24 junio, 2006

Sant Joan

No se puede negar que soy hombre de fortuna: los primeros regalos que he recibido por mi onomástica y cumpleaños (sí, sí, todo en uno!), han sido el fabuloso libro El vino, uva a uva, que me va a dar largas horas de aprendizaje; y una botela "magnum" de oli Doix, 100% arbequina, que me dará horas de placer. ¿no está mal, eh?

4 comentarios:

Calamar dijo...

Felicidades por tu santo, Joan!

Que curioso, como son las cosas que tuve en mis manos este libro hace unos días, (lo estuve ojeando en la librería de unos grandes almacenes) y me pareció un libro muy interesante, con estupendas fotos de cada variedad: la baya cortada por el medio, las hojas de la parra....

Y que decir del aceite; la arbequina...

Buen regalo, ¡si señor!

J. Gómez Pallarès dijo...

Sí, la verdad es que hacía tiempo que iba detrás del libro, pero cuesta un pastón y he esperado el momento oportuno para "sugerir" el regalo. ¡Y ha caído! Como tú dices, fotos fantásticas, fichas de cada varietal, de los suelos, de las zonas + recetas: una buena combinación. Además, el libro ha recibido ya algunos premios por ahí, buena señal. Ahora empezaré con él. El aceite esperará al desayuno de mañana.
Salut! Joan

encantadisimo dijo...

Felicidades Joan!.

Muy acertado lo del aceite con el desayuno. Yo suelo desayunar aceite de oliva con pan tostado todos los días...yum, yum!!.

J. Gómez Pallarès dijo...

¡¡¡Coincidimos de nuevo!!! Gracias por la felicitación. Y sí, de mis viajes por Andalucía, me traje, años ha, esta fantástica costumbre de desayunar pan tostado con aceite cada día, con algo de embutido también, lo confieso. Y así como me pasa con los vinos (¡a ti también, con este Saó recién salido de bodega y quizás con algún otro), en los que he entrado más a fondo, también gracias a la amistad que tengo con algunos viticultores / bodegueros (de eso hablaré en otros posts, próximanente: mis vinos "amigos"), con los aceites tengo la suerte de tener algunos amigos que los hacen. Y fíjate tú: ahora tengo la arbequina con la que me he desayunado hoy; argudell de Pau-Roses; serrana del Alto Palancia y otra arbequina (la de la cooperativa de La Selva del Camp: donde nuestras amigas de la Fonda Emilio y un servidor compramos los frutos secos). Una gozada, vaya.
Salut! Joan

Publicar un comentario