14 septiembre, 2006

Penfolds Bin Reserve Botrytis Riesling 2000

De la increible colección de vinos de la australiana casa Penfolds (http://www.penfolds.com), en la cena del día 13 se sirvió, con los postres, un Riesling botritizado del 2000. De los aromas que caracterizan elvino hecho con uvas botritizadas hablamos, un servidor y algunos compañeros, en un comentario anterior: la podredumbre noble no caracteriza a sus vinos por el color (la gama es la del ámbar, en este caso, de un tono muy subido, casi de confitura de naranja), sino más bien por su olor. Una mezcla de aromas procedentes de las levaduras (una cierta nota de bollería que, en este caso, iría adornada por alguna fruta con hueso, albaricoque) junto con los aromas de la hierba fresca (¿se puede hablar de "hierba y rocío"?, sinónimo de su insultante frescura y compensada acidez: en este caso, justificada, además, por la baja graduación, 10%, del vino) y, al mismo tiempo, ese aroma de las hojas en otoño, cuando no se han convertido todavía en humus, pero poco les falta. A todo ello, este increíble botrytis australiano, que jamás había probado, añadiría unas notas de raspadura de piel de naranja, un fondo de tabaco (aportación de Calamar) rubio de Virginia (aunque Damián se ría, yo de joven fumaba "Craven A", y el dulzor de ese vino me recordó a ese tabaco americano; a otro le recordaría el Bisontes rubio: no anda tan lejos la cosa) y, en boca, recuerdos de pan de higo (aportación de Bibi). Servido a 9-10 grados, fue un acompañante delicioso de los postres con fruta que nos sirvieron.

Esta foto fantástica del vino comentado, acaba de mandármela Calamar: complementa el comentario de forma estupenda. ¡Muchas gracias, compañero!

No hay comentarios:

Publicar un comentario