24 febrero, 2007

Poda de invierno



Es tiempo de poda en las viñas. De norte a sur, de este a oeste, según el clima y el respeto debido al ciclo vegetativo de la planta, los meses de enero y febrero son los meses decisivos en las viñas, los meses en que los viticultores suelen no querer demasiados intermediarios entre ellos y sus cepas, los meses en que hablan con la planta para decirle, con cierta exactitud, qué alianza quieren plantearle. Sea cual sea el sistema, sea en vaso, sea en espaldera, sea en guyot simple o no, cuando la savia de la planta deja las alturas del pámpano, cuando éste ha caído al suelo y abandona a su suerte, desnudo, al tallo, llega la poda de invierno. Se trata de una poda en seco que va a determinar cuantos brazos y, por lo tanto, cuantas yemas van a crecer. Después, cuando suba la primavera y llegue, casi, el mes de junio, puede que llegue una segunda poda, la poda en verde: ya se sabe, casi siempre en la viña, poca cantidad es sinónimo de calidad. Pero para eso falta todavía mucho...

6 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Buena Fotografia de la parte más oscura del proceso

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, Adictos! Es una foto que no he identificado porque no tiene copyright. Es de libre acceso en la red y pertenece a la poda de invierno en el Château de Beaucastel, de Perrin et fils.
Digamos que si sobrevivo al año, mi intención es, empezando por el invierno (ésas fueron las primeras fotos), seguir el curso de la viña, de la planta y de sus frutos a lo largo de todo un ciclo anual.
Y ahora toca ya empezar a pensar en que la planta trabaje de nuevo!
Saludos!
Joan

SobreVino dijo...

Vaya pedazo de cantos rodados en Beaucastel. Así salen después los vinos.

Un saludo.

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, amigo mío. Impresiona ver (porque el resto es literatura, vaya) cómo hay una real unión entre aquello que uno cata y el caracter del vino asociado a la tierra de la que se alimenta la cepa. Esto me ha pasado en algunos sitios de España (sobre todo el Priorato), en Italia y en Francia. Creo que me ha pasado recientemente también con un riesling, pero no conozco los viñedos del Kastanienbusch del Ökonomariat Rebholz, que catamos algunos recientemente. Estoy seguro que me pasaría con algunos Penfolds probados, pero esa comprobación la tengo más cruda todavía!!!
Saludos!
Joan

Calamar dijo...

Buena foto Joan, coincido con vosotros. Además esa iniciativa de ir mostrando las viñas en todas sus fase me parece excelente. Estaremos pendientes.

Esta claro que la influencia del terruño es innegable.

Saludos,

J. Gómez Pallarès dijo...

Digamos, amigo Calamar que empecé lo de las "fotos" preferidas porque me daba casi pena encontrar algunas maravillas por ahí y no mostrarlas. Pero acabé dándome cuenta de que el invierno me "tiraba" hacia las fotos de la viña y de la uva en invierno...y pensé "pues que la primavera me lleve hacia las fotos de la viña en primavera" y así sucesivamente. A ver qué acaba resultando!!! Pero la idea me apetece. Y sobre lo del terruño, pues cuanto más conozco, más clara tengo también la asociación y cuanta más especificidad encuentro en un vino, más me apetece. Aunque por supuesto, mayor especificidad no significa mayor calidad, per se. Ahota, cuando encuentras ambas cosas, la una junto a la otra, pues chapeau!!!
Saludos!
Joan
Saludos cordiales,
Joan

Publicar un comentario