14 marzo, 2007

Finca Terrerazo 2004 en La Malquerida


La obra de teatro de don Jacinto Benavente da nombre a esta taberna, casa de comidas y vinoteca, en la ciudad de Valencia. La Malquerida, que arranca de una tradición del siglo XIX y goza de continuidad empesarial y familiar desde 1941, se define como "taberna española" y a fe que los goyescos azulejos de las paredes te envuelven en un ambiente de lo más castizo. Se trata de un local muy agradable, amplio y luminoso, situado en una zona muy cercana a algunas facultades de la Alma Mater valentina. Fue Premio Taberna del Año Gourmetour 2004 y mantiene intactas las virtudes que llevarían a la consecución de tal premio.

Una característica destacada del local es la de la cocina de tapas, en que una eficaz y solvente cuadrilla muestra la concentración y la calidad de los productos más característicos del Levante, en dosis no siempre pequeñas. La segunda es un excelente servicio, rápido, atento, eficaz, amable y muy profesional en el servicio del vino. Las copas son adecuadas, la carta bastante extensa y a unos precios muy convenientes (en relación con los precios de las botellas en tienda), y ¡tienen cinco cumilleres en plantilla! En la visita que hicimos al local unos cuantos colegas y amigos, yo tomé una fresquísima y bien aliñada ensalada, una tosta con boquerón frito (sublime, sobre un poco de tomate finamente cortado) y una sabrosa y rica croqueta de jamón, todo en formato tapa. De segundo, vino un cordero a la brasa, quizás demasiado hecho (aunque sé que mi gusto en esto va contra el de la mayoría), con unas patatas fritas extraordinarias: de formato "churrero", aunque cortadas con mayor grosor, estaban recién hechas, eran crujientes pero tenían el alma mínimanente blanda. Deliciosas.


Para acompañar tales manjares, acudió a nosotros uno de los grandes vinos de esta tierra, Finca Terrerazo 2004, de Bodega Mustiguillo. El vino de Toni Sarrión (con la asesoría de mi admirada Sara Pérez) no se acoge a DO alguna, se presenta en etiqueta como Vino de la Tierra de Utiel-Requena, pero es ya un vino de pago de la comunidad valenciana. Se trata de un vino de ensamblaje, a base la la variedad reina local, la bobal (que ellos miman), con aportaciones de tempranillo y cabernet sauvignon. Ha pasado por 15 meses de barricas de roble francés y declara 14,5% en botella. Conviene servirlo a 16ºC. Nuestra botella estaba perfecta y en la carta figuraba a 26 euros, cuando en la tienda se puede encontrar por 21-22 euros: ¡bien por la empresa de La Malquerida!

Ofrece en visual una capa alta, casi impenetrable, del oscuro color del arándano negro, casi sin ribete: la densidad de la coloración lo ocupa todo y tiñe la copa de arándano en envero. A copa parada, te asalta una explosión de frutosidad muy grande, de frutos negros en compota, junto con aromas balsámicos de eucaliptus y de matorral mediterráneo (tomillo). En boca presenta todavía los taninos algo secantes (quizás 2008 sea mejor año para este vino del 2004: el tapón de 49 mm anuncia la presencia de un vino de guarda), pero se revela ya con un alma impactante: un vino amplio en boca, muy pleno, con unos taninos envolventes, que dan largos segundos de placer tras el trago (12 caudalías, calculé mentalmente, aunque sin la precisión de una cata) y que te devuelven esas notas de fruta con un retrogusto de café verde en grano. Es un vino que ofrece grandes dosis de placer a un precio razonable.

Sé que Valencia vive con ilusión y expectativas todo el zafarrancho de la Copa América (no es lo mío, conste), pero seguir descubriendo (gracias a los consejos de mis amigos de ETB) locales como éste, absolutamente recomendables y apetecibles (los datos para las reservas, dirección y demás, están en su página web), me hace pensar que la Copa pasará, pero que la ciudad se mantendrá con su alma amable, hospitalaria y dicharachera, para que la podamos disfrutar por muchos años.



Barcas en la Malvarrosa BY juanmiguel

16 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Muy util tu entrada dedicada a la ciudad de Valencia y esperemos que podamos hacernos sitio en la Malquerida.

Si tienes o tienen los que lean este comentario alguna recomendación más para Valencia o poblaciones al sur de esta ( creo que estaremos en Cullera) nos vendran geniales.

Un saludo

J. Gómez Pallarès dijo...

Los coelgas de ETB, veremeros.com además de pura cepa, tienen amplia experiencia en sitios de nota valencianos. Me llenaron de buenas recomendaciones, pero prefiero que esan ellos los que te contesten.
Por mi parte, a las que me dieron (una de las cuales es ésta, de la Malquerida), añadiría sólo una que no me dieron ellos y que a mí me encanta. No tienen un gran servicio de vino, advierto, pero sus arroces son de vértigo: una de las últimas alquerías vivas entre campos, al lado del cemento, es Casa El Famós. Ahí van los datos:
Casa El FamósT. Dirección :Ermita de Vera, 14, próximo a Cmno. de Vera
Teléfono :96.371.00.28
Horario :De 13.30 a 16 y de 21 a 0.30 h. ( Cerrado : L y D noche)
Municipio :Valencia
Zona :Algiròs
Y que aproveche!!!
Joan

Carlosgrm dijo...

En mi visita a Valencia el año pasado, tenia varios objetivos uno era cenar en La Malquerida y otro en La Sucursal solo pude hacerlo en La Malquerida, problemas de ir en verano.
La comida, la atención , los vinos (mestizaje y mendoza dolç), las sugerencias que me hizo el gerente para que comprara fueron excelentes.
Puedes ver mi experiencia en la etiqueta de viajes de mi blog.
saludos
Carlos

nopisto dijo...

De todas formas revisa el enlace que nos has mandado a la Rivera Maya ;-)

Adictos a la Lujuria dijo...

Gracias Joan. Por cierto el enlace de la Malquerida creo que no es el bueno (a no ser que el tequila te hiciera creer que estabas en Valencia).

Un saludo

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, Carlos, por tu comentario y, en efecto, ya volveré a pasar por tu blog y revisaré tus notas del viaje levantino. Yo tenía otros objetivos, además del de la Malquerida. El más importante era el de Casa Pepico, pero no pudimos combinar los horarios de trabajo con el lugar, y la malquierida quedaba más a mano.
Por supuesto que tus vinos son, también, estupendos!
saludos,
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, No Pisto, por la advertencia. Corregido queda el error, aunque no acabo de entender qué pasa con los enlaces a ratos en este blog mío. Yo los escribo correctamente (en esta ocasión no hice "recorta y pega", que es fuente habitual de errores) y a veces saltan a lo más inverosímil. Espero que por lo menos la experiencia mexicana haya sido interesante, tanto como lo fue la mía en La Malquerida.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Adictos, gracias por la nota de corrección que ya queda incorporada. Como veis por lo comentado con Carlos, añadid, además, Casa Pepico a vuestros posibles intereses gastronómicos en la zona. Y a ver si los expertos se animan a aportar sus direcciones más queridas!!!
Saludos,
Joan

Calamar dijo...

Vaya, com o te cuidas eh, Joan?

En cuanto a las recomendaciones de restaurantes en Valencia siento no poder ayudaros, sólo he estado dos veces y no soy de los que conoce sitios allí. A ver si nos leen Herr o Damià...

Saludos,

J. Gómez Pallarès dijo...

Llevas razón en todo, amigo Calamar, me cuido y nuestros amigos lectores (Damián y Herr, pero también algunos otros que sé que tienen amplia experiencia en Valencia) andan algo romos en el tema de dar consejos sobre sus locales preferidos en Valencia y alrededores. Yo ya he puesto dos, y bien significativos de mis gustos (con La Malquerida, tres, vaya): El Famós y Casa Pepico.
A ver si hoy hay más suerte.
Saludos!
Joan

Herr Direktor dijo...

Pues tarde pero al final llego, arf, arf!

A ver chiquillos (como diría Encantadísimo) que aquí el Herr es un neófito en conocimientos de restaurantes de Valencia: simplemente os puedo decir que he estado y disfrutado en Casa Pepico (magníficos productos de l'Horta Valenciana y mejor servicio y carta de vinos), La Malquerida muy bien descrita por Joan: siempre recomendaría ir temprano (13:30) para poder comer sin barullo. En La Malquerida a parte de dejarme querer por sus camareras disfruté como un enano del último Graciano '98 de Contino con sus maravillosos (y ya irrepetibles) 12,5º y una capa media-baja color rubí. Comí unas costillitas de cabrito rebozadas con una salsa de cuyo nombre no es que no quiera sino que no puedo acordarme, que estaban de órdago. Los elección de los vinos de postre pareció un número de cámara oculta: todos los vinos que pedíamos no estaban!!! al final le dije a la chica que por favor los borraran de la carta y que se comprara zapatos con suela gruesa si no quería desgastarla.
En mi última incursión (esta semana) estuve en Restaurante La Rosa (Avda. Neptuno, 70) donde comimos unos excelentes calamares (lo siento Calamar!!!) rebozados como si fuera buñuelos: tiernos, sabrosos y un rebozado contundente pero no aceitoso. Seguimos con ración de arroz caldoso con ortiga de mar (un bichejo entre meloso y baboso) que daba aportaba una textura muy suculenta al arroz y finalizamos con una fideuà correcta pero sin más (quizás los fideos no eran lo que tocaba y no acababa de estar lo seca que yo quisiera). De postres: bandeja de fruta y bandeja de respostería con especial recuerdo para un dulce con crema de turrón riquíiiisima!!! Carta de vinos variada con presencia local: Mestizaje 2005 y Maduressa 2004.

Mi eterna visita que siempre tengo que aplazar o anular es al Milan, parece que tengo el gafe con este restaurante.

Joan: me apunto ese El Famós para la próxima!

Adictos a la Lujuria dijo...

Gracias, con tantas recomendaciones me tendre que quedar casi a vivir en Valencia.

Las tendre en cuenta para cuando este en la ciudad del Turia.

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, muchas gracias, querido Herr!!! Nunca es tarde si la dicha es buena y algunas de tus referencias seguro que harán las delicias de los lectores. Yo tengo bien apuntado el Milan para la próxima, pues en ésta no hubo ya ocasión. En la próxima estancia, haremos también una incursión por el Famós, que bien se lo merece en tema arroces de la huerta.
Y coincido plenamente contigo: el servicio estuvo de primera y la camarera que nos tocó fue muy amable, profesional y atenta. La sumiller nos recomendó para los postres un dulce de Navarra que deconocía por completo, Capricho de Goya, un moscatel de grano menudo, de 15%, que olía y sabía demasiado a encabezado y era, además, algo plano en boca. No me gustó demasiado en la comparación con algunos moscateles navarros, sublimes.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, Adictos, ya véis que aúncon "arf arf", Herr Direktor ha salido a escena. Ya sólo falta Damià: Damià ¿dónde estás, que no sales?
Saludos,
Joan

Herr Direktor dijo...

Joan,

de Damià ya sabes que es un poco "buja"... en fin, su timidez+koalismo (de koala+pereza) lo mata...

creo que ha sido escogido para el próximo anuncio de Ron Bacardí

:-D

J. Gómez Pallarès dijo...

No tenía yo previsto que sacaras los "trapos sucios" aquí!!! Bien, dejemos a nuestro amigo BUBU saliendo del largo letargo del parque nacional de Yellowstone y a ver si acaba respirando!!!
Saludos!!!
Joan

Publicar un comentario