pienso hablar también algún día. Una bodega muy a tener en cuenta, os lo aseguro. Por lod emás, la combinación de este vino con el risotto (debajo) fue muy apreciada por los comensales.

12 comentarios:

Víctor Franco dijo...

Joan, hace tiempo que no pruebo ningún vino de Hervé Bizeul, pero sus tintos siempre han sido un referente "moderno" (apelativo denotante de la juventud de la bodega, no de un estilo de elaboración) muy interesante del Roselló. Gran consejo del tendero sin duda.

A parte de Les Sorcières y Le Clos des Fées, la bodega elabora un Vieilles Vignes tinto (mi última botella fue una del 1999, snif) y otro blanco, mayoritariamente Garnacha blanca, con algo de gris muy interesante. Son dos vinos que se encuentran en un estadio intermedio de precios (24 euros).

Por cierto, Hervé Bizeul elabora de una parcela de viñas viejas de Garnacha llamada Le Petit Sibérie que es espantosamente cara y que seguramente se trate de uno de los más buscados tintos de Roselló, junto a la Muntada de los Gauby.

Salut.

Víctor C. dijo...

Hola Joan, me alegro disfrutaras descubriendo esta bodega, del que también he probado algún tinto suyo con elevadas dosis de satisfacción.

Por cierto aún me queda un "culín" de Pétalos del Bierzo 2006. 11,95 eu. en Cosme. Me ha gustado en general, tiene algún verdor, pero el vino me parece bien trabajado y recomendable, sobre todo por esos bonitos toques florales y estar bastante redondo ya... Buen trabajo de la bodega, pero como digo le noto ciertos verdores. Será por la edad de la viña o por la maduración de la uva?? En definitiva me ha gustado. Gracias por la recomendación.

También aprovecharía para recomendarte el Vale Meao 2004 la próxima vez que vayas a Ca'l Vila a gastarte 40 eu.+- Y si tienen aún.

Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, Victor, gran consejo. Siguiendo el hilo de tu primer comentario, ya tengo en la rampa de salida els vieilles vignes de garnacha blanca, que prometo pero que mucho, sí señor. Éste me salió por menos de 20 euros. También tuve el vieilles vignes tinto pero ya se me salía de presupuesto y compré, en cambio, varias de Les Sourcières 2006, que creo darán que hablar. por lo menos aquí y dentro de poco.
La Petit Sibérie, que es el nombre del viñedo, no sale tan tan caro en comparación con el que lleva el nombre de Hervé, apenas 10 euros.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y en relación con tu segundo comentario, Victor, la verdad es que me ha dejado un gran recuerdo este vino, tanto que he querido reseguir la historia reciente de hervé y he comprado alguna de sus cosas, de las que comentamos más arriba, para ir catando en fiestas que les son propicias por la combinación entre vinos y alimentos.
Cosme tiene el Pétalos a su precio, que es bueno! Y sobre los verdores, yo no creo (conociendo como trabaja esta gente) que se deba a una recogida algo temprana de la uva. La uva, por lo que huelo, la recogen en su momento madurativo óptimo y más bien creo que la maceración que harán con hollejos le da ese toque que yo, lo siento (ya lo comentaba, creo, Encantadísimo), no termino de identificar con verdores o con raspón, sino más bien con el carácter deese varietal, tratado con autenticidad y dejando que se exprese tal cual es. Quiero decir que cuando hablamos de verdores solemos hablar de un defecto con eso. Yo no lo veo como defecto, si de verdores hablar se puede, sino como una tipicidad de la mencía.
Muchísimas gracias por la recomendación de la Quinat do vale meao: ayer estuve en Lavinia , en Madrid, y la tuve en las manos, pero me resistí porque no tenía que facturar. Pero en cuanto pueda me acerco a la de Barcelona, mañana y me hago con unas cuantas cosas que vi ayer.
Por cierto, por si alguien de Madrid lee esto: en la planta superior de Lavinia, en Ortega y Gasset, ahorita mismo, tienen un cofre vegetal con "restos de existencia", que está como para quedárselo casi todo!!! Corred, corred, si no lo habéis hecho ya!!! Y preguntad por Oscar!!!
Saludos
Joan

Víctor Franco dijo...

Joan, que conste que el Cardona y yo no somos la misma persona. ;-)

Para probar La Petit Sibèrie, comprada en las tiendas barcelonesas, hay que soltar entorno los 170 y 200 euros, por lo que comprenderás que no la haya probado aún.

Salut.

PD: Si vas a Lavinia-BCN y aún les quedan botellas del Hommage à Louis Derré 2002 de Domaine de Bellivière píllate una y me cuentas. Un tinto diferente de Loire que te sorprenderá (aunque espero que para bien), entorno a los 19 euros.

Víctor C. dijo...

Hola Joan, tú no pierdes el tiempo eh? :))

Bien, respecto a los verdores, pues me han dado la sensación de "raspón" aunque no es predominante ni mucho menos sí que se nota. Pero claro no tengo ni idea, si será por juventud de las viñas, elevado rendimiento o a la de su vinificación aunque no me pareció un vino defectuoso. Pero desconozco si la mencía da verdores como varietal, ni idea.

Saludos.

VadeBacus dijo...

Hola Victors y Joan:
Sobre el petalos, sin haber probado el 06 pero sí alguna añada anterior, coincido de lleno con vc, sale un vino bueno pero un pelín alcohólico, algo "verde". Y sobre lo de si la mencía da verdores te contestaría que no, la mencía joven no los da en absoluto, más bien floral y algún balsmámico y a fruta roja madura. Pero es mi humildísima opinión.
Salut!
Carlos Gonzalez

J. Gómez Pallarès dijo...

Ostras, Víctors, perdonadme, al leer rápido me he quedado con el nombre y no he visto ni el apellido!!!
Victor F., tuve en la Vinacoteca de la C/ València un Sibérie, pero seguro que no vi bien el precio. Lo comprobaré, nos ea que se hayan equivocado!!!
Y muchas gracias por el consejo: anotado queda porque quiero ir muy pronto.
Saludos
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Victor C., yo no le he notado esos puntos de verdor si, repito, se entiende por verdor "raspón". Otra cosa, y eso sí, es que se hable de los aromas de las zarzas cuando se remueven o algo por el estilo, tras un poco de sequía. Algo de eso sí tiene, pero en efecto no es para nada desagradable, en mi caso, al contrario, lo considero una virtud.
La mencía, en mi recuerdo de sus vinificaciones de hace diez y más años, daba esa sensación de aspror, de sequedad, de astringencia y de raspón. Eso, en general, ha pasado a la historia.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Carlos. Esos aromas eran de la mencía de hace ya bastantes años. Ahora, una mencía joven son violetas, son moras maduras y lo que tú describes, vaya.
Saludos
Joan

Víctor C. dijo...

Pues no lo sé Joan de dónde vienen esos verdores exactamente no me atrevaría a afirmarlo con seguridad. En cualquier caso me esty dando cuenta que me estoy centrando en la parte negativa del vino y no en la positiva. Que como digo, personalmente me ha parecido satisfactorio, y hasta parece que no me haya gustado. En cualquier caso, me ha parecido un vino recomendable.

Sobre la confusión no te preocupes, para mí es un honor que me confundan con el "caudillo" :))

Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Si es que el "caudillo" y tú sois, casi, almas gemelas!!! El aroma / olor / sabor a verdor puede ser de muchas cosas diversas, desde una uva no bien madurada, fenólicamente hablando, a una selección que haya introducido elementos espúreos en el mosto hasta una característica de la variedad de la uva, por decir tres.
Me alegra saber, como pasó con el otro Víctor, que es un vinoq ue te satisfizo. A mí, y mucho. Ahora ya tengo en la rampa de lanzamiento la garnacha blanca "vieilles vignes"!!! A ver cómo se da.
Saludos
Joan

Publicar un comentario