07 febrero, 2007

El Perro Verde 2005


"Es más raro que un perro verde", oirás en según qué zonas de España...y pensarás, por ejemplo, en perros verdes como el de la fotografía (¡no está a la venta!); pensarás, quizás, en un grupo de rock bastante popular y pensarás, casi seguro, en uno de los más conocidos seudónimos de aquél loco que cantaba sus verdades desde lo alto de la colina.


Pero si no estás un poco familiarizado con el mundo del vino, no será fácil que pienses en un perro que es verde porque la luz se refleja en su piel a través de la uva "verde" por excelencia (la verdejo, ¡claro está!) y que va persiguiendo mariposas por los viñedos de la DO de Rueda. Fue la bodega de Ángel Lorenzo Cachazo (en Pozaldez, Valladolid: no os doy web porque está en obras) la que tuvo la genial idea de pensar en este nombre para su última etiqueta de verdejo monovarietal, más comercial y, quizás, atrevida.


Se trata de un vino alegre y desenfadado, que ha conocido sólo los fríos del acero inoxidable y que de él ha pasado directamente a la botella. Se trata de un vino que, con 13%, conviene servir a 10ºC. Tiene el color del perro que le denomina, aunque con atisbos del sol madrugador con el que juguetea: amarillo pálido con reflejos verdosos. Ofrece los aromas de la hierba que rodea los viñedos al amanecer, con sus gotas de rocío y su amable frescura. Completa esa presencia una cornucopia de frutas abundantes y en sazón: sobre todo pera, pero también un poco de manzana verde y un menos de piña. Su paso por boca es muy agradable, fresco, con bastante cuerpo y presencia y con un retrogusto algo breve, pero que deja un vivo rastro de flores secas.

Su acidez y su frescura fueron un complemento ideal para un "suquet" de rape, preparado bien a la antigua: con su caldo de pescado, con bresa de verduras rehogadas previamente; con su buen sofrito de cebolla, ajo y tomate; con sus buenas patatas gruesamente cortadas; con su cola de rape de tres kg cortada para esa cocción y con su buena picada de ajo, almendras tostadas, pan y azafrán, disuelta en el propio caldo. ¿Lo mejor? El contraste entre el dulzor de la patata cocida con el rape y el caldo y el ácido frescor del frío verdejo. El vino se puede encontrar fácilmente en cualquier comercio del sector por menos de 8 euros.

15 comentarios:

Calamar dijo...

Muy buena foto Joan. ¿No esta en venta? ;-)))

Saludos cordiales,

Eduard

J. Gómez Pallarès dijo...

Me han dicho que no, pero si quieres hago gestiones!!!

Un abrazo,
Joan

Lizzy dijo...

Joan, ¿tu sabes si se este vino es en venta in Italia, y donde? Me gustaria probarlo...

Lizzy

J. Gómez Pallarès dijo...

No lo sé, Lizzy, pero lo averiguaré y te lo diré.
Un abrazo,
Joan
PS. Gracias por escribir en español!!!

J. Gómez Pallarès dijo...

No lo sé, Lizzy, pero lo averiguaré y te lo diré.
Un abrazo,
Joan
PS. Gracias por escribir en español!!!

Gourmet de provincias dijo...

Me paso por aquí de parte del Perro Gastrónomo, que no podía dejar de saludar esta curiosa iniciativa.

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya sabía yo, querido GdP, que esto del perro para los amantes del asunto canino sería una tentación irresistible (en este caso, Roco y tu perro gourmet). La verdad es que se trata de una etiqueta muy simática, casi naïf, que gusta a primera vista. Vaya, a mí me gustó. Como el amigo Encantadísimo tanto valora, se trata de esa nueva técnica, ampliamente dominada en el sur de Francia, que consiste en que la botella y su etiqueta salgan a la búsqueda del cliente más que al revés, y por la vista.
Por lo demás, en mi opinión, el paladar y olores de este vino son más que correctos. Me cae bien, vaya.
Un abrazo,
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Querida Lizzy,
ya de vuelta a Barcelona (he pasado dos días estupendos en el sur, en Sevilla), acabo de pedir a la bodega de Lorenzo Cachazo si tienen distribución en Italia. Espero que me contesten pronto.
Un abrazo,
Joan

ignacio dijo...

La idea y la etiqueta las encuentro geniales !
Espero lo mismo del vino ;)

J. Gómez Pallarès dijo...

Hombre, Ignacio, el vino no diría yo que es genial, pero al precio que lo venden y con el tipo de vinificación que tiene, responde muy bien a aquello que uno puede esperar de él y aquello que uno le pide a un vino de estas características, con un toque añadido, de buen cuerpo y estructura, para un blanco que no es de guarda. No se evapora sin más, tiene cierta presencia y presistencia en boca.
Saludos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

"persistencia", perdón!
Joan

tiriti dijo...

Este vino lo compré en la Vila Viniteca de la calle Valencia de Barcelona, al ladito de casa, porque lo empezaron a promocionar en Agosto 06", según me comentaron es un vino que los de Vila Viniteca pidieron que se envasara expresamente para ellos la Bodega de Angel Cachazo y por lo que tengo entendido lo distribuye Quim Vila. Angel Cachazo comercializa el Martivilli, que es muy parecido y a un precio inferior, unos 5 €.

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, Tiriti, lo distribuye Vila y tú lo compraste en la Vinacoteca de la C/ València a tocar de la Meridiana. Yo lo compré en una tienda distinta. Aunque este año no he probado el Martivillí (en efecto, el productor es el mismo), tengo en mi recuerdo que este Perro Verde tiene como una presencia en boca algo superior al Martivillí. Pero vaya, sería cuestión ahora de probarlos uno junto al otro, porque el sistema de vinificación seguro que es el mismo.
Un abrazo,
Joan

Judit Gómez Pascual dijo...

Buenas tardes, hace poco prové este vino en un "celler" de mi pueblo y me encanto, me gustaria saber donde puedo comprarlo en Barcelona, ya que el precio del "celler" es bastante más caro de lo que he visto en internet, pero si lo compro on-line me cuesta igual por los gastos de envio!
Dejo mi mail por si me puedes mandar la respuesta, grácias.

judit_gom@hotmail.com

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Judit, y bienvenida a este blog!
El Perro Verde es una iniciativa de Quim Vila (Vila Viniteca) y tendría que poder comprarse a un precio alrededor de los 8 euros. No sé a qué precio lo habrás pagado...
Por correo electrónico te digo dónde puedes comprarlo.
Saludos cordiales,
Joan

Publicar un comentario en la entrada