14 septiembre, 2006

Viña Tondonia Gran Reserva Blanco 1981: para Estrella

Uno de los vinos que más me impresionaron anoche (y quienes me flanqueaban en la mesa, Bibi y Eduard, saben bien cuánto me cuestan estos vinos) fue un Viña Tondonia Gran Reserva Blanco de 1981 (en la foto, que no hace honor al color de 1981, uno de 1987), el preferido de Estrella. No voy a escribir mucho sobre él porque se sabe ya todo: prolongada crianza en barricas viejas, buscan un afinamiento del vino en botella, que le augura siempre, largos años de vida y de placer para quienes lo toman. Esta botella de 1981 se sirvió, tras obligada decantación, a la media hora de haber sido abierta. Craso error porque el vino, que reservamos directamente para el final (¡menos Estrella que lo liquidó con rapidez!), evolucionó y evolucionó, fue abriéndose muy lentamente en contacto con el medio ambiente de la copa y llegó a su redondez a las dos (2) horas. Yo iba pensando para mí "la madera se lo ha comido todo" y no olía más que defectos. Pero, amigos, cuando superé la fase visual (una mezcla de oro viejo, miel de mil flores y ámbar báltico) y el vino se abrió, la explosión fue de impacto: tengo ese olor en la cabeza y ya no se me borra hasta el Alzheimer. Sólo he probado en mi vida una miel que me recuerde el intenso, poderoso, penetrante aroma de este vino: la miel de Sa Carrotja de Ses Salines (Mallorca) porque se presenta bajo una fina capa ahumada, casi a ceniza, que es, para mí, la principal característica de este vino. Los aromas a flores son los del trabajo de las abejas, el color es el de su miel y el fino ahumado es el de la madera vieja, que ha sabido impregnar a este vino, con una sabiduría que durará, todavía, unos años. Cuando se bebe, el punto goloso se ve acompañado por un retrogusto a bizcocho de albaricoques y compensado por una buena acidez. El vino se convierte, entonces, en pura ambrosía, en néctar de dioses.

16 comentarios:

THuRStoN dijo...

Ese Tondonia Blanco del 81' es una joyita de cuidado, para beber lentamente con tiempo y detenimiento. Efectivamente no es fácil de inicio, como tampoco lo son los jereces. Más bien un gusto adquirido, que dirían los ingleses. Pero una vez lo has aprendido a disfrutar es simplemente impresionante, el detalle de su nariz con notas amieladas, ceras, lacas a la vez que fruta amarilla, sinceramente a mi me encanta. A este 81 además le veo tanto potencía o más que a su hermanos mayor del 64. Un valor seguro sin duda.
Saludos!

J. Gómez Pallarès dijo...

¡Bienvenido, Thurston! Y muchas gracias por tu comentario. Digamos que mis gustos personales en materia de vinos blancos (tu pasión y, por tanto, mucho más entendido que yo) no van por este tipo de vinos (los gustos también cuentan, además de los conocimientos y la técnica en la cata de vinos), pero en la noche del miércoles se me abrió un mundo con ese 81. Y casi diría que lo que más me gustó, nos gustó (creo que mis compañeros de mesa iban por el mismo camino que yo) fue tener la paciencia suficiente como para ir descubriendo, a lo largo de dos horas, cómo evolucionaba ese vino en copa. Mi compañero Eduard lo tuvo mucho más claro antes que yo (yo pensé que la cosa no iba durante 1 hora y 3/4), pero cuando se abrió, chico, lo que decía, no olvidaré esos aromas. Espero tener la oportunidad de repetir en mejores condiciones de cata con otra botella, para poder comparar.
Saludos cordiales,
Joan

THuRStoN dijo...

Sin duda, los gustos sin duda van primero, otra cosa es que fueramos profesionales del asunto (no en mi caso). A mi este tipo de vinos me apasionan, esa capacidad de evolucionar en copa y esos detallitos, en boca también me encantan sobretodo cuando la retronasal acompaña y da más detalles. Mis gustos personales son muy enfocados hacia cierto tipo de cosas, aunque no dejo de probar otras radicalmente distintas porque uno se llevas sorpresitas. La verdad es que hablar de este Tondonia Blanco me trae muy buenos recuerdos.
Saludos Cordiales,
THuRStoN

J. Gómez Pallarès dijo...

Ya he leído que, a pesar de la corriente por donde te llevan tus gustos, eres también capaz de montar una buana cata de "color tinto"! La gran ventaja de este mundo del vino es que no nos lo terminamos ni en tres reencarnaciones, no paras nunca de aprender, de conocer, de sorprenderte...es una de las cosas que mmás me gusta de él.
Salud!
Joan

encantadisimo dijo...

A mi me decepcionó un poco ese vino en su día. Interesante, pero encontré a faltar algo de fruta entre tantas mieles, humo, madera y resina (?) pero no me desagradó del todo. Quizá no supe entenderlo o quizá no le dí tiempo. Habrá que darle otra oportunidad.

encantadisimo dijo...

Se me olvidó añadir que posteriormente, en una cata en grupo, me pareció muchísimo más interesante. Quizá esa es su vocación;-).

THuRStoN dijo...

Efectivamente Joan, das con unas de las cosas que más me gusta del mundo del vino, que es precisamente su complejidad infinita. Está claro que nunca jamás terminas de saber/probar/disfrutarlo todo. Jejeje respecto a la cata, a ver si saco tiempo para escribr sobre ella. Fue una cata de Borgoñas de la Côte de Beaune. Muy bonita a mi parecer :-).

Encantadísimo esa fruta que te falta es parte del estilo de estos tondonias, crianzas muy largas en barricas viejas (de ahí la similaridad con los jereces) hacen que las notas frutales estén en decaimiento, a lo más cítricos, orejones o bien membrillo pero predominan las notas terciarias. Lo que decía cuestión de gustos (adquiridos o no), mi peña de cata tenía un compañero que no toleraba el estilo y eso hay que aceptarlo así :-).

Copo de 3 dijo...

Este blanco me deja muy curioso... primero porque no es un perfil de vino blanco que se vea todos los dias, en Portugal no lo tenemos, e despues me encanta conocer nuevos tipos de vinos, donde puedo conseguir estes vino, Tondonia, Gravonia e los precios... el Rosado tambien tiene mucha crianza, donde lo consigo ?

Saludos desde Portugal

Calamar dijo...

Copo de 3: Si quieres probar el vino, una buena opción es que te pongas en contacto con la misma bodega. Me consta que vende vino a particulares.

Además, en su propia web tinen enlaces a dos comercios online que venden su vino. Mira aquí.

http://www.lopezdeheredia.com/naveg4x/index.html

Saludos,

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, chicos,a cabo de volver de la vendimia, de la que ya contaré alguna cosa mañana, y me encanta ver el interés que despierta una "rara auis" como este vino. Encantadísimo, amigo, yo era exactamente como tú, altamente reacio a este tipo de vinos (aparte de que, claro, siempre pueden salir botellas en mal estado, tantos años y no siempre unabuena conservación), pero no supe tener la paciencia suficiente ni la entereza como para superar mi fase de olfato muy negativa para dejar que evolucionara en copa y en decantador. Cuando lo hace, la fruta que puedes detectar, como ya se aountaba, no es la de los aromas primarios sino la de los terciarios, "falsa" fruta (ya me entendéis) de pastelería, de bizcocho de albaricoque...
Calamar ya te ha contestado a la perfección, Joao, sobre donde poder comprar ese vino.
Eso sí, para todos los vinos vale, pero para cosas especiales como ésta más: mente muy abierta y máxima y cuidada preparación de la cata!
UN saludo cordial a todos!
Joan

encantadismo dijo...

o.k. entiendo los planteamientos que presentais. Sólo dejar claro que yo no soy reacio a NINGÚN TIPO DE VINO. Bebo de todo lo que se me pone por delante, sin excepción, e intento adecuarme a su perfil. Después jugzo por las sensaciones que me aporta.

Es simple, y en esa botella de vino que tomé en casa encontré a faltar alguna sensación. Me faltó algo, sobre todo teniendo en cuenta que su precio de entonces rondaba los 30€.

J. Gómez Pallarès dijo...

Amigo Encantadísimo, yo sí era reació, por ejemplo, a este tipo de vinos. Por supuesto, hablo sólo de mi experiencia: leo mucho sobre vino, uva, vinificaciones y viticultura desde hace años y pruebo mucho menos porque mi bolsillo es el que es. No me quejo. Es así. Y sobre este tipo de vinificaciones (Viña Tondonia) me había hecho a la idea mental de que era, casi, exactamente lo contrario al tipo de cosas que yo busco en un blanco. En fin...son cosas que se pasan con la edad...con esta nueva experiencia ya tengo claro, bien claro ahora, que (como tú), primero pruebo, después opino. Porque, al cabo de las dos horas, el vino me acabó gustando mucho.
Saludos cordiales!
Joan

THuRStoN dijo...

Nada Encantadísimo, tu planteamiento es correcto y ya lo había comprendido. Yo tampoco me cierro en banda a ningun tipo de vino, aunque si que tengo algunos fantasmas respecto al nuevo mundo que poco a poco espero desterrar. Las percepciones son muy personales y ya te digo, que si a ti te falto algo en ese 81, nadie puede negarlo. De todas formas 30€ por un reserva con 25años es un regalo (a mi parecer) sobre todo si comparas este 81 con su hermano mayor 64 (impresionante también pero mucho más caro).

J. Gómez Pallarès dijo...

¿Al nuevo mundo? ¿Te refieres a vinos americanos, norteamericanos o...? ¿O a Australia y Nueva Zelanda? ¿O a vinos "estilo nuevo mundo"?
Saludos!
Joan

THuRStoN dijo...

En general al estilo nuevo mundo, aunque por extensión algo de fobía principalmente a los vinos americanos (debido a algún engendro de Turley que probé). Con Nueva Zelanda no hay problema alguno, los australianos también los llevo bien, pero Chile y E.E.U.U, de momento atragantados :-). jejejeje

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, no es poco porque hay cosas bien interesantes en las antípodas.Y en cuanto a las américas, me acojo a lo que comentábamos antes: ya probarás alguna cosa que te haga cambiar de opinión, ya...como siempre. Yo he bebido algunas cosas muy interesantes tanto de Argentina como de Chile y tengo ganas de escribir sobre ello. Tengo el problema de que no es fácil encontrar cosas interesantes en Barcelona a un precio razonable. Pero haberlas, haylas!
Salud!
Joan

Publicar un comentario