08 marzo, 2007

La vida de cada día en un 8 de marzo


Joan Ollé lo describía de forma emocionante y preciosa, en El Periódico de 22 de febrero de 2007 (columna de la contraportada "Siete x siete", titulada "Una obra de arte"): "Llego tarde a casa. Preparo algo de comer, descorcho una botella...en el cristal de la copa el azar ha dejado sus huellas: algunas lágrimas rojas...yo reino en este pequeño universo de objetos que evocan otros días, otras gentes, pero también hablan del mañana."

No siempre es necesario ir a buscar la belleza a la Patagonia, a los Alpes o al Kilimanjaro. A veces, la belleza surge a tu encuentro en los detalles más inesperados de la vida cotidiana. A veces, la belleza es un estado de ánimo que te visita, dulce y espontáneo, allí donde estés. También en casa. A veces, la vida de cada día es, también, una delicada obra de arte.

Hoy he estado trabajando en casa y cuando el hambre ha dicho "¡eh, ya es la hora!", he ido a la cocina. Y me he preparado una adaptación del muy romano "paglia e fieno" (paja y heno).

La base es, siempre, una mezcla de pastas blanca y con espinacas (pueden ser frescas o deshidratadas, pero a mí el "paglia e fieno" me gusta con pasta fresca). Hace uno un sofrito con cebolla y un diente de ajo (yo le puse, además, una escaluña, que le da un saborcito...) y cuando está transparente se añade un poco de nabo negro bien desmenuzado (me gusta mucho el perfume del nabo con la pasta). Cuando está listo, se añade un poco de panceta que no sea ahumada. Y cuando esté al punto, se añade el tomate, para que vaya haciendo chup-chup un buen ratito, con sal y un poco de azúcar. En paralelo se preparan unos guisantes. Yo tengo la suerte de tener un mercado cerca: así que los míos eran del Maresme, recién comprados, fresquísimos. Se hierven cuatro o cinco minutos y se detiene la cocción con agua con hielo. Cuando el "sugo" de tomate está listo, se añade un poco de leche (es básico, en esta receta, matizar y rebajar el color y el sabor del tomate: hay quien lo hace con crema de leche, pero yo tiendo a evitarla) y los guisantes. Unos minutos para que los ingredientes cojan todos un mismo aire. Y ya está listo. Tres minutos de cocción de la pasta, al dente dente, este "sugo" como condimento, un poco de orégano y parmesano y ¡¡¡a comer!!!


Para acompañar a esta pasta, necesitaba un tinto con cierto cuerpo pero, al mismo tiempo, frescura. Me he regalado con uno del que había leído algo, pero que jamás había probado: un Señorío de Toledo PRIMVS, tinto joven 2005. Se trata de un vino que embotella como Vino de la Tierra de Castilla, Bodegas Garva de Méntrida, pero que firma nuestro bien amado y más admirado Joan Milà, errante hacedor de vinos (en inglés, "flying winemaker"), también por tierras toledanas. Con un ensamblaje a base de garnacha, merlot y syrah (quizás dominen las dos primeras) y 13,5%, este vino joven se beneficia, en mi opinión, de una cierta redondez que le da, ahora, la botella. Tomado a 15ºC, ha sido un gran acompañante de la "paja y heno": tiene una capa alta, con un menisco del color de la cereza picota bien madura, casi negra, unos aromas poderosos de fruta roja (grosella y mora) en compota y de regaliz de palo de la de toda la vida (no de chuche, ¡eh!). Su presencia en boca es poderosa y muy agradable, con unos taninos algo secantes pero de larguísimo posgusto. Se trata, sin duda, de un vino en su momento óptimo de consumo, que tiene la fuerza de la fruta madura, el ímpetu de la tierra donde ha nacido y el saber hacer de un buen enólogo. Este vino ganó un Bacchus de plata en la edición 2006 de los premios y se puede comprar por la escandalosa cantidad de 5,5 euros. Para rematar tan mediterránea dieta, ha caído una siesta.

"Hoy, el enemigo no vendrá. Aquí y ahora el mundo es perfecto y la vida una delicadísima obra de arte", termina Ollé su texto. Así ha sido. Hoy el "enemigo" no ha venido y he podido disfrutar de un intenso día, sin salir de casa: la belleza y el pequeño placer también existen aquí, en la vida de cada día.


Nota bene: el comentario del día de hoy (pura literatura) está dedicado a todas mis amigas, mujeres trabajadoras, empezando por mi santa. Si pudiera, hoy cocinaría para vosotras y bebería con vosotras.

Nota bene ii: por supuesto, esta nota la he escrito antes de saber la triste notícia que lamentaba en mi comentario de ayer. Lo dicho: la vida sigue, con el recuerdo siempre vivo de los que se han convertido en sombras (Joyce dixit), pero sigue.

Flores BY Rocky0009

13 comentarios:

franny dijo...

che vino consigli per un tortino leggero di ricotta e verdure, per festeggiare l'eclissi passata e l'inizio della primavera?
ti invito come al solito a rispondermi sul mio food blog....!

J. Gómez Pallarès dijo...

Va bene, ci vado!
Joan

Adictos a la Lujuria dijo...

Mala hora para leer tu entrada y yo no tengo el mercado cerca!!!

Hoy tocara pasta y el vino sera un Rioja Don Jacobo 2002.No se como estara pero hay que acabar con.....

Animo!!!!

Carlosgrm dijo...

Joan, es de las recomendaciones que suscitan mucho interes por mi parte, es el tipo de vino que me gusta y por ello buscaré una botella, aunque a ese precio...jeje..no se si se podré permitirmelo.
Gracias por la recomendación.
Cada dia se hacen cosas mas interesantes en Castilla-LaMancha

J. Gómez Pallarès dijo...

Adictos, hay que ser imaginativos!!! Recordad al gran Ferran Adrià abriendo la nevera y la despensa y haciendo maravillas con las latas que encontraba!!!
Pena lo del mercado, pero seguro que saldréis adelante con algo interesante.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

La verdad, amigo Carlos, es que yo ya suponía, en viendoque Milà andaba detrás de la botella, que algo interesante saldría...pero a ese precio, no tanto, la verdad!!! Ahora está en su momento, además. Yo pienso pasar la Pascua con la familia y unos amigos precisamente por esas tierras, en Albacete, Toledo, etc., y espero incluso poder visitar el Pago del Vicario. Promete esta tierra, sin duda y más allá de la airén!
Un saludo
Joan
PS. Aprovecho este discreto medio y, aunque ya esté en Valencia, te confirmo que ha llegado aquello que me comentaste a casa.

La Guarda de Navarra dijo...

Entre un blog y otro, cocinando, trabajando, cultivando amistades,...¿Cuando sacas tiempo para escribir o tienes algún negro(ya me entiendes)que te facilita el trabajo?
Un saludo

J. Gómez Pallarès dijo...

Querido amigo La Guarda: detecto el matiz irónico en tu comentario!!! La verdad es que gozo, en estos momentos, de una situación privilegiada que algún día (más pronto que tarde, para qué engañarme!) terminará: tengo un período sabático de mi lugar de trabajo, lo que me permite seguir trabajando en mis cosas (las de la profesión, donde también me muevo, escribo y viajo mucho), pero, al mismo tiempo, me permite ser creativo y cronista de alguna otra de mis pasiones, el vino y la comida, vaya. La amistad va con la condición humana.
Y lo del "negro": pongo a todos los dioses por testigos que jamás volveré a pasar hambre...ahy no, que esa es Escarlata O'hara, mujer trabajadora donde las hubiera. Sin bromas: tengo facilidad para la escritura (mis colegas de profesión se burlan de ella) y jamás, jamás, nadie me ha pasado nada ni, por supuesto, me ha escrito nada, más allá, claro, de algunos trabajos colectivos publicados, en que cada cual aportaba una parte. Ahora disfruto más escribiendo esta especie de dietario enogastronímico que haciendo otras cosas, y voy compaginando. Algún día se acabará...pero mientras pueda, aquí (y allá: en ETB), me tendréis.
Un abrazo,
Joan

Calamar dijo...

Vaya, vaya, La Guarda, como se te ocurre pensar que Joan escribe todo eso, es imposible, no puedo ni yo que tengo 8 brazos.. ;-)))

Carlosgrm dijo...

Bien, Joan, me alegro..stop... que haya llegado ...stop..aquello que te comenté..stop... y en plazo... stop
Saludos
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo sólo tengo dos brazos y no sé mecanografía, es decir que escribo mirando el teclado. El día que haga un curso, temblad, lectores!!!
Un abrazo a todos,
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya se hablará en su momento de ese envío, Carlos!
Un abrazo,
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Cara Franny,
mi dispiace tantissimo ma dopo del mio ultimo viaggio, ho perso nel computer, gli indirizzi che visito periodicamente, non direttamente "linkati" qui, e non mi la facio per ricuperare tutto: ti prego di rinovarmi l'indirizzo pure rispondendo qui stesso.
Comunque non voglio lasciare senza risposta la tua domanda: io direi che con la ricotta mescolata con la verdura, un bianco con poco legno, vivo, fresco, andrebbe benissimo. Puoi scegliere, secondo me, tra un greco di tufo (se cerchi in questo blog, ne troverai un commento) o uno ultimo che ho assaggiato recentemente, sul quale non ho ancora pubblicato, che mi ha meravegliato: un Ronco dei Tassi (Gorizia) 2005, coupage incredibile, che mi ha molt piaciuto.
Tante cose, con le mie scuse.
Joan

Publicar un comentario