07 noviembre, 2007

Château de Chantegrive Cérons 2005


En una última incursión por el Bordelais, hice un trabajo previo de documentación para localizar bodegas interesantes de las distintas denominaciones que conviven en la zona y una de las que ofrecía amplias facilidades de visita, reunía en la empresa vinos de Graves y de Cérons y, además, no estaba lejos del turismo rural que habíamos alquilado, era Château de Chantegrive, en Podensac. Con una historia de apenas 40 años y ya con la tercera generación en la bodega, he degustado varias veces todos los vinos de la casa y si bien su Cuvée Caroline (Graves blanc sec) es digno de mención, el vino de la casa que me tiene el corazón robado es su Cérons. Para que nos entiendan quienes no frecuentan mucho este tipo de vinos, se trata de un vino generoso ("vin moelleux") cuya base son las variedades blancas sémillon y sauvignon blanc, con las que se construyen, también, los vinos del Sauternais. Diferencias, no geográficas (pues Cérons y Sauternes están la una junto a la otra), hay varias: la fama de la una y de la otra, porque calidad en vinos dulces se puede encontrar tanto en Podensac como en Sauternes; la otra gran diferencia está en el precio: un gran Cérons, como es éste, puede salir por 20 euros la botella, mientras que hay que buscar mucho, mucho, para encontrar un gran Sauternes cuyo precio pueda yo pagar (por supuesto, apunto uno, entre varios, Château de Malle); la tercera es proporción de las variedades: en Cérons por lo menos un 70% del ensamblaje tiene que ser de sémillon (en el Chantegrive, es del 90%).

El suelo de Graves lleva ese nombre por su composición arcilloso-calcárea en su parte profunda, y de gravas, cascajo y cantos rodados, en su superficie. Este Cérons procede de vides de más de 50 años y como es habitual en estos vinos hechos con uvas sobremaduradas y, algunas, con podredumbre noble, la vendimia tarda semanas en completarse, pues se pasa hasta tres y cuatro veces por las cepas para ir escogiendo los granos uno a uno.

El mosto resultante (lo dicho, con una muy mayoritaria sémillon y un 10% de sauvignon blanc) fermenta en barricas de roble francés y después, permanece en contacto con la madera durante doce meses antes de pasar a la botella. Conviene servirlo sobre los 10ºC para poder saborear a fondo el potencial aromático de este buen vino. De un amarillo profundo, entre el trigo maduro a punto de cosecha y la miel de acacia, ofrece una colección de aromas de gran frescor y poder: los cítricos dominan la nariz, desde la corteza del limón recién raspada, pasando por la miel de flor de azahar y terminando por la mermelada de naranja amarga. Siguen suaves aromas de dulzor, entre las flores secas de acacia y el suelo húmedo del bosque en otoño. Es un vino joven todavía, este 2005, y sus matices se irán potenciando con la guarda (¡si le dejáis llegar a ella!). En boca es un vino de terciopelo, al que le falta quizás un poquito de volumen y de amplitud en relación con otras añadas, pero que enamora por su suavidad, por su delicadeza y por su liviano y fresco dulzor. Por 20 euros la botella de 3/4 de litro, ¿qué mas se puede pedir? ¿Quizás que existiera algo más de producción? Sólo salen 6000 botellas al año de este buen vino, que merece la pena ser tenido en cuenta.

El ramo de rosas, flor de azahar, acacia...es de Jean-Baptiste Monnoyer y pertenece a la Colección de Carmen Thyssen Bornemisza.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

buenas noches.
Supongo que será harto complicado hacerse con alguna de esas botellas, pero por intentarlo, que no quede..... ¿cómo podría conseguir alguna?
Tengo muy buen recuerdo de un vino de Cerons que tomé hace unos años (lo siento, no recuerdo el nombre), y soy un apasionado de los vinos dulces.
Hablando del tema, de los que conozco me han encantado sobre todo los buenos dulces del Loira (Quart de Chaume, Coteaux du layon),y los Tokay. Desconozco, sobre todo por su elevado precio, los mejores vinos de Sauternes, aunque todo llegará.

Un saludo.


FN1.

Víctor C. dijo...

Hola Joan, parece que el comentario que hecho se ha perdido en el ciberespacio.

Te agradecía los oportunos comentarios y aprovechaba para preguntarte si crees que necesita mucha decantación si finalmente decidía abrir una este finde. Gracias.

Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, FN1, està complicado el tema de conseguir botellas de estas. Yo lo he intentado vìa mail y ni caso. Siempre las hemos comprado in situ pero si miras la pàgina web, también tienen un teléfono e igual te hacen caso. Pero se me antoja algo complicado.
Ya diràs si tienes éxito.
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Victorm en una pausa del concurso ahora mismo. En mi opinion no necesita decantacion este Cérons y con que lo abras media horita antes de la degustaciòn basta. Y agradecerìa màs botella, como comento, pero este 2005 puede que no mejore mucho màs porque su estructura es màs liviana que el otro que probamos juntos.
Creo que puedes abrirlo perfectamente: apreciaràs caracterìsticas de su juventud.
Saludos
Joan

Víctor C. dijo...

Carai Joan, este post queda abajo así que con lo liado que estás (me alegro estés disfrutando de estas jornadas) me imagino verás tarde este post.

Agradeciendo tus comentarios, te preguntaría y con qué lo tomarías de dulce? La verdad debo reconocer que este tipo de vinos botritizados cada vez le veo menos postres que combinen realmente bien...

Gracias y saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

No hay problema, Victor: todo llega, también esto. La verdad es que la juventud de este vino y una botritizaciàon diria suave (con concentraciòn en cìtricos màs que en otra cosa) lo hacen aconsejable incluso para algunos dulces de postre. Yo lo tomé con unos panellets y salio bueno.
Lo mejor, sin duda, para mì, con todo, serìa con un buen queso "erborinato" como se dice en Italia, por ejemplo un buen Stilton curado o un gorgonzola y tomado antes de los postres. Para mi, el "plateau frommages" se tiene que tomar tras el plato principal.
Saludos
Joan

Víctor C. dijo...

Gracias Joan

Gildas dijo...

No conozco este Cérons 2005, pero en esta bodega, que decir del blanco "Cuvée Caroline" y del rojo Graves que son muy agradable por solamente 12 €

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues tienes que hacerlo, Gildas, es un Cérons muy interesante! Y tengo botellas guardadas tanto del Cuvée Caroline (su vino quizás conocido) como del Graves. Sin duda, es una de esas bodegas completamente desconocidas en España que merece la pena tener en cartera!
saludos
Joan

Publicar un comentario