23 febrero, 2007

Bermejo Malvasía seco 2005


Lanzarote es una isla de profundos contrastes. Probablemente por ello siempre ha llamado al atención del viajero inquieto. Quizás también por ello y por su historia, por su clima y por su situación geográfica, la gente del campo se ha sabido adecuar a sus especiales exigencias. Fuertes vientos, seco clima con muy poca lluvia, tierra basáltica y volcánica, producen efectos importantes en las variedades de uva que se cultivan en la isla. De todas las blancas autorizadas en la DO Lanzarote, destacan las vinificaciones de listán blanca, PX, moscatel y, sobre todo, malvasía. Y de todos los sistemas de vinificación, los que siempre han llamado la atención han sido los que producen vinos dulces.


Hoy quiero hablaros de una joven bodega (2001), llamada Los Bermejos , que se encuentra justo en el centro de la isla, en San Bartolomé de Lanzarote. Su joven enólogo, Ignacio Valdera (en la foto), que posa orgulloso ante una maquinaria puntera, ha sabido imprimir a la bodega un sello de modernidad y de diversidad notables. Y se están convirtiendo en un referente de calidad, no sólo en la DO, sino en las Canarias enteras. Producen un tinto de listán negro con maceración carbónica, tienen también malvasías y moscateles semidulces y dulces naturales y han empezado a trabajar con uva de cultivo ecológico y con blancos con madera.

Pero lo que me ha llamado la atención de la bodega no es nada de todo esto. Es su blanco seco 2005, monovarietal de malvasía.



La cosecha de este año ha sido considerada como muy buena y la bodega se ha lanzado, con fuerza, a una vinificación con fermentaciones en frío controladas en depósitos de acero, para producir y embotellar este blanco seco, con 13%, que conviene tomar a 9-10ºC. Dejando de lado la forma de la botella, que todavía no sé si me gusta o no (es curiosa y recuerda a las antiguas lagonas romanas, incluso por el orificio escanciador que presentan en su cuello) se trata de un vino de atractivo y brillante color amarillo pálido transido de reflejos verdosos. Es delicado en nariz, no muy persistente pero con cierta complejidad: sus aromas son los de la flor blanca, de cítricos (limón), un poco de fruta blanco con hueso y algo de pedernal. En boca tiene un paso alegre y goloso, tiene una buena acidez y aunque no llene el paladar, su presencia es importante, se hace notar, incluso en un ligero posgusto. Es un vino bien hecho, agradable y que dará buenos ratos de moderado placer a sus consumidores.

Yo lo compré en la tienda especializada en productos canarios de Barcelona Mojo Canario por unos interesantísimos 7 euros. Creo que se trata de una gran opción para probar un blanco seco de las Islas Canarias, nuevo y con calidad.

9 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Me comenta Ramon Nadal de ETB que tiene dificultades para poner un comentario en esta entrada.Lo pongo en su nombre:

"De esta bodega catamos hace un tiempo una malvasía sobreoxidada que
sorprendía por su agradable acidez.Según parece, era una
barrica "0lvidada" que unos someliers de un conocido restaurante
descubrieron y se hicieron embotellar en estas curiosas botellas,que a
mí sí me gustan y les compré un par de ellas.Entre otros, algunos
miembros de Estintobásico lo recordarán."
Ramon Nadal

encantadisimo dijo...

Hace unos meses me llamó la atención esa bonita botella pero mi sentido común evitó pagar los 18€ que me pedían por ella en una tienda de Vic.

Poco después en la tienda de la Boquería compré una botella a 14,89€. Me gustó pero me pareció caro y no pensaba volver a comprar.

Ahora veo que lo venden a 7€. Me parece un precio razonable por ese vino.

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, Encantadísimo, creo que éste es un precio ajustado.Por un vino así creo que podría pagar hasta 10 euros.
Hay que probarlo a su preciojusto y asílas cosas "saben mejor".
saludos!
Joan

encantadisimo dijo...

A eso me refería precisamente. Casi 15€ me parecían una barbaridad.

El vino me gustó. Graso, untuoso, con notas cítricas y de hierba fresca. Fresco, vivo, con cierta intensidad y buen equilibrio. Al día siguiente había ganado en intensidad (buen síntoma). Coincido contigo en que hasta 10€ me parece una buena compra. Además, la presentación es muy original.

Por cierto, había también un semi-seco. ¿Alguna referencia sobre él?.

J. Gómez Pallarès dijo...

No lo he probado. Lo he visto en el catálogo de las vinificaciones de la bodega y en algunas guías pero no he llegado a él todavía.
Siento no poder ser de ayuda en este caso.
saludos,
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y yo, por aquello de la familiaridad y amistad con Ramon, pongo su comentario y no digo nada sobre él. Perdona, amigo mío.
La verdad es que es la primera referencia que pruebo de esta bodega. Las chicas de Mojo Canario me lo recomendaron vivamente y compré un par de botellas. Pero ahora lo que me apetece de veras, en mi próxima visita, es comprar una selección de los extraordinarios quesos canarios que tienen y echarles un tiento con el listán negro de maceración carbónica que haceb en Los Bermejos. Me da la nariz que tiene que salir ahí un buen vino. Y conste que no he leído nada sobre él.
Sobre la botella, que ya leo que gusta tanto a Encantadísimo como a ti, creo que estoy con vosotros. Soy de los que se fijan en los detalles del mundo del vino y me encanta la gente que los cuida. Es evidente que en este caso, le han dado vueltas al asunto. Y esta botella tiene mucha gracia, la verdad. Sobre todo, la mínima apertura lateral del cuello de la botella, que permite verter el vino sin que caigan gotas. No me gusta, con todo, la excesiva parquedad de la eqtiqueta: NO hay etiqueta!!! que te cuente nada del vino. Tan sólo una cinta en el cuello de la botella.
Saludos, Ramon, y perdona la tardanza en reaccionar a tu comentario.
Joan

Luis Vea García dijo...

Creo haberlo comprado a un precio superior. De todas formas yo ya venía disfrutando de un malvasía conocido El Grifo que puede adquirirse por unos nueve euros en Vila viniteca de la calle valencia. La lástima es no encontrar fácilmente otras marcas como La geria, Mozaga,El campesino etc..
Pero Mojo Canario es de lo poco que encontramos de Canarias en Barcelona.

Por cierto, me he permitido enlazarte desde mi blog. Saludos.

Luis Vea GArcía dijo...

Por cierto en cuanto a tintos tienen unas buenas reservas de Viña Norte, Monje y Contiempo. Todos ellos dignos de ser catados.

luisveagarcia.blogia.com

J. Gómez Pallarès dijo...

Bienvenido a este blog, amigo Luís, y muchas gracias por el enlace que comentas. En efecto, El Grifo es otra gran marca que comercializa malvasía en todas sus variantes de azúcares residuales y, también, seco. Y está en esta nueva distribución que se ha inventado Quim Vila llamada Vinacoteca (la de la C/ València, por ejemplo, tocando a la Meridiana de Barcelona). Sobre los tintos, en efecto, en Mojo Canario tenían algunos, pero no compré nada porque me apetecía alguna maceración carbónica de listán negro o negramoll y todo lo que tenían no era de la última añada. Me gustan mucho estos tinerfeños o lanzaroteños a sus 14ºC.
Saludos cordiales,
Joan

Publicar un comentario