25 diciembre, 2006

Racimo de riesling para eiswein




Mañana del día de Navidad del año de gracia de 2006. En Barcelona apenas hace frío (10ºC a las 8 a.m.), pero cuando uno piensa en las "blancas Navidades", se acuerda de un tipo muy especial de vendimia. Se trata, como véis en la foto (by Vinard) de la vendimia de uva para realizar el eiswein (icewine). Suele tener lugar, en lugares ya de por sí muy fríos (centro de Europa, zona del Niágara), a finales de noviembre o en pleno diciembre. El contenido en agua de la uva se ha congelado en su interior, sus azúcares se han concentrado y esperan a ser, racimo a racimo, amorosamente recogidos a varios grados bajo cero (a veces, incluso de noche). Pronto iniciará, tras un sangrado por gravedad, una lentísima fermentación que, a tan bajas temperaturas, durará semanas, meses... El final de esta historia llega con los postres del día de Navidad, donde un vino dulcemente natural como el eiswein, a su buena temperatura, se agradece sobremanera.

¡Que paséis un feliz y sereno día de Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario