20 septiembre, 2006

Mas Doix 2004 Costers de Vinyes Velles

Mas Doix 2004 es un vino que me hace especial ilusión: participé en su vendimia, ayudé en la mesa de selección de la uva, he vivido su evolución en barrica, he anotado en mi mente los aromas de los varietales que componen su ensamblaje y este fin de semana pude, por primera vez, probar una botella. No siendo, por así decir, de la profesión, el hecho de tener todas estas posibilidades en la mano es un lujo, un privilegio, que agradezco muy sinceramente. Es un vino de 15 %, con muy mayoritarias garnacha y cariñena y un toque de petit verdot, con su madera nueva de roble francés (variedades de marcas y de tostados, pero siempre alrededor de un valor medio), alrededor de 12 meses.
Color rojo cárdeno, regio, con un fondo profundo de grosella negra, ribetes violáceos. Fruta madura, bosque mediterráneo, matorral, hoja del geranio, tomillo, zarzamora. Corpulento, taninos a medio domar, rotundo, pero de paso suave, amable. Posgusto con clavo de especia, pimienta roja recién cogida del árbol.
Sin duda, se trata de un vino que necesita todavía algunos años de botella para dar sus mejores notas. No pudimos aguantar y lo probamos, pero hay que comprarlo y dejar que guarde, en condiciones, el sueño de algunos años. Cuando despierte y muestre la feliz combinación de las uvas centenarias con la joven petit verdot, será espectacular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario