30 agosto, 2006

Haikus de Mallorca (ii): pan con aceite

Pocos placeres hay, tan sencillos pero tan sublimes en Mallorca, como su "pa amb oli" (pan con aceite): pan de payés (sin sal), recién horneado, un poco de tomate en rama, sal de cocó (la sal que los pescadores recogen a mano de las cuencas de las rocas en las islas de Cabrera, dels Conills..., en mayo, producto de la casi incestuosa unión del agua de mar con la lluvia de mayo), un chorretón de aceite de Sóller, y a desayunar... La Tierra pararía por unos instantes y yo no me daría ni cuenta.

5 comentarios:

labibi dijo...

m'encanta lo k as dicho !!! y es verdad k yo paro casi todos los dias el reloj a la hora del desayuno , jeje y si no te lo crees preguntaselo a uno de los LL.brothers y te lo confirmara , jejeje
porke no tengo tiempo sino me escapo un dia a mallorca con vueling solo para probar esta sal de coco !!! k maravilloso sabor debe tener !!!!

J. Gómez Pallarès dijo...

No te preocupes, querida Bibi, por la sal de coco: no sólo Manolo Barahona (el de Casa Manolo de Ses Salines) me regaló una poco de la que recolectó él mismo en mayo. También localicé a un pescador en el mercado de Santanyí que me vendió un par de tarros. Cuando me contraten para la vendimia en el Priorat (¡ya falta poco!), paro en la Fonda y nos atizamos un buen desayuno a base de lo dicho. La sal de coco y el aceite de Sóller los pongo yo!!!
Salut!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Por cierto, Bibi, para los amantes de los desayunos (en mmalorquín "berenars"), mallorca es, sin más, la tierra de promisión. No lo dudes, aparte de la sal de coco,q ue pronto catarás, Vueling y hacia el sur!!!
Joan

Francis dijo...

El pan moreno mallorquin es para mi gusto, el mejor pan que existe. He viajado por muchos paises y todavía no he encontrado ninguno que se le compare.
El pa de pagès que se vende en Cataluña, que es donde vivo, es en comparación, un asco y un autentico timo.
De "pagès" solo tiene la forma y un engañoso aire rustico, que logran empolvandolo de harina antes de ponerlo al horno.

J. Gómez Pallarès dijo...

Coincido contigo, Francis, en que el pa moreno mallorquón es de lo mejor, en pan, que uno puede comer por estos mundos de Dios.
Pero por lo menos en Barcelona, donde yo ahora vivo, hay que reconocer que ciertos hornos están mejorando mi percepción del pan que se hace aquí: Vilamalla, por ejemplo; Barcelona-Reikjavik; Turris; Torres, en c/ Roselló y un pequeño etc. En todos estos sitios, algún pan digno (no digo todos, conste) se puede encontrar.
Si salimos de BCN capital la lista se amplía no poco.
Saludos,
Joan

Publicar un comentario