25 septiembre, 2006

Tiempo de vendimia con vendimia (iii y final)

Se trata de uno de los momentos culminantes de todo el proceso: el mosto y las pieles de la uva entran en la tina. Según las directrices de cada bodega y de sus enólogos, se realiza el proceso con tinas de uno u otro formato (hay muchas variedades y formas y materiales) y a la temperatura que los expertos dictaminan. Los grupos de frío, interiores o exteriores, ayudan a mantener bajo control la increíble reacción térmica que se produce cuando empieza la fermentación alcohólica


Y al cabo de un cierto tiempo, empieza la gran aventura y metamorfosis: los azúcares de la uva se van convirtiendo en alcohol, y la fermentación y los periódicos remontados, en un auténtico espectáculo de la sabia combinación que se establece entre naturaleza y técnica humana.




Y el derrengado vendimiador volverá a casa, con esa mezcla que os comentaba ayer por la noche, entre cansancio y nostalgia, pensando que el año que viene el milagro del trabajo conjunto de personas y naturaleza, volverá a suceder y volveremos a vivir hechos extraordinarios como los de esta semana (en la foto, la viña de Ullastres, en una ladera de impresión, que jamás había vendimiado: ¡700 kg de trabajo!).

4 comentarios:

Calamar dijo...

Vaya, Joan, a esto le llamo yo no perder el tiempo. ¡700 kg en un dia! Esta vez te ganaste la cena...

Buen reportage,

Salut,

J. Gómez Pallarès dijo...

Gracias, compañero, y gracias por tus palabras: de hecho en dos días fueron más de 2000 kg, eso sí, entre un buen grupo de vendimiadores. A ver si me llega la foto de grupo!
Y cenamos siempre opiparamente: después cuento una de las cenas y un vino interesante que tomamos en ella.
Un abrazo,
Joan

Copo de 3 dijo...

Brillante eno-reportaje.

Un saludo desde Portugal

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias, Joao. Viniendo de un entendido como tú, agradezco de veras tus palabras.
Saludos muy cordiales!
Joan

Publicar un comentario