19 junio, 2006

L'estupenda coca de Sant Joan

Llamadme poco original y os daré la razón, pero una de las cosas que, por ahora, me han encantado de este sistema de comunicarnos, es la generosidad con que la gente prodiga saberes, consejos y sinceridad. Y ya puestos, servidor se llama Joan, cumple, además, años el dia de Sant Joan y tiene a bien considerar como algo especial, por estas y otras razones, el paso del solsticio de verano que, aunque tarde, celebramos por aquí la noche del 23 de junio. Por todas estas razones y porque suelo acompañar a la "estupenda coca de Sant Joan" (Sisa dixit) no siempre de la misma forma (¿qué queréis? A mí me encanta la coca con fruta escarchada y piñones), me gustaría abrir un "concurso de ideas". Con la "armonía" para las lentejas surgieron muy buenos consejos y, ahora, en mi primer Sant Joan "bloggero" o "postero" (que no sabría cómo decir), me gustaría conocer vuestra opinión sobre la coca.
Como ya pasó con la ilustre legumbre, os avanzo mi opinión. Aunque algún buen y entendido amigo mío defiende el cava semi para la coca, yo no he probado nada que me satisfaga del todo en este ámbito. Tampoco he obtenido buenos resultados con ningún moscato d'Asti, la verdad. Mis preferencias se decantan, en estos momentos, por un moscatel que case bien con la dulce fruta, pero que al mismo tiempo aporte frescor y acidez en boca, además de un buen impacto olfativo. Me tienen el corazón y el paladar robados la Axarquía malagueña y, allí, claro está, el moscatel Tres Leones de López Hermanos, por ejemplo; o el Molino Real (o MR, que todo se puede beber) de Telmo Rodríguez, o esa maravilla de la que tanto he leído, que hace esa pareja creo que holandesa, pero de la que no he probado jamás una botella, Ariyanas se llama; o Jarel, etc.
Otra posibilidad, que me subyugó en el pasado Alimentaria, pero que no he probado nunca con coca, es alguna malvasía canaria, no las habituales, sino algo increíble llamado Brumas de Ayosa (2005), de la D.O. Valle de Güimar, con una impresionante acidez y un panorama para no olvidar, tanto en nariz como en boca. No sé cómo resultaría con la coca. Y ya puestos con la malvasía, me encantaría poder ensayar con ella algo que no hace mucho Albert Jané (de Jané Ventura) me dió a probar, procedente de una muestra de barrica: una malvasía de Sitges vinificada como blanco seco, pero con un mundo de aromas que me llevó, casi, a las mañanas del Sauternais o del Dereszla.
En fin, que si a alguien le gusta la coca, ha hecho "experimentos" con su armonía y acompañamiento y quiere aportar ideas y comentarios, será estupendo.


17 comentarios:

encantadisimo dijo...

La tradición exige acompañar la coca con cava, aunque se trate de un semi no me parece una buena armonía.

Mis preferencias con la coca se decantan descaradamente hacia uno de esos dulces de garnacha roja de l'Empordà (Sinols, CdQ, Espelt Airam...) tan finos y ligeros.

En su defecto, los dulces de garnacha de Banyuls, Colliure o los moscateles finos (Ochoa, Chivite, Mendoza...)

Pero al final acabaremos, como siempre, dándole al cava.

Calamar dijo...

Tal como apunta encantadisimo, si te decides por una garnatxa de l'Empordà te recomiendo la de Garriguella, la Negra, la Roja también está bien pero en mi opinión la negra es de las mejores.

Y en moscateles el de la antigua cooperativa Pau-Roses; Sinols (ahora Empordàlia, después de la anexión de la cooperativa de Vilajuïga)

Dos vinos en mi opinión excepcionales.

malaca dijo...

Pues yo por esta vez -y que me perdonen los otros dos "comentaristas"- cambiaría el discurso y me dejaría llevar por el corazón y el paladar hacia esa Axarquía malacitana, con sus uvas de septiembre. Así contribuirías al diálogo norte-sur y darías la razón a Bebe: "Yo soy del sur, tú eres del norte, no hablamos el mismo idioma, pero haremos que no importe". ¡Feliz Sant Joan!

J. Gómez Pallarès dijo...

Estoy de acuerdo; siempre habrá una copa de cava en reserva. Por lo demás, tomo nota de los vinos de Banyuls y aledaños. Me encantan los muscats de Rivesaltes, también y se parecen algo al de la cooperativa de Pau-Roses, en la que compré el año pasado, cuando aún no había cambiado de nombre (o no lo recuerdo, vaya). Su aceite de argudell es uno de los de mi cabezera oleícola.
Por otra parte, me encanta que ambos ponderéis las cooperativas de Garriguella y de Pau-Roses: yo he recalado también en ambas y reconozco que no había pensado en sus vinos para la coca. Muchas gracias por las ideas. Seguiremos dándole vueltas!
Salut! Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Málaca, bienvenido o bienvenida, no sé quién eres pero me toca la fibra que me citen a Bebé porque me encanta, literalmente. Y por otra parte, la Axarquñia malagueña tiene un paisaje que te llena todo. Auqneu no es menos cierto que las laderas de Colliure te dejan, casi, sin respirar también y el Alt Empordà, que no sé si conoces, bufff...
Gracias por el comentario.
Salut!
Joan

encantadisimo dijo...

Estás perdonado malaca. Lo de elegir garnachas norteñas no es por integrismo o nacionalismo (yo bebo y como de todo, sin que me importe su procedencia), sino por una simple cuestión de proximidad.

El tener la zona a tiro te permite conocer con profundidad los productos, muchas veces sobre el terreno y sobre todo, adquirirlos fácilmente, algo que no ocurre con muchos productos de zonas más lejanas.

Sospecho que por ese mismo motivo tú te decantas por lo que te és más proximo, la Axarquía.

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien con el debate, pero aparte de proximidades y facilidades (Encantadisimo tiene razón y solemos tener tirada hacia aquello que mejor conocemos y mejor podemos comprar), aquello más sustancial es el tipo de vino. Y es cierto que poco tiene que ver una garnacha empordanesa o un banyuls con un moscatel de Pau o uno de la Axarquía. Incluso si la uva es la misma, las características del terreno y la vinificación harán que el vino sea distinto. Y por ahora tenemos tres modelos distintos, me atrevería a decir, para la coca (cava al margen, que todavía no ha salido ningún consejo de cava ad hoc!): un moscatel de Alejandría o de grano menudo, bien de l'Empordà, bien de la Axarquía, bien de Navarra (Chivite vendimia tardía, sin duda, entre lo mejor del país), bien de Rivesaltes; o una garnacha de l'Empordà, que poco tiene que ver con los vinos dulcemente naturales, tintos, que se hacen en otras partes del país (con garnacha mismo, con monastrell); o el tipo de vino de Banyuls, que es parecido a la garnacha empordanesa, en mi opinión. ¡Que siga! Joan

Calamar dijo...

Ojo, el moscatell Sinols es un vino de licor (dulce natural).

És decir, el dulzor es natural ya que se debe a los azucares residuales. Pero la fermentación se interrumpe con un encabezado hasta los 15º.

Es un tipo de vino diferente a las otras elaboraciones de moscatel que mecionais.

Calamar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
J. Gómez Pallarès dijo...

Sí, Calamar, es verdad, llevas razón: es un vino dulce natural no "naturalmente dulce" (suena casi ridículo, pero ésa es la diferencia de nomenclatura), y la fermentación se para por la adición de licor de expedición, que así se llama también.
Gracias por la aclaración.
Joan

Gourmet de provincias dijo...

No soy un entendido en vinos y, además, nunca he probado la coca de Sant Joan, pero hasta donde yo se, no parece demasiado diferente de la rosca gallega. Así que, en este caso y aún a riego a equivocarme por la diferencia entre productos, yo me atrevo a recomendar un moscatel de Chipiona, aunque mi elección personal, sin ninguna duda, sería un Moscatel Rojo de Setubal (Portugal). Cualquiera de la zona Setubal-Palmela está bien, pero el rojo me gusta especialmente.

En cualquier caso, que disfrutes con tu elección y ya nos contarás.

J. Gómez Pallarès dijo...

Chico, un buen consejo, sí señor, entre otras razones porque aportas un elemento nuevo a la elección: nunca he tenido la oportunidad de probar este tipo de moscatel portugués. En cuanto pueda, me lanzo a una tienda del ramo a ver si pillo una.
¡Muchas gracias por el comentario!
Joan

Malaca dijo...

¿Con qué acompañarás finalmente la coca de tu onomástica?

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, digamos que he diversificado el "riesgo", por decirlo en broma: habrá cava para quienes sólo desean cava en esta noche (siempre los hay); y habrá dos tipos de moscatel, uno de l'Empordà (el que ponderaba un compañero de la cooperativa de Pau-Roses, Sinols) y otro, de la Axarquía. Por desgracia, no hay forma de hallar en Barcelona el famoso Ariyanas 2004 y me he "comformado" con el Molino Real de Telmo Rodríguez, extraordinario por otra parte. La cosas irá de variedad de rosados para el pica-pica (monovarietales, ya contaré en otro post, de merlot, de petit verdot y de syrah) y moscatel y cava para la coca. ¡¡¡Por suerte, nadie tendrá que coger el coche después!!!
¡Salud y buena verbena a todos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, digamos que he diversificado el "riesgo", por decirlo en broma: habrá cava para quienes sólo desean cava en esta noche (siempre los hay); y habrá dos tipos de moscatel, uno de l'Empordà (el que ponderaba un compañero de la cooperativa de Pau-Roses, Sinols) y otro, de la Axarquía. Por desgracia, no hay forma de hallar en Barcelona el famoso Ariyanas 2004 y me he "comformado" con el Molino Real de Telmo Rodríguez, extraordinario por otra parte. La cosas irá de variedad de rosados para el pica-pica (monovarietales, ya contaré en otro post, de merlot, de petit verdot y de syrah) y moscatel y cava para la coca. ¡¡¡Por suerte, nadie tendrá que coger el coche después!!!
¡Salud y buena verbena a todos!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, digamos que he diversificado el "riesgo", por decirlo en broma: habrá cava para quienes sólo desean cava en esta noche (siempre los hay); y habrá dos tipos de moscatel, uno de l'Empordà (el que ponderaba un compañero de la cooperativa de Pau-Roses, Sinols) y otro, de la Axarquía. Por desgracia, no hay forma de hallar en Barcelona el famoso Ariyanas 2004 y me he "conformado" con el Molino Real de Telmo Rodríguez, extraordinario por otra parte. La cosa irá de variedad de rosados para el pica-pica (monovarietales, ya contaré en otro post, de merlot, de petit verdot y de syrah) y moscatel y cava para la coca. ¡¡¡Por suerte, nadie tendrá que coger el coche después!!!
¡Salud y buena verbena a todos!
Joan

Malaca dijo...

Te lo diré con palabras de los viejos romanos que tanto te gustan: ede, bibe, lude, ueni! y que te aproveche el traguito de la Axarquía!

Publicar un comentario