05 septiembre, 2007

Macià Batle blanc de blancs 2006 en Casa Manolo


La Bodega Barahona (más conocida por Casa Manolo) es, ya, uno de los restaurantes emblemáticos de Mallorca. Ubicado en la plaça de Sant Bartomeu (entre el callejón que véis al fondo y la iglesia dedicada al santo, patrón del pueblo , a la izquierda), n.2 de Ses Salines (telf. 971649130), brilla como luciérnaga en las noches de verano. La alegría de las mesas en plena calle, junto a la carretera, el bullicio, el buen hacer de la cocina y la bonhomía de Manolo (¡es falso que se haya retirado y pasado los trastos a sus hijos!), ofrecen una fórmula que sería, casi, imbatible, si no fuera por la factura final. Ya sé que se trata, en muchas ocasiones, del precio del pescado en el mercado (que el cliente compra a peso sin haber visto la pieza: mi único "pero" al modus operandi de Manolo), pero que cuatro personas salgamos a 200 euros, habiendo entre los platos una ensalada, unos calamares a la romana y un vino de 16 euros, me parece excesivo. Ahí recomendaría yo algo de moderación pues no todos los clientes de Manolo somos altos ejecutivos de Fecsa.

Apuntado algo que, en esta ocasión, me parecía necesario, el resto de la cena fue tan extraordinaria como siempre: se sirven los calamares de potera más alucinantes que yo haya probado jamás y el pargo a la sal que tomamos (ahí estuvo el problema: su peso a 58 euros / kg -sic!- hubiera dado para un segundo de 4 personas y nos lo sirvió para 2), era de una textura, una firmeza de carnes fuera de lo común. Manolo compra el mejor pescado de la isla y antes que cura fue monaguillo! El postre, para mí, estrella de la casa es el que sirve la pastelería de Ses Salines, Xesquet (C/ Sitjar, n.6, telf. 971649748) y se trata de "la bomba": una extraordinaria, sabrosísima y contuntende ensaimada de crema quemada.

Elegí para acompañar al calamar y al pargo uno de los blancos mallorquines más logrados del 2006: el Blanc de Blancs de Macià Batle. Se trata de una de las bodegas emblemáticas de la isla (con más de cien años de antigüedad), de la DO Binissalem-Mallorca, con sede y viñas en los alrededores de Santa María del Camí. Su Blanc de Blancs no me había llamado especialmente la atención en añadas anteriores. pero este ensamblaje de 2006 está especialmente logrado: a partes iguales chardonnay y prensal blanc ("moll"), y con vendimias y vinificación (sin secreto alguno) de variedades por separado y en su momento adecuado, es un vino que presenta un color amarillo brillante, oro intenso aunque con reflejos verdosos. Manzana ácida en nariz, acompañada también de aromas de uva moscatel y de pera madura. En boca es un vino pleno, sabroso, casi poderoso, redondo. Ofrece un mínimo apunte vegetal al final, muy agradable. Se trata de uno de los mejores blancos del 2006 que he probado en Mallorca (a la espera quedan algunas botellas que guardo ya en Barcelona) y se puede encontrar en tienda sobre los 11 euros (en Casa Manolo a 16,90 euros).

NOTA BENE: por "culpa" de las vacaciones y de no haber podido tener acceso a la red durante los días de vendimia, se me pasó, literalmente, la convocatoria #4 de Iberoamérica en cata, que se inició en este blog. La iniciativa ha sido, en esta edición, del blog de Carlos (Roco&Wines), quien propuso comentarios sobre vinos que ensamblaran variedades autóctonas con variedades foráneas. Este Macià Batle blanc de blancs 2006 responde bien a ese criterio (prensal y chardonnay) y Carlos ha aceptado acogerlo en su resumen de IEC#4, a pesar de haber sido publicado unos días antes de la fecha propuesta. ¡Muchas gracias, Carlos!

6 comentarios:

Vins i més dijo...

Ese, el del precio del pescado en verano es uno de los grandes problemas. Para ilustrar un poco el tema me suelen vender el atún fresco de calidad extra a unos 18€+IVA durante todo el año, pero llega el verano y milagrosamente el pescado varia entre los 18 y 24+IVA y claro tampoco voy a estar variando semanalmente los precios de la carta, por lo que no repercuto este incremento en los clientes debido a su difícil explicación. Por la zona de Denia te puedes tomar una caldereta de Mero y Rape por unos 25€ ración... caro? barato? ya no se que decirte... desde luego impresionante el mero eso si...

J. Gómez Pallarès dijo...

En mi opinión, las zonas de veraneo más acuciante (entre ellas la tuya y, por supuesto, la mía: el sur de Mallorca), sufren de una sobreexplotación al turista. El mar da lo que da, la mayor parte de la mercancia se la quedan los restaurantes y, con honrosísimas excepciones como la que tú representas, repercuten la excepcionalidad del producto en sus facturas veraniegas. A mí me es imposible comprar pescado decente a buen precio en Mallorca en agosto. Si lo quiero, tengo que ir al restaurante. Y los precios son los que he comentado.
Por lo demás, encontrar una caldereta de rape y mero del de verdad a ese precio por ración, no sólo me parece razonable sino casi, un pretexto para visitar tu restaurante!!! Que no repercutas el coste extra es, como ya avanzaba, una pasada que hay que tener muy en cuenta.
Saludos cordiales,
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Saludos Joan, veo que te mantienes en forma. Puntual y sobervio en tus descripciones. Por ti no pasan los veranos.
¡Y que dure!

J. Gómez Pallarès dijo...

Saludos, amigo mío, y muchas gracias por tus palabras. No se pued negar, tampoco, que a pesar de los avatares que narras en tu último comentario, éstos no te han abatido un ápice, al contrario, andas también sobrado de fuerzas.
Un abrazo,
Joan

Carlos Rodriguez dijo...

Pues nada Joan, como ya te contesté en mi blog, lo dicho añadele la etiqueta de la IEC#4, ya que lo estoy añadiendo en el resumen que publicaré dentro de unos dias.
Saludos
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, Carlos, tal y como ves, ya he recogido la convocatoria a "pie de página".
Un abrazo,
Joan

Publicar un comentario en la entrada