29 septiembre, 2007

Restaurante "Bar Nou" en Pollença


Pollença, que conserva el nombre de la romana Pollentia pero no se encuentra en su emplazamiento original (éste lo ocupa, ahora, Alcúdia), es un pueblo que hay que conocer. Tiene un muy cuidado núcleo antiguo y ofrece al viajero el acceso natural más impresionante a una visión de conjunto de la bahía a la que da nombre (en la foto): no hay más que subir a pie las escaleras del Calvario (así se llama la iglesia que se encuentra en su cúspide), que originalmente eran tantas como días tenía el año. Una buena subida que se ve compensada por una vista de excepción. Es cierto que tiene que hacer uno cierta abstracción ante la marea de ladrillo que rodea el camino hacia el Port de Pollença, pero si se hace, merece la pena el viaje. Además, es el camino que tiene uno que recorrer si quiere conocer la costa más oriental de la Serra de Tramuntana, la que da acceso al farallón, a la punta del Cap de Formentor, el extremo más hiperbóreo de la isla. Y esto, también merece muchísimo la pena.

En Port de Pollença ya ni entro (vaya, casi es mejor salir corriendo de él), pero en Pollença, donde es mucho más recomendable parar a comer, uno de los sitios que no salen en las guías pero preservan el espíritu aquél de las 4B (bueno, bonito, bastante barato), es el restaurante "Bar Nou", regentado por la familia Torres. Situado justo detrás de la iglesia y muy cerca del camino del Calvario (C/ Antonio Maura, 13, telf. 971530005), ofrece un comedor pequeño pero no opresivo y una agradable terraza en la calle. Pero por encima de todo, ofrece honestidad a raudales y productos frescos y cocinados de manera sencilla y eficaz. Ensaladas, gazpachos servidos con tropezones de fruta, haros de calamar a la romana, boquerones y chipirones (ambos en las fotos), pechuga de pollo a la plancha, costillas de cordero, cervezas a presión, aguas, cremas catalanas y panna cotta, con un café...todo salió por 20 euros por cabeza (80 en total).

La última ventaja del restaurante es, como decía, que se encuentra al pie de las escaleras que llevan al Calvario: ¡un eficacísimo "digestivo" si uno realiza la ascensión tras la comida!

14 comentarios:

encantadisimo dijo...

Pues sí. Hace muchos años que lo hice y coincido en que las vistas desde arriba merecen el esfuerzo de subir esas escaleras, pero sugiero que sea antes de comer (para quemar calorías y estimular el apetito). Hacerlo tras la comida es arriesgarse a sufrir un buen corte de digestión.

J. Gómez Pallarès dijo...

Se acepta "las escaleras del monte Calvario" como aperitivo, por supuesto, aunque como digestivo sentaron también muy bien.
El caso es poder disfrutar de la vista desde arriba y de la buena comida del "Bar Nou".
Saludos,
Joan

Víctor Franco dijo...

El Calvari, como buen vía crucis, tiene una subida llena de curvas dónde para la profesión de Semana Santa en cada estación. Muy recomendable por gastronomía y época visitar la zona por esa época. Esa subida si que es más divertida y te permite tener mayores vistas de la huerta de Pollença y la vall de Son Marc. Por cierto Joan, una lástima no haber coincidido, pero es que este año he estado cuatro días en el Port de Pollença.

No me considero mollero (gentilicio de la gente del Port de Pollença), pero sin duda el puerto es un sitio que pese a estar masificado aún guarda sitios con encanto (aunque nada que ver con lo que hubo antaño, antes de que la mal aplicada ley de costas jodiera el asunto). Sólo llevo 27 años viviendo los meses estivales allí, y la urbanización desaforada a hecho verdaderos estragos en un bello puerto de pescadores, a los pies de las últimas estribaciones de la Serra.

Por cierto, vergüenza ajena es lo que siento frente a la permisividad del gobierno local y su tolerancia frente, no ya de por si desproporcionadas reformas de los chalets de la playa de Formentor, si no por hacer la vista gorda con la construcción de dos grandes mansiones (el término chalet se queda corto) en zonas que se supone no está permitido la construcción, cuna del mítico Pi de Formentor.

Como este no es el sitio para desahogar mis frustraciones, aprovecharé para recomendarte que visites Los Faroles, un restaurante dónde el pescado fresco es el rey. También te recomendaría una visita a Ca’n Franco, dónde la Carmela borda paellas y calderetas, pero su situación es secreto de tumba. ;-)

J. Gómez Pallarès dijo...

Llevas toda la razón: tú mantienes el recuerdo de lo que era y yo menos, pero algo me queda (estuve por allí dos años hace ya más de 30!!!) y me dió vergüenza ver en qué se había convertido esa bahía natural de Pollença. Y yo que soy de los que, desde joven, ha disfrutado con las poesías y adaptaciones de los cásicos de Mossèn Costa i Llobera, me pongo a llorar depensar cómo encontraría el ilustre clérigo su famoso pino.
Tomo buena nota del primer lugar y del segundo...pues no sé, sacrificaré algunos bueyes al panteón grecorromano para que me pongan algún día de verano en tu verano mmallorquín y me lleves hasta una de estas calderetas...
Un abrazo,
Joan

Víctor Franco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Víctor Franco dijo...

Joan, no soy tan negativo. Sin duda, la situación de la urbanización actual está desaforada, pero seguramentea en la época del Mossèn, la deforestación de la zona debía de ser bastante extensa, ya que se solía utilizar la madera de pino para construir embarcaciones. Actualmente la protección de esta especie y la falta de uso industrial a permitido su proliferación. Recuerdo fotos de mis bisabuelos (son Llobera) dónde se aprecian zonas semi áridas, con sólo palmones y poco más, dónde actualmente hay buenas pinedas.

Una recomendación. Viniendo de Palma, en vez de desviarte por la salida de Pollença (preciosa por cierto), sigue dirección a Alcudia. Llegado a la rotonda de entrada del viejo núcleo, desvíate dirección Puerto de Pollença y tendrás las mejores panorámicas de la bahía. Aunque con seguridad ya conocerás esa ruta. Seguramente nos la empezamos a cargar con la ampliación del puerto náutico, ya que cortó el ciclo de renovación del agua de la bahía.

Una lástima.

Gourmet de provincias dijo...

Tengo pendiente una visita a Pollença, donde un familiar mío tiene una casa (en el Port, lamentablemente) que ha puesto a mi disposición. En cuanto me anime a meter a la Gourmet 2.0 en un avión me iré para allá, aunque como es tan inquieta me da cierto miedo intentar tenerla sentada más de 10 minutos.

Pretendo usar el Port de Pollença como base de operaciones y desde allí moverme por toda la isla. A ver si este invierno o a inicios de la primavera, antes de la invasión germánica, hay suerte y ganas. Me apunto la dirección por si las moscas.

J. Gómez Pallarès dijo...

El problema, Víctor, es que el ciclo de la madera (como las fotos de tus antepasados demuestran) es renovable y reversible. Por supuesto que se talaban bosques para hacer barcos y para otros menesteres, pero crecieron otros...el ciclo de la tochana es muchísimo más complejo de renovar.
Y sí, conozco ese camino y eas vistas, pero nos abía que los animales que proyectaron el nuevo puerto se cargaron las corrientes del puerto: tanto estudiar para hacer tan el ridículo...
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues toma buena nota de los consejos de Victor, amigo GdP, que es de los que se conocen la zona al dedillo. Y si te sirve de algo alguna de las notas que he escrito en estos doa años sobre la isla, pues estaré encantado. La bibliografía que cité en mi primer comentario de este año sobre mallorca merece mucho la pena.
Y sin duda, si puedes llegar a la isla por ejemplo en Semana Santa, pues tanto mejor!
Saludos,
Joan

Nuno de Oliveira Garcia dijo...

...y la playa de formentor (que preciosa...). Eu comi muy bien tambien en Port Alcudia no restaurante Miramar.

Um abraço,

Nuno

J. Gómez Pallarès dijo...

Alcudia es un pueblo que me gusta mucho también, su plaza, sus tiendas en el centro, por supuesto el pequeño pero imprescindible Museo de Pollentia, junto a las excavaciones.
El Miramar es el restaurante más antiguo del port de Alcudia. He leído cosas de él perono he tenido la suerte de poder comer allí todavía. Las vistas desde el piso de arriba parece que son espléndidas! Afortunado tú!!!
Saludos!
Joan

debolichesycopas dijo...

Hola,
tengo un blog (www.debolichesycopas.blogspot.com), donde subo bares, que me envian de varias partes del mundo pero la idea es seguir creciendo. Es por eso que te escribo para que si te animas, me envies algun dato bar, de esos que vale la pena conocer aunque sea por internet.
salud2
Tiranizan

J. Gómez Pallarès dijo...

Ho,a Tiranizan,
bienvenido a este blog. Buena idea la tuya, la de hacer un vademecum de bares que en el mundo son!
Los datos de este ya los tienes a mano aquí mismo, en el post. No suele ser tema preferente de mi blog, pero preciamente en próximos días pienso poner algún comentario de bares interesantes en Berlin, aunque allí el concepto es más laxo que por el sur de Europa por lo menos.
Así que si tienes ganas de ir pasando por aquí de vez en cuando, espero poder tener en las próximas saemanas algún ratillo para poner esas notas.
Saludos muy cordiales!
joan

J. Gómez Pallarès dijo...

12+1...

Publicar un comentario