16 noviembre, 2006

Elias Mora crianza 2001

Tengo para mì que las enòlogas y, en general, las mujeres que se dedican al mundo del vino poseen un don especial que los hombres, por variadas razones que ahora no viene al caso exponer, no tenemos. Hay algo màs allà del saber y de la experiencia acumulada que se nos escapa y mis encuentros con vinos pensados y hechos por mujeres no hace màs que demostràrmelo. Pago del Vicario, la saga de Virgilio en el Priorat (Sara Pérez, vaya) y las Bodegas y Vinyas Dos Victorias (en San Romàn de Hornija), con sus protagonistas en la foto de la izquierda, son ejemplos sobresalientes de lo que pienso. Pero hay muchos màs, y muchos que no salen "en los papeles"! Portugal, por ejemplo, es uno de los paìses donde màs y mejor trabajan y bien poco conocidas son.

De esta Bodega se ha hablado mucho (y màs que se hablarà) y toda su informaciòn se encuentra en www.dosvictorias.com. Sus dos series de vinos, Elìas Mora (DO Toro) y José Pariente (DO Rueda), son sobresalientes y no hacen màs que dar satisfacciones a los buenos aficionados, a precios muy adecuados.

Este "Elìas Mora" crianza de 2001 se sitùa en el centro de su gama de tinta de Toro, entre un vino màs sencillo, con 6 meses de crianza, y el "Gran Elìas Mora", que se hace con la fruta de vinyedos de màs de 50 anyos. Es un monovarietal de Tinta de Toro y ha tenido una crianza en barricas mixtas de roble francès y americano (no sabemos en qué proporciòn ni mi nariz me lo ha "dicho"). Se presenta con 14% y es conveniente servirlo entre 16 y 17 grados de temperatura, habiendo abierto la botella por lo menos media hora antes del servicio (yo no la decanté y creo que no le era necesario).

Tiene el color rojo intenso, profundo, casi càrdeno, de la sangre del pichòn o de la caza algo reposada. Su ribete es un degradado del mismo tono, pero servido en la mesa de un cardenal de la Curia vaticana. Tiene el aroma de la mermelada de frutos negros del bosque, muy matizada por un deje balsàmico que va del tomillo al eucaliptus. Un perfecto trabajo con la madera y con los tiempos de las fermentaciones, ofrece el gran regalo en boca de un vino que se me antoja, literalmente, redondo. La perfecciòn del cìrculo se manifiesta a través de unos taninos deliciosos, que se pasean por la boca casi como la hoja que cae del àrbol, que acaricia la tierra y se va desintegrando en humus, al caer el otonyo, con suavidad, con delicadeza, con el amor de quien vuelve al lugar del que partiò hace muchos anyos. Es intenso pero ofrece un equilibrio (con sus 14 %) que, casi, desconcierta. Su largo posgusto termina regalando notas, muy finas, de ahumado, de torrefacciòn agradable, de ese hogar en el que uno, tras un agradable desayuno de invierno, acaba regalàndose con una ùltima tostada.

Yo lo tomé con unos penne de calibre pequenyo, sazonados con guisantes estofados con hierbas del monte y con una especie de hinojo salvaje, secado al sol y pulverizado. Casò de maravilla y los amigos italianos con los que lo tomé quedaron maravillados. Yo también, claro. Y si os digo que esta botella la compré por 14 euros...sin duda, se trata de uno de los mejores toros que he probado jamàs.

4 comentarios:

magago dijo...

Tengo un gran Elías Mora en la bodega esperando para una buena ocasión de comida robusta y contundente. Ahora me has confirmado las buenas expectativas!

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias por el comentario, Manuel. Y creo que, como dices, puedo confirmar las buenas expectativas: una buena cena de invierno, en un ambiente adecuado y con un gran elìas mora puede ser algo serio, sì senyor! Una buena aireaciòn, su adecuada temperatura y a disfrutar!!! La verdad es que estas senyoras, hasta mi experiencia presente, son un pasaporte seguro hacia el placer.
Un saludo cordial,
Joan

Carlosgrm dijo...

Hola Joan, ya sabes mis magnifica opinion sobre ELias Mora, y tu haces que me ratifique en ello.
Un abrazo y salud.
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, Carlos, lo sé bien!
En poco tiempo algunos hemos probado o, por lo menos, escrito sobre esta "saga" de vinos: también Winecentric le ha dedicado un comentario reciente, aunque él lo comprò 4 euros màs caro que yo.
Un abrazo y salud!
Joan

Publicar un comentario