16 diciembre, 2006

Unas fiestas alternativas





Siguiendo los consejos de Wilfried Robert (Oenoline: hoy he incorporado su enlace a mis preferidos en la enoblogosfera, merece la pena que le echéis un vistazo) y de Aristide, me apetece desear al amable público de este blog que Père Noël, Babbo Natale, Santa Claus, St. Niklas, los Reyes Magos y la Santísima Trinidad le traigan cuantos vinos y manjares desee. Procurad no ser modestos y pedid cuanto os apetezca de verdad. Por si acaso...
Como tiene escrito Xavier Álvarez (La Carte des Vins, en Sombrerers 1, Barcelona):
"Drink wine...save water".
Que tengáis todos unas felices y ecológicas fiestas: pedidle a la madre Tierra cuanto ofrece y, después, no os olvidéis de devolvérselo.

3 comentarios:

Carlosgrm dijo...

Simplemente,te deseo lo mismo Joan

Felices Festas y Feliz ano novo, como decimos por aquí

Un fuerte abrazo
Carlos Rguez
Roco&wines

Gourmet de provincias dijo...

Y en tu lista faltan el portugués Pai Natal, que en versión gallega és Pai Nadal (aunque aquí también vale Papá Noel).

Estoy de vuelta de Valdeorras sin demasiadas noticias. Si acaso la constatación de que el grupo Galiciano está en fase de expansión y que Godeval es allí la gran desconocida.

Por otro lado, he constatado la virtual imposibilidad de conseguir una botella de ese espumoso de godello que esta año saca la casa Galiciano y que por lo visto solo se vende a particulares, por cajas y por teléfono. Después de intentarlo en varias tiendas especializadas compostelanas y en alguna otra en Valdeorras creo que voy a desistir.

Y por último, muy soprendente la escasa atención que le prestan en la zona a sus propios vinos. Todo el mundo sabe allí que la producción autóctona es de godello y mencía, pero poco más. De hecho, en el mayor supermercado del pueblo me fue imposible encontrar un solo Viña Guitián que, por lo visto, es mucho más fácil de conseguir fuera de su zona de producción. Y acabé buscando en un supermercado porque la única tienda especializada (solo una!) estaba cerrada el sábado por la tarde.

En fin, en ese sentido me vengo con una sensación agridulce.

Por cierto, de regreso pasamos por el Montefurado (Quiroga, Lugo), el monte que los romanos perforaron para desviar el río Sil, que sigue pasando por ese mismo agujero. Un lugar que aún hoy impone respeto.

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, amigos Carlos y GdP, por las felicitaciones en gallego y pro la incorporación de Pai nadal al listado de enófilos papás noeles!
Me disgusta lo que comentas de tu viaje, amigo GdP, aunque no me sorprende: supongo que la proximidad de zonas como la Ribera o Rueda (no creo que presten gran atención a la mencía del Bierzo tampoco, que tiene una gran losa por sacarse de encima) hacen que la gente del lugar tire del tópico en su consumo y pasen de conocer la producción local. Esto me hace pensar en algo que leí hace bien poco sobre los vinos australianos: ellos gastan un 200% más que las bodegas españolas en márketing!!! No todo son culpas a echar al consumidor!
Un abrazo a ambos y deseos de lo mejor para vosotros y para Galicia.
Joan

Publicar un comentario