06 enero, 2007

Manzanilla San León Reserva de la Familia


    ¿De cuántas formas homéricas, es decir, heroicas y hermosas al mismo tiempo, se puede empezar una gran comida? Una de las mejores que se me ocurre es la de un buen plato de jamón ibérico, bien cortado, fino y en su punto de grasa y de madurez. ¿Y cuál es uno de los mejores acompañamientos para tan exquisito manjar? Por supuesto, quienes la conocéis, ya sabéis la respuesta: la Manzanilla San León (de Bodegas Argüeso), Reserva de la Familia. De la DO Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, esta manzanilla, monovarietal de la uva palomino fino, de 15%, ha sido realizada con el tradicional sistema de crianza de los vinos generosos de la zona, con soleras y no menos de 9 años de crianza.


    Oro intenso del sol en el mediodía de la playa gaditana. Aromas, en el aire que trae el Levante del Estrecho, de salitre y de algas. Esencias de la almendra salada y corazón de la aceituna manzanilla. Eterna oscuridad de la bodega cerca del mar. Punzante sequedad de la albariza en boca. Pureza del sol andaluz que se filtra, entre racimos de palomino, hacia la tierra sedienta. Mineral. Telúrico. Esencial.


    Esta maravilla representa una de las cimas de la vitivinicultura española y se puede adquirir por la escalofriante cifra de 11 euros la botella.

    Créditos fotográficos: jamón by rwalhout; sol y arena by kavikrut; uva, sol y albariza by Jesús Matute; aceituna de aperitivo by diastema; almendras saladas by roadiemon; tierra resquebrajada by JTerry1.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario