28 diciembre, 2006

Una pausa refrescante: erizo y Elisabet Raventós 2000




    Tenía pensado proponeros esta foto del delirante, exhuberante y delicadísimo "coulant" de erizo que nos mostró hace unos días Tiritinyam (la receta en su blog) simplemente como una de las fotos memorables que, en los últimos tiempos, han pasado ante mis ojos. Pero creo que le restaríamos méritos. Prefiero que intentéis cocinar esta maravilla y, además, contestar lo que ya le apunté a él mismo hace unos días: ¿con qué acompañaríamos esta apabullante metamorfosis de erizo?




    La idea es que sirva como aperitivo y no se me ocurrió otra cosa que un cava que, en mi opinión, está a la altura de la receta y de la foto: Elisabet Raventós 2000 de la cava Raventós i Blanc . Este cava está hecho de uvas procedentes de un mismo viñedo, con más de 30 años a sus espalderas (hermoso nombre el de "Viña del Lago", de suelos pedregosos y pobres y en competencia con las raíces de un pinar cercano: ojo a este dato cuando lo degustéis), con una mayoritaria charelo y una presencia muy apreciable de chardonnay en el ensamblaje (mínima monastrell). Seis meses con sus lías finas tras la fermentación alcohólica en acero y cuatro años de crianza mínimos (de hecho, ahora acaba de salir al mercado la añada 2001) en rima, con fecha de degüelle para elegir el momento óptimo de degustación, ofrecen un panorama, en cada botella, poco habitual en el mundo cavístico. Si a ello le añadimos el precio (ronda los 12-14 euros), la propuesta es casi imbatible. Con todo, estos detalles serían nimios si al abrir la botella las cosas no fueran a la par. Elisabet Raventós 2000 no decepciona: finísimo perlaje que sube en columnas homogéneas a la superfície; color del trigo casi maduro, amarillo bastante intenso; flores de tilo y acacia en su olor; roscón de Reyes con fruta escarchada y olor de bollería (¡las lías!); cremoso y sabroso en boca (12% para una acidez y un azúcar mínimo, muy compensados y equilibrados); largo posgusto con sabor a frutas. Todo ello hace de este cava un acompañante ideal, no sólo para el aperitivo de erizo de Tiriti, sino, casi, para la comida entera. Sin duda, es uno de los que siempre hay que tener en cuenta y, si se puede, a mano.

    4 comentarios:

    tiriti dijo...

    Todo el mérito es del cocinero Iker Erauzkin, que es el inventor de la receta y quien me facilito estas excelentes fotos. Aprovecharé que en enero es el cumpleaños de mi hermana, Elisabeth para hacer los honores con el coulant y la excelente sugerencia de Joan respecto al cava, hacer la receta será más complicado, lo del cava lo veo más accesible. Si os interesa Iker ejerce actualmente de maestro de los fogones en el restaurant Centdivuit de Castelldefels, yo no he ido aún, pero estoy buscando una excusa para celebrar algo y disfrutar de su maestría. http://www.restaurantcentdivuit.com/

    J. Gómez Pallarès dijo...

    Gracias por la precisión, amigo, y por la recomendación. Intentaremos conocer el lugar y al creador de esta fantástica receta.
    Saludos cordiales,
    Joan

    SobreVino dijo...

    Vaya, Joan, coincidimos en el mismo vino en nuestros post de hoy, en mi caso el 2001.

    Coincido contigo: una delicia de cava. Muy acertada la recomendación que me diste de acompañarlo con aperitivos.

    Un saludo,

    SobreVino

    J. Gómez Pallarès dijo...

    Sí, hoy mismo he visto que casi coincidimos incluso en la fecha de publicación del comentario...habent sua fata libelli!
    En cualquier caso, es un gusto que, creo, compartimos con muchos amantes del buen cava. Esta marca de Raventós i Blanc es muy buena y a un precio muy muy conveniente!!! Y ese plus que le añade la chardonnay, me encanta!
    Saludos cordiales!
    Joan

    Publicar un comentario