25 junio, 2006

Evidencias y consecuencias

Me rindo a las evidencias que, por supuesto, acaban trayendo sus consecuencias. Creo que mi familia ha empezado a notar que esto del mundo del vino me lo tomo en serio. Además del libro antes reseñado, ¿sabéis que me han regalado hoy como colofón de los festejos de Sant Joan?

¡¡¡Pues sí!!! la caja de 54 aromas de Le Nez du Vin. Me diréis, y lleváis razón, que lo que hay que hacer es catar el vino y no los aromas artificiales de Lenoir. Pero no es menos cierto que para entrenar la nariz en ciertos aromas no siempre fáciles de encontrar en nuestro entorno y, por lo tanto, también fáciles de olvidar, no hay como tener un buen repertorio a mano. Y éste es completo de veras.

No suelo hacerlo, pero me apetece citar ahora a un poeta sevillano, quizás no muy conocido fuera de Andalucía, pero brillante, que una íntima amiga me ha hecho conocer recientemente, Pablo del Barco. De su libro El Laberinto de las Palabras (laberinto del sentido), Factoría del Barco, Sevilla, 2006, p.53, es ésta definición de la "pasión" (que es la que ahora me anima):

"pasión
las pasiones
armonizan
sinrazones
interpretadas
en inagotable
manantial"

Tersa, viva forma, además, de recuperar la tradición de los poemas acrósticos y mesésticos. Digo.


7 comentarios:

Gourmet de provincias dijo...

Hola:

He leido tu pregunta sobre la uva Albarello y la raya de clavos. Como soy un valdeorrés adoptivo (bueno dejémoslo en que la familia de mi pareja es de ese valle y, por lo tanto, la futura gourmet, que como sabes llegará en septiembre, será también medio valdeorresa) me ha gustado especialmente tu interés por esa región vinícola normalmente poco valorada.

La uva Albarello es de reciente introducción en Valdeorras y, aunque parece que está dando buenos resultados, aún no es competencia allí para la uva Godello. La Albarello es más propia de los vinos del Ulla, que aunque (aún) no tienen D.O. pueden ser de una calidad aceptable. Son los vinos que se producen más cerca de Santiago, en municipios como Teo, A Estrada, Vedra, Boqueixón o Padrón y, tanto por proximidad como por características de la uva, son muy similares a los albariños de las Rías Baixas, mucho más populares.

Por cierto, en esa misma zona algunos productores están experimentando con otras variedades. No hace demasiado me regalaron unas botellas de Pinot Noir casero que, aunque no me parecieron demasiado buenas, son un dato curioso en relación a la evolución de la cultura vinícola de la zona. Además, no descarto que mejoren el producto con algo más de experiencia.

Respecto a la raya de clavos, no es más que uno de los nombres de la Raya Común, un pescado muy apreciado en Galicia (aunque no me encuentro entre sus admiradores) de carne gelatinosa y sabor suave. No te puedo ayudar en cuanto al maridaje Albarello/raya, pero dadas las similitudes de esta uva con la Albariño y lo bien que va esta con los pescados blancos de las rías...

Gourmet de provincias dijo...

Por cierto, ya que te interesas por los blancos valdeorreses, dos recomendaciones personales: los Viña Guitián (especialmente el Guitián Sobre Lías) y el Godeval. Ya me contarás.

J. Gómez Pallarès dijo...

Muchas gracias por la información, compañero. De hecho, pensaba que "raya" ("rajada" en catalán) tenía que ser lo que tú comentas, pero me sorprendía que quien escribe el libro comentara "ahora bajamos por el Sil...ahora abrimos la fiambrera... ahora nos echamos al coleto una raya de clavos"...no asociaba la idea de fiambrera con la de la raya, pescado, vaya. Y lo de los "clavos" ya me despistó del todo: ¿es por la forma? ¿es por una arte de su pesca? Por lo que hace a la fiambrera, igual hay alguna receta que la prepara para tomar fría, no sé, en escabeche ¿quizás?. Aquí en nuestra zona, la raya también se aprecia, aunque sea algo "ingrata" de comer, pero yo siempre la he tomado caliente y en guisos variados.
Muchas gracias por tu información, también sobre los vinos de la zona: yo soy un amante ya "viejo" de los blancos de godello y me encanta esta relación tuya que te hace, adoptione, valdeorrés: el día que monte un viaje de exploración por la zona (hace tiempo que le doy vueltas al tema), te consultaré, con tu permiso.
Por cierto, tengo ahora en la nevera una botella de As Sortes 2005, de la godello de la misma zona, que dicen los expertos (todavía no la he catado, claro) que es de los mejores blancos de este país, añada 2005. Cuando la abra ya os contaré.
Saludos cordiales! Joan

Gourmet de provincias dijo...

Pues cuando te decidas, ya sabes donde tienes un guía, aunque sea a distancia. No se si ya la conoces, pero si no es el caso, la zona de Valdeorras, el bierzo leonés, con el que limita, las montañas orientales gallegas (u occidentales leonesas, como prefieras) y la Ribeira Sacra(de donde es mi abuelo paterno y de donde es característico mi apellido) dan para una escapada más que aceptable. Y si les unes, por ejemplo, el Valle del Silencio, uno de los más bonitos de España y la Maragatería, tendrás uno de los viajes por una zona poco conocida más interesantes que puedas encontrar en la Península, tanto en lo paisajístico como en lo monumental y en lo gastronómico. Ya sabes la fama que tienen la gastronomia gallega y la berciana. Y, por supuesto, a un amante de la antigüedad como tu lugares como las Médulas, el Montefurado o las explotaciones auríferas de O Courel seguro que le suponen un incentivo más.

Puedes alargar la escapada desde solo un par de días hasta más de una semana, sin aburrirte. Y, además, es una de las zonas gallegas con más y mejor oferta de turismo rural. No dudes en acercarte, te llevarás una idea muy diferente a la de la Galicia tópica (o al tópico de Castilla).

Respecto a la raya de clavos, el nombre viene de que esta variedad tiene una serie de aguijones (creo que ocho) a lo largo de la espina dorsal, los clavos, que la diferencian de otras variedades de raya que aquí conocidas a veces, sobre todo en la zona de costa, como Ousas o Usas, que solo tienen aguijón en el extremo de esa especia de cola.

Gourmet de provincias dijo...

En cuanto a recetas frías de raya, aquí es bastante común, aparte de preparala en caldeirada o en guisos diversos, hacer empanadas y fritas las "alas" de la raya. Es frecuente que se coma caliente recién hecha pero que las sobras se consuman frías. Probablemente se referiría a algo de ese estilo, que es la única forma que se me ocurre de prepararla para consumir en frío y de que además tenga una consistencia que aguante un rato en la fiambrera.

J. Gómez Pallarès dijo...

Fantástica información la que me das, compañero,q ue me explica todas las dudas que tenía. ¡¡¡Muchísimas gracias!!!
Y por si alguna duda tenía, las has despejado por completo: mi otra zona, la que mas ganas tengo de conocer, es la Ribeira Sacra. Unir Valdeorras con la Ribeira y, además, poder visitar las Médulas, será algo fantástico. Sólo te pido por ahora (¡no te escaparás tan fácilmente, no!), por favor, que me digas la mejor época para una escapada digamos de tres noches (dejando a los niños en casa es a lo máximo que aspiramos mi santa y yo).
Un abrazo,
Joan

Gourmet de provincias dijo...

Pues yo diría que el otoño es la época ideal. Ya no hace tanto calor, los bosques están espectaculares, es la mejor época para la gastronomía de la zona...

En tres días se ven perfectamente unas cuantas cosas interesantes.

Me pongo a buscar una guía de la zona que le había preparado a unos amigos el pasado otoño. Si quieres, mándame una direccion de email a la que te la pueda enviar a gourmetdeprovincias@gmail.com

Publicar un comentario