21 enero, 2007

Bautismo en EsTintoBásico


Dice el Evangelio de Marcos: Et factum est in diebus illis, venit Iesus a Nazareth Galilaeae et baptizatus est in Iordane ab Ioanne. Et statim ascendens de aqua vidit apertos caelos et Spiritum tamquam columbam descendentem et manentem in ipso. Et vox facta est de caelis: "Tu es Filius meus dilectus; in te complacui. "Y sucedió en aquellos días que vino Jesús de Nazareth en Galilea y fue bautizado en el Jordanes por Juan. Y en el momento mismo en que salía del agua, vio cómo se abrían los cielos y descendía de ellos el Espíritu en forma de paloma y permanecía sobre él. Del cielo surgió una voz: 'Tú eres mi hijo querido, en ti me complazco'".




Cambiemos el Jordanes por el río de la vida, que es el del vino, el de la leche y la miel, el de las huríes, el del paraíso en la tierra, el río de Epicuro, el de la amistad, el que nace de una botella de vino compartida por unos amigos; sustituyamos a Juan el Bautista por los miembros del grupo de cata EstTinctusBasicus; suplantemos a la paloma que le hizo la mala pasa a José por siete fastuosas botellas de Burdeos de la especialísima añada del 2003 (más una "invitada" sorpresa de última hora!), situémonos en la Barcelona de 19 de enero del año de gracia de 2007...y tendremos todos los elementos para explicaros que...

los Apóstoles del Vino y de la Comida de Barcelona vuelven a ser Doce (por supuesto, Doce más Aquél que se fue, pero volverá dentro de poco, Aquél que nos preside y cuyo espíritu nos acompaña, Z.). En efecto, quiero participaros que, en la noche mencionada y en la sala de cava del fastuoso restaurante Rías de Galicia tuvo lugar mi bautismo como miembro de pleno derecho de ETB. No es éste el momento ni el lugar para explicaros la cata oficial, primero, y la comida y el resto de vinos, después. Lo podréis leer pronto en el blog oficial del Grupo, aunque aquí se me permita reseñar una de las botellas que más me gustó (en un próximo comentario). Sí es el momento para deciros que, guiados por la sabia mano de nuestra Musa, Blanca, nos adentramos en los secretos del Bordelais, nos paseamos por Graves y Péssac-Leognan, por Médoc y Haut-Médoc, por Sauternes y Cérons, por St.Émilion y St.Estephe...visitamos la Garonne, la Dordogne, las rías gallegas y sus mares, los montes de Huelva y un largo etc. No puedo pensar en mejor estreno y bautismo que el que nos llevó por la cuna de algunos de los mitos de la viticultura mundial.

Cayeron más botellas que Apóstoles se sentaron a la mesa, reímos, bebimos , charlamos, discutimos y comimos casi como si fuera nuestra última cena; algunos, al final, nos sentimos como quien preside esta recreación de mcdowell del original leonardiano. Vendrán más encuentros oficiales, vendrán más catas y charlas y vinos, pero ésta quedará especialmente grabada en mi mente y en mi memoria por ser la primera. ¡Gracias, amiga y amigos, por tan vibrante y espléndida introducción!

Nota final: a pesar de algunos contenidos de este comentario, quiero aclarar que fue escrito bastantes horas después de la cena, ya lejos de los efectos del alcohol y, también, que ni me considero Jesús ni ando a la búsca de mi Judas particular: ¡no tengo prisa!


Créditos: Bautismo de Jesús de Andrea del Verrocchio y Leonardo da Vinci by piya_t_mumbai; la Santa Cena de Leonardo by Dodatw; la Santa Cena jocosa by mcdowell.

2 comentarios:

Calamar dijo...

Magnífico Joan. Bienvenido... pero tú sabes donde te has metido!!! Ya no hay vuelta atrás.

Un saludo,

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, querido amigo, me hice una "pequeña" idea el viernes por la noche. Pero me he metido encantado, vaya, y puesto que ya soy mayor de edad, a sabiendas de dónde me metía!!!
Saludos!
Joan

Publicar un comentario